Published On: mié, Feb 6th, 2019

NUESTRO PODER DE DECISIÓN DEMOCRÁTICO, por Dr. Rafael Tobías Blanco Vilariño

Nuestras actuales decisiones democráticas no deben ser enfocadas solamente, para solucionar los graves y actuales problemas socio-políticos, sino para nuestras futuras generaciones, para nuestros hijos presentes y para los que se han ido; pues ellos son y serán la fuerza con las cuales podremos reconstruir el país en muy corto tiempo. Por ello, no nos dejemos llevar por el pesimismo de los “Irremediables”. Para ello, deseo recordar a la conducta seguida por la gran civilización francesa, después de los graves daños psicosociales sufridos en la II Guerra Mundial, donde la primera fábrica que este culto país reconstruyó fue la de Lápiz, Cuadernos y Libros; debido a que ello era la mejor forma de re- culturizar a su maltratada juventud y poder así BORRAR el Odio que indiscutiblemente se había generado contra la población alemana, italiana y contra los con-nacionales colaboracionistas. ¡ Y, así fue ¡. Pues una Nación no puede prosperar, si en sus ciudadanos predomina el odio y el rencor social; por ello, nosotros también debemos plagiarlos, y luego continuar con la re-construcción inmediata del TSJ y del CSE: el de abrir de inmediato la Libertad de Expresión Escrita, Radial y Televisiva; por ser ellos hoy día, un muy importante medio de culturización y de reducción del Stress social al que ha sido sometido nuestro país en 20 años de esta Tiranía del Social-fascismo del S.XXI. Única forma de permitirnos el que los destinos del nuevo país, sean regidos por el soberano pueblo y no por los designios de un Dictador con sus bufones cívico-militares.

En una democracia el pueblo es un servidor de la Nación, mas no el destructor de los bienes nacionales: Colegios, Liceos, Hospitales, Medicaturas y de toda institución que preste un beneficio comunitario: creo que este es uno de los mejores aprendizajes que hemos recibido en estos catastróficos 20 años.

Recordemos también, el que el pueblo Inglés y todos los países europeos involucrados inocentemente en la II Guerra Mundial, por el sociópata de Hitler, si le hubieran hecho caso a las declaraciones de Sir Winston Churchill, para “despertar a todas esa Naciones, sobre la amenaza NAZI en 1939, o no se hubiera desencadenado esa destructiva e inhumana Guerra o al menos hubiera podido ser detenida muy a tiempo. Desafortunadamente los venezolanos no tuvimos un Churchill que nos despertara del fatídico sueño de una Venezuela mejor en manos de un fracasado y golpista militar en 1998.

Por ello, estamos hoy comprendiendo mejor el significado de nuestra actual Asamblea Nacional, electa triunfalmente por la Unidad Nacional el 6-12-2015. Hoy, nos está permitiendo comprender que ella representa “El conjunto de Deliberación de una Nación Democrática.”; muy inteligentemente demostrado por su actual PRESIDENTE, al punto de haber logrado la UNIDAD NACIONAL el 23 de Enero del 2019 y reafirmado nuestro Apoyo el día sábado 3- de Enero del-2019. Lo cual se ha convertido en una verdadera Psicoterapia Social, fácilmente observable al ver renacer el equilibrio emocional a todos los niveles sociales, no como una esperanza transitoria, sino como una Realidad de triunfo nacional que transmutaremos en lo inmediato en una Realidad y en la Cristalización del Sistema Democrático.

Todos hemos comprendido que la piel es la que sufre las heridas, las cicatrices y el dolor de los errores humanos, pero que también ella es la que posee el don de sentir la satisfacción de las caricias y del amor; esto último es lo que estamos sintiendo el 90% de los venezolanos después de nuestra Marcha de La Unidad Nacional el día 23de Enero del 2019. Ese placer es el que vamos a transmitir a nuestras nuevas generaciones; muy especialmente a esa juventud que desafortunadamente nos nació después de 1989 y por lo tanto son inocentes ignorantes de lo que significa vivir en una Perfectible Democracia.

Recordemos también, que no podemos demostrar debilidad en nuestros actuales ideales y triunfos cívicos, pues los pueblos que lo han hecho, han fallecido y su sociedad se ha desintegrado. Por ello debemos mantener nuestra cabeza y nuestra Moral y conducta Cívica en alto, lejos del odio y del rencor. Dejemos eso a la Nueva Justicia de un TSJ honorable y probo. EN LA UNIDAD NACIONAL ESTÁ EL TRIUNFO FINAL. ¡VOILÁ¡

Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño.
Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>