Publicado el: Dom, Ene 10th, 2016

Nuevo presidente de Cataluña continúa con los planes rupturistas

Carles Puigdemont
Puigdemont no modifica ni un mílimetro los «planes rupturistas»
Recuerda que la declaración soberanista del 9-N será el eje de su futuro gobierno

«El compromiso se mantiene inalterable». El aspirante a presidente de la Generalitat por el grupo de Junts pel Sí, Carles Puigdemont, ha dejado claro esta tarde que el «proceso soberanista» seguirá marcando el eje y la prioridad del nuevo gobierno catalán. En este senrtido, el todavía alcalde de Gerona ha precisado que la «declaración de ruptura»aprobada por el Parlament el pasado 9 de noviembre es la luz que alumbra al nuevo ejecutivo que tomará posesión esta semana. Los planes rupturistas no se modifican ni un solo milímetro. «El programa que les presentó reitera el que presentó Mas el 9-N», ha asumido Puigdemont, que ha aclarado que la «declaración de ruptura» abría el proceso constituyente, «y no podemos dejar de recorrerlo». «Este gobierno deberá iniciar la negociación con el Estado y las instituciones internacionales para el reconocimiento del nuevo estado», ha añadido.

Puigdemont, que será elegido en primer vuelta tras el acuerdo alcanzado entre Junts pel Sí y la CUP, ha despejado cualquier duda sobre la posibilidad de que su nombramiento y el «paso al lado» dado por Artur Mas, podían significar una modificación o enmienda al proceso soberanista. «Estamos en la etapa de la post autonomía y de la pre indepenencia», ha recordado Puigdemont, fiel por completo al programa rupturista acordado entre la alianza de CDC y ERC con los antisistema de la CUP. Ha recordado en este sentido las etapas del «proceso» que se pretende llevar adelante en una legislatura previsiblemente de 18 meses: culminación del proceso constituyente en su fase participativa, diseño definitivo de las estructuras de estado, tramitación del proyecto de ley del Proceso Constituyente, aprobación de la ley de Transitoriedad jurídica y plena internacionalización del proceso. Por si alguien dudaba, Puigdemont remachó: «Los compromisos permanecen inalterables, pero soy consciente de que el camino no es fácil. No pondremos temeridad, pero tampoco renuncias». Puigdemont, como previa a su intervención ha pedido «perdón» a la ciudadanía por el espectáculo dado durante las negociaciones, y ha agradecido «de manera emocionada» el gesto de renuncia de Artur Mas.

ABC

------

------

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Dogmatismo, Anacronismo y Terquedad son ingredientes de las peores tragedias que la Humanidad ha sufrido. En las antípodas de la Perseverancia, la amplitud de mente y el compromiso con las opciones de progreso y perfeccionamiento de la contemporaneidad. Mantener la tozudez del plan secesionista a comienzos del tercer milenio de la era cristiana, es evidenciar que la mentalidad feudal los domina. Insistir en ser cabeza de ratón, antes que parte de un león, que a su vez integra una poderosa y moderna manada, y para colmo sin consultar a la totalidad de los habitantes de ese espacio, que no son todos catalanes, ni son todos secesionistas, pero permanecen al margen y corren el riesgo de que una minoría les imponga la separación de España, con todas las negativas consecuencias que esa decisión les traerá. Les sobran señores feudales para dirigir cada una de las subdivisiones de esa Cataluña “independiente”, pueden nombrar vicepresidentes de provincia a Artur Mas, Romeba, Junqueras, Pujol, y dejan a Puigdemont a cargo de la provincia de Barcelona, en la que se pueden turnar, y está sobreentendido que el primer decreto de la nueva república debe declarar la interrupción total y definitiva de todos los juicios e investigaciones en torno a irregularidades y corrupción cometidos por los viejos próceres, exonerados por tres generaciones. Que Vivan la pequeñez y los nacionalismos demasiado añejos o ya piches.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>