Publicado el: Mie, Ago 17th, 2016

Opinión: El legado histórico de un narcoestado por Beltrán Vallejo

Nestor-Reverol-comunidades-Foto-AVN_NACIMA20150829_0031_20

El legado histórico de un narcoestado

Por supuesto que el imperialismo existe, y el expedientes del narcotráfico es uno de sus favoritos para su intervencionismo; pero también es cierto que aquí en Venezuela manda el delito, que estamos en manos de forajidos, y ni usted, ni yo, ni los millones de venezolanos nos merecemos pagar las consecuencias que se generan cuando unos por ahí “se comen la luz”.

Estoy consciente de que está en el tapete la desesperación colectiva ante el desabastecimiento y la hiperinflación, pero la acusación efectuada por el Fiscal del Distrito Este de Nueva York, Robert L. Caspe, contra el ex comandante de la GN, Néstor Reverol, hoy flamante Ministro de Relaciones Interiores, donde se le endilga complicidad en el tráfico de drogas desde Venezuela a EEU, configura, a mi criterio, una dimensión preocupante.

Les confieso que me inquietan estos señalamientos porque presiento que se avecinan momentos terribles para toda la sociedad venezolana, y lo digo fundamentándome en capítulos anteriores de la historia latinoamericana que tuvieron como centro unos sendos expedientes concebidos desde instituciones judiciales norteamericanas contra representantes fundamentales del poder político y militar en algunos países. De todos esos casos, y que por cierto los implicados terminaron muy pero muy mal, me quiero referir específicamente al de Noriega en Panamá.

Recuerdo que sobre el “hombre fuerte” panameño, el dictador Manuel Antonio Noriega, los tribunales de Tampa y Florida le presentaron cargos por narcotráfico en febrero de 1.988. En ese momento, era el jefe de las fuerzas armadas panameñas, y antes de ser destituido por esta acusación, promovió el derrocamiento del Presidente Del Valle y colocó a un “títere” en la alta magistratura, un tal Manuel Solís Palma. A partir de ahí, el país del istmo sufrió una especie de bloqueo por parte de los gringos, agudizando su crisis económica, y para más complicación, Noriega desató la represión, y hasta un parlamento nacional arrodillado le otorgó plenos poderes.

En un 20 de diciembre de 1.989, los objetivos militares del país centroamericanos fueron bombardeados simultáneamente y ese pueblo fue invadido en un santiamén por 26.000 infantes de marina norteamericanos en la denominada operación “Causa justa”, provocando más de 5.000 muertos, sobre todo en los barrios pobres de la capital. El propio Noriega fue sacado a rastras de su escondite en la Nunciatura Apostólica y a empujones lo metieron en un avión que se dirigió hasta Miami donde fue recluido en la prisión del condado de Miami-Dade. Cabe destacar que en su juicio, realizado en 1.992, se le presentaron 8 cargos por tráfico de drogas, crimen organizado y lavado de dinero, siendo condenado a 40 años de prisión.

Visto este cuadro del pasado histórico de Panamá con Noriega, ¿qué se puede esperar con esta acusación de narcotraficante sobre el general Reverol y sobre el general Edyberto Molina, por lo que en los actuales momentos son fugitivos de la justicia estadounidense?; ¿qué podemos esperar de esas acusaciones de vínculos con el narcotráfico que pesan sobre figuras como el capitán(r) Vassyly Kotosky Villarroel, el capitán de navío(r) Rodríguez Chacín, el general Hugo Carvajal, el general Henry Rangel Silva y pare usted de contar?

Sólo le pido a Dios que por culpa del jibarismo gamberro de los milicos que nos gobiernan, no vayamos a sufrir los venezolanos nuestro propio barrio del “Chorrillo”, aquel sector humilde de Panamá, donde quedaba el Cuartel General de las Fuerzas de defensa durante el gobierno de Noriega, y que debido a esta “mala leche” quedó arrasado como “daño colateral” de la invasión gringa.

Por supuesto que el imperialismo existe, y el expedientes del narcotráfico es uno de sus favoritos para su intervencionismo; pero también es cierto que aquí en Venezuela manda el delito, que estamos en manos de forajidos, y ni usted, ni yo, ni los millones de venezolanos nos merecemos pagar las consecuencias que se generan cuando unos por ahí “se comen la luz”.

Fuente: Tal Cual digital

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>