Publicado el: Sab, Jul 25th, 2015

Obama busca reforzar la cooperación militar con estados africanos que contienen las milicias radicales más violentas

Obama alaba el dinamismo de África y busca reforzar la lucha al terrorismo
El presidente alaba el dinamismo del continente y busca reforzar la cooperación militar

En su cuarta —y quizá última— visita a África como presidente, Barack Obama se centrará este fin de semana en reforzar la cooperación militar con los estados subsaharianos que sirven de muro de contención de las milicias radicales más violentas del continente. Obama aterrizó este viernes en Kenia, la tierra de su padre, y después hará una parada en Etiopía. Kenia y Etiopía son las fronteras de Somalia, y por tanto la trinchera desde la que Occidente combate la expansión del terrorismo islamista desde el país del cuerno de África, principalmente la milicia Al Shabab, un grupo afiliado a Al Qaeda y conocido por ataques como el del centro comercial de Westgate en Nairobi en 2013.

En su prmiera jornada en Kenia, Obama alabó el dinamismo de Africa, un “continente en movimiento” y la “región que más rápido crece”, con una clase media y salarios en constante aumento.

Pero la gira africana en realidad empezó el martes, en Washington, con la visita oficial del presidente de Nigeria. En las visitas al continente en 2009 y 2013, Obama no visitó la economía más grande de África y el primer productor de petróleo del continente; probablemente ya no lo hará. El martes, Obama recibió al nuevo presidente elegido en marzo, Muhammadu Buhari, y dijo delante de él que Nigeria es “uno de los países más importantes del mundo”. Las conversaciones estuvieron centradas en la lucha contra la guerrilla islamista Boko Haram, que opera en la zona fronteriza con Níger y se dio a conocer en todo el mundo en abril de 2014 con el secuestro masivo de más de 200 niñas que siguen en su poder.

Al viajar a Kenia y Etiopía, el presidente se enfrenta a críticas por pasar por alto algunas cuestiones de derechos humanos. El martes, el presidente Uhuru Kenyatta descartó de plano que pudiera siquiera tratar con Obama la cuestión de los derechos de los homosexuales en ese país, donde es un tabú. “No es un tema para la gente de este país”, dijo. “Tenemos cuestiones mucho más importantes que tratar con Estados Unidos”. Ambos se reúnen este sábado y la presión sobre Obama para que saque la cuestión de la represión de los homosexuales se ha intensificado en las últimas horas.

Al viajar a Kenia y Etiopía, el presidente Obama se enfrenta a críticas por pasar por alto algunas cuestiones de derechos humanos
Etiopía recibe 800 millones de dólares al año en ayuda militar para contener a la milicia Al Shabab. Pero el régimen de Hailemariam Desalegn está lejos de ser una democracia respetable. Decenas de periodistas han huido del país por la persecución a la libertad de expresión. El viaje a Etiopía “muestra que la seguridad y el desarrollo a menudo son más importantes que los derechos humanos, con una visión muy cortoplacista”, dijo a The Washington Post la directora de Human Rights Watch, Sarah Margon. La asesora de seguridad nacional Susan Rice aseguró el miércoles que Obama no dudará en hablar de temas espinosos durante la visita.

La visita a Kenia coincide con la Cumbre Empresarial Global. EE UU es el segundo inversor en el continente con más de 80.000 millones de dólares. Pero está viendo cómo le come el terreno China, con una agresiva política de compra de recursos naturales. En intercambios comerciales, hace tiempo que Estados Unidos ha quedado rezagado en su influencia en África a favor de China. El gigante asiático es el primer inversor extranjero en la economía más grande del oriente africano, Kenia (más de 450 millones de dólares), con el doble que EE UU. La relación comercial de África con Pekín se sitúa en 200.000 millones de dólares, más del doble que con Washington. Obama ha criticado la forma en que China devora los recursos despreciando el medio ambiente.

Obama, el primer presidente negro de EE UU, se reunirá con miembros de la familia de su padre
El viaje tiene también un importante componente personal. Obama viaja a la tierra de su padre como presidente, después de haberlo hecho como senador en 2006 y como ciudadano particular varias veces desde la primera en 1987. Obama había prometido que haría este viaje, pero el presidente keniano afrontaba un juicio en el Tribunal Penal Internacional por instigar la violencia étnica que dejó más de 1.200 muertos tras las elecciones de 2007. La retirada de los cargos contra Kenyatta el pasado diciembre ha abierto la puerta a cumplir esta promesa.

Obama fue recibido el viernes en el aeropuerto de Nairobi con un abrazo de su hermanastra Auma. El primer punto de la agenda del primer presidente negro de EE UU fue reunirse con miembros de la familia de su padre, con los que cenó el viernes en el restaurante de su hotel. Junto a él estaba sentada Mama Sarah, esposa de su abuelo y a la que el presidente llama abuela.

La cuestión de la seguridad del presidente ha centrado el debate en las horas previas al viaje. La autoridad de aviación de Kenia hizo saltar las alarmas al hacer público el itinerario del presidente y las horas en las que el espacio aéreo será despejado para que aterrice y despegue el Air Force One. La Casa Blanca aseguró que no piensa cambiar sus planes por este desliz, pero este es un viaje especialmente sensible en materia de seguridad. Al Shabab ha demostrado su capacidad de atacar dentro de Kenia. Solo la semana pasada, el Ejército de EE UU ha realizado media docena de ataques aéreos contra este grupo en Somalia, según CNN.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>