Publicado el: Vie, Sep 2nd, 2016

Opinión: Septiembre, un mes épico, por Alejandro Conejero

toma de ccs 2

Alejandro Conejero: Septiembre, un mes épico

Los sucesos del 1ero de Septiembre en la Toma de Caracas tienen pocos antecedentes en Venezuela. Para muchos intelectuales venezolanos, quitando el 23 de Enero de 1958, los movimientos democráticos venezolanos carecíamos de una narrativa épica que nos permitiese hilar un discurso y un accionar con calada. Parecía que la palabra democracia era sosa, sin significante ni significado. Tanto era así, que nuestros referentes y nuestros emblemas no eran más quereinstitucionalizaciones de los héroes militares que ha enarbolado el chavismo.

Pero, algo ocurrió este día. Tras el discurso agresivo y desafiante del chavismo, asegurando que la oposición sería, no solo incapaz de concentrarse en Caracas, sino que también sería incapaz de entrar en la capital de nuestro país. A punta de insultos y amenazas, Maduro desplegó sus fuerzas militares y policiales por todos los accesos a la ciudad. La Autopista Regional del Centro, la Autopista Gran Mariscal de Ayacucho, la Carretera Panamericana y demás accesos, tenían acabalas, peajes y piquetes armados hasta los dientes con tanquetas, perdigones y gas.

Sin embargo, algo impresionante pasó. Un sacerdote, proveniente de Oriente emprendió un viaje a pie desde Anzoátegui hasta Caracas. Algo que lucía imposible, imprudente, inconcebible, un hombre, con sotana negra, sombrero de paja, un rosario y su morral, salía a caminar más de 300 kilómetros para  ofrecer unas palabras en la gloriosa “Toma de Caracas”. A tal proeza no tardaron en sumársele más héroes. Las etnias indígenas del Amazonas también emprendieron su viaje, algunos en alpargatas, otros descalzos, todos en guayuco. De Barquisimeto salieron hombres y mujeres en sillas de ruedas, de Valencia jóvenes que se enfrentaron a 6 piquetes de la GNB y la PNB.

Lo más sorprendente no es esto, sino la reacción de los manifestantes que se encontraban desde las 2 de la mañana en camino a Caracas cuando se topaban con una alcabala. Paz, cordura y resistencia fueron los principios que prevalecieron. No importó lo que hicieron los cuerpos policiales, no importó la operación morrocoy, no importó la represión, las bombas o los perdigones, los venezolanos caminaron, caminaron y caminaron.

Más de un millón de manifestantes se concentraron en Caracas, eso sin contar quienes manifestaron desde las capitales del interior del país. Todos en paz, sin disturbios, sin caer en provocaciones, con disciplina no violenta. Definitivamente, una demostración de democracia en la calle. La Mesa de la Unidad Democrática condujo con coherencia, de acuerdo a lo que había anunciado y prometido. Sin duda alguna, los venezolanos contamos con una épica victoria, donde demostramos que no existe capacidad militar y policial para detener una manifestación popular organizada y masiva como la del 1ero de Septiembre, pero más importante aún, demostramos que la Mesa de la Unidad Democrática es capaz de convocar dichas manifestaciones.

Le toca al madurismo hacer su jugada. Ya la Mesa de la Unidad Democrática ha convocado a una nueva manifestación para el 7 de Septiembre. Si algo es seguro, es que Septiembre debe ser, y será, el mes de la épica victoria de la democracia. El 1ero de Septiembre es nuestro 23 de Enero, es nuestra semana del estudiante en 1928, es nuestro acto que va a quedar en los libros, no como un golpe, no como una revuelta, sino como el día en que la democracia tomó Caracas.

Fuente: Asunto País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>