Publicado el: Sab, Ago 27th, 2016

Opinión: “Nicolás en el país de las amenazas” por Luis Chataing

Luis Chataing june

NICOLÁS EN EL PAÍS DE LAS AMENAZAS

Saludos apreciados lectores. “Arrechito murió cagando” inicio mi artículo de hoy con esta profunda reflexión que nos transporta a tantísimas escenas en que un desafiante personaje en tiempo récord recoge la cola entre sus piernas y busca refugio en el regazo de su madre frente al poderoso alzamiento de quién por largo tiempo fue penosamente humillado.

En esta ocasión los humillados somos NOSOTROS, los venezolanos, y el bravucón es el Gobierno nacional en la vocería de cualquiera de sus añejados representantes. A partir del arribo de Hugo Chávez a la Presidencia de la República fuimos testigos de la transformación del candidato (yo jamás haré esto o aquello) al neo-dictador (ESTAN CONMIGO O ESTAN CONTRA MI) pasando por el debut de frases destempladas pronunciadas en medio de eufóricos episodios “Váyanse al carajo pitiyankees de mierda” o “Al enemigo ni agua”.

Los ataques y fuertes descalificaciones a quiénes pensamos diferente encontraron justificación entre los fans del Responsable Supremo con la excusa de que a él había que entenderlo porque él era así, sin calcular que una persona que actúa de esa manera eventualmente también pasa por encima de aquellos que una semana atrás le hacían la corte.

La amenaza impune, la retorcida concepción del poder como un Pent-House que se impone sobre los demás niveles del edificio a partir del amedrentamiento, dio origen a programas de televisión que el Socialismo del Siglo XXI recordará como bastiones de la deformación del gentilicio venezolano, cómplice necesarios para la intimidación del (según ellos) ENEMIGO. Muy bien, ya pueden bajar la mano Mario Silva, Diosdado Cabello, y los mini-pops de la maldad-tutti frutti: Zurda Konducta.

Las amenazas al Imperio, responsable de todo lo malo, no lo digo yo lo revelan el millar de pruebas jamás presentadas que en su momento el bisnieto de alguien sacará a la luz pública. Decía, las amenazas el Imperio dejaron claro ante el mundo que no hay nada que intimide con mayor eficiencia que incrementar la venta de barriles de petróleo al villano del cuento, mientras más tensas fueron las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos más petróleo criollo le vendimos, POING!

La sumisión de los Poderes Públicos al beneplácito del Ejecutivo brindó a la “revolución más humanista que haya conocido la historia” el oxígeno necesario para robustecer las amenazas: la impunidad. Confiscación de tierras y empresas, persecución a periodistas, cierre de medios de comunicación, y presos políticos, son los trofeos que exhibe el gobierno más democrático de nuestra historia.

Mientras, los venezolanos, democráticos hasta los huesos, nos aferramos a la Constitución, a las leyes, como lo hace un trapecista al trapecio, como única esperanza para evitar caer al vacío, que en nuestro caso es la violencia, no la que promueve el oficialismo desde sus bandas armadas, la violencia que en el vencimiento de la razón persigue hacer justicia con sus propias manos. No ha sido así, confío en que nunca sea.

Incoloro, el engaño populista del siglo XXI enfrenta el resultado de su gestión, enfermedad, hambre, miseria, muerte, el irrespeto a la voluntad de las mayorías reflejada en el resultado electoral de diciembre 2015, el desempeño del TSJ contra-corriente, la creación de poderes imaginarios que remplacen a los establecidos, y finalmente, la dilatación en la fijación de la fecha para realizar el referendo revocatorio, la consulta popular de permitirá contarnos y salir de la duda de si queremos un cambio o preferimos llevar más palo.

La vida ha sido generosa conmigo, soy padre de dos (y un tercero que está por llegar), en un ejercicio imaginario en el que mis hijos pequeños pelean por un carrito, por cuál comiquita ver, o por quién de los dos es dueño de mi cariño, comprendo mi papel, soy el conciliador, los quiero a los dos, debo velar porque cada quién tenga su espacio, reconozca y acepte el del otro. En nuestro caso, papá es el presidente, inevitablemente debe mostrarse interesado por todos nosotros, sin favoritismos, sin parcializarse, procurando la convivencia sin descanso. El trastornos sembrado por Chávez entre su equipo de trabajo impide que entiendan el ejercicio del poder de esa manera.

No quieren cambiar, están acorralados por el fantasma, y siguen las amenazas, entre las más recientes “Lo que pasó en Turquía no será nada si la derecha intenta un golpe de Estado” y aquí va la comedia!

NUEVAS AMENAZAS DE NICOLAS MADURO:

*Lo que pasó en la Estrella de la Muerte no será nada si la derecha intenta un golpe de Estado.

*Lo que pasó en la oreja de Holyfield en aquella pelea con Tyson no será nada si la derecha intenta un golpe de Estado.

*Lo que pasó en el Caracas Hilton la primera vez que llegó Menudo, se acuerdan, cuando Ricky estaba chiquitico, y tenía aquella sonrisa que enamor… NO SERA NADA SI LA DERECHA INTENTA UN GOLPE DE ESTADO!

No habrá golpe de Estado porque todos lo rechazamos, sería apagar el fuego con gasolina. EXIGIMOS REFERENDO REVOCATORIO ESTE AÑO.

Es todo por hoy, así está el mundo, así está Venezuela, o al menos así lo veo.

Fuente: Caraota Digital

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>