Publicado el: Mie, Dic 30th, 2015

“Oficina de Censura Comunicacional”

censura en vzla 2-
Por: Fernando Facchin B.

La “Oficina de Censura Comunicacional” del perezjimenismo, bajo la batuta de Vitelio Reyes, Manuel Vicente Tinoco y Erwin Burguera, tenía por función las veces de censores de la prensa escrita y radial de ese entonces. Una réplica de ella es “Corporación Maneiro”, bajo la dirección de Hugo Cabezas, quien se ocupa hoy de amordazar los medios de comunicación escrita mediante la negativa a otorgarles papel para su circulación.
El régimen no cree en la comunicación veraz y neutral, sólo reclama noticias complacientes al servicio de sus oscuros objetivos, que los medios de comunicación y los periodistas sean móviles propagandísticos de sus intereses, por ello procuran amordazarlos.
El sentimiento profundo que el Libertador sentía por la libertad de expresión le llevó a aseverar: “La imprenta es tan útil como los pertrechos, es la artillería del pensamiento”, con tal afirmación supo dimensionar sus profundos sentimientos que lo identificaron como un verdadero defensor de la libertad de expresión.
La acción del comunicador social está en función de la sinergia unificadora del periodismo en orientación del valor estratégico y pedagógico de los medios de comunicación para la defensa de las libertades, lo que involucra íntimamente el derecho al libre testimonio, a la libre disidencia y a la libre crítica. La libertad de expresión constituye en sí misma una inequívoca demostración de la existencia de la democracia y una indiscutible salvaguarda de sus instituciones, cual ha sido la nota editorial de El Carabobeño en su octogenaria existencia.
La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela consagra en su texto importantes libertades, al igual incorpora prohibiciones; las libertades se presentan relativas, las prohibiciones tiene carácter absoluto, como por ejemplo “La prohibición a la censura previa (CRBV Art. 58)”; la negativa de entregar papel a El Carabobeño significa una censura previa, lo que está absolutamente prohibido en el texto fundamental, en consecuencia, es inconstitucional todo mecanismo, triquiñuela jurídica o artimaña política que vulnere los derechos fundamentales del pueblo, especialmente los que tienden a neutralizar las voces de alerta sobre actuaciones que hieran la soberanía nacional, la independencia económica y política y la dignidad ciudadana.“El peor de los males, es el que oprime el pensamiento”.

ffacchinb@gmail.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>