Publicado el: Mar, Nov 24th, 2015

Obama recibe a Hollande mientras es cuetionado en su propio país

Obama y hollande-2-
Obama, acusado de tibieza tras los ataques de París, recibe a Hollande
La mayoría de estadounidenses rechaza la política del presidente contra el terrorismo

El presidente Obama no se sale del guión. Cree en la estrategia de desgaste de Estado Islámico, con ataques aéreos limitados pero constantes y diplomacia para involucrar a los países árabes y resolver el avispero sirio. Nunca un envío masivo de tropas sobre el terreno. Guerra larga y menos comprometida. Pero el problema para Obama también es de tono. Su tibio discurso desde Turquía tras los ataques de París, más sonoro al coincidir a la misma hora con el llamamiento a la guerra de Hollande, ha debilitado la imagen del presidente de Estados Unidos. Hoy, el comandante en jefe lo es menos para los norteamericanos.

La última encuesta publicada, del «Washington Post», da la mayoría a quienes cuestionan su política contra el terrorismo: 54% frente al 40%. Es la primera vez en casi siete años de mandato que son más los críticos. Más datos: tres de cada cuatro piden intensificar los bombardeos y casi son tantos los que creen que pueden ocurrir en Estados Unidos unos atentados como los de París como los que no. El calificativo de «asesinos» que lanzó Obama este domingo a los miembros de Daesh, algo lejano ya del 13-N parisino, sonaba a carga poco espontánea. Ayer, el mismo periódico saludaba en un editorial la «política exterior realista» de Hillary Clinton, la aspirante demócrata a sucederle en la Casa Blanca, y tildaba de «insuficientes» los progresos del presidente en la guerra contra la yihad, resaltando que Clinton aspira a «derrotar y destruir» a Estado Islámico, mientras que Obama no va más allá de «detener o contener» a los terroristas.

Minusvalorar a los yihadistas
No se paran aquí las críticas. Una de las más generalizadas resalta que la Administración Obama y los expertos antiterroristas «han minusvalorado» estos años a los yihadistas. Coincide con ella Fareed Zakaria, escritor y periodista especializado, pese a compartir el grueso de la estrategia oficial.

En un contexto de presión e inquietud, Obama recibe hoy a Hollande. El presidente del bajo perfil da cobijo al presidente determinado a «liquidar» a Daesh. Prueba de su preocupación, el inquilino de la Casa Blanca ha ordenado que los informes militares sobre Estado Islámico «no sean inteligencia matizada por política». Sólo quiere «hechos». Un momento crítico para enderezar el rumbo de la guerra.

ABC

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>