Publicado el: Lun, May 30th, 2016

Opinión: Talento sin probidad – Fernando Facchin B.

 

simon-bolivar-1

Dentro de las acepciones del término talento encontramos que significa: “Dotes

intelectuales de una persona. Entendimiento, inteligencia. Aptitud y capacidad

para el desempeño o ejercicio de una ocupación o actividad.” y probidad significa:

“Honradez, integridad, rectitud de proceder.” Con razón el Libertador no dudó al

decir: “El talento sin probidad es un azote.”

A propósito del título de este espacio refiero que talento y probidad son dos de

los elementos fundamentales que inspiran el principio de la moralidad judicial,

mediante el cual se sostiene que los jueces deben actuar conforme a la justicia, no

podemos olvidar que “La perfección del ordenamiento jurídico positivo se muestra

por el grado en que logra moralizar a la sociedad.”, por ello “El talento sin probidad

es un azote.”

La reciente decisión dictada por la SC/TSJ sobre la permisividad otorgada a la

doble nacionalización para ejercer cargos públicos reservados a venezolanos por

nacimiento, es una violación más de los principios, no interpretativos, contenidos

en la Carta Magna que lesiona gravemente la legitimidad y majestad del Poder

Judicial y causa un inmenso daño al Estado de Derecho, agravando el estado de

deshecho.

Las últimas decisiones serviles al régimen, dictada sin ética, sin probidad

jurídica, politizan la justicia y judicializan la política, quebrando bochornosamente

la integridad del Poder Judicial y produciendo una involución constitucional

inaceptable, esas sentencias son una indecente maniobra judicial para favorecer

los caprichos y exigencias del régimen, ello nos demuestra que en la SC/TSJ no

sólo están los supuestamente más preparados y competentes, sino los más

complacientes y dispuestos en devolver las gracias recibidas del régimen. “El

Talento sin probidad es un azote”.

El servilismo judicial es un lastre para la credibilidad del sistema judicial y lo

más grave e inconcebible es que sea la propia S/CTSJ quien arremete contra el

Estado de Derecho y contra la propia Constitución, lo que en sí mismo provoca su

descrédito y deslegitimación, demostrando que para el oficialismo existe una

bochornosa justicia a la carta, a su juego de intereses políticos, dando paso a una

de las fuentes más notorias de la inseguridad jurídica, impregnando de bochorno

la noble tarea de impartir justicia dentro del principio de la ética profesional, “El

talento sin probidad es un azote”.

Las últimas decisiones serviles al régimen, dictada sin ética, sin probidad

jurídica, politizan la justicia y judicializan la política, quebrando bochornosamente

la integridad del Poder Judicial y produciendo una involución constitucional

inaceptable, esas sentencias son una indecente maniobra judicial para favorecer

los caprichos y exigencias del régimen, ello nos demuestra que en la SC/TSJ no

sólo están los supuestamente más preparados y competentes, sino los más

complacientes y dispuestos en devolver las gracias recibidas del régimen. “El

Talento sin probidad es un azote”.

Me pregunto, ¿Existirá el delito de cohecho en esa decisión?, no lo puedo

afirmar por cuanto carezco de las pruebas necesarias para ello, pero, recordemos

que cohecho es uno de los delitos propios de la corruptela judicial y política y no

es otra cosa que el soborno, la seducción o la corrupción, en el caso en comento,

de un juez, para que resuelva sobre lo exigido por otro órgano del poder público o

por un tercero, de existir, en el caso que me ocupa, el cohecho, estamos ante un

talento sin probidad.

Decisiones como las referidas en este artículo, quebrantan la estabilidad

institucional y la paz social, afectando gravemente el orden público constitucional,

quedando para la historia jurídica del país como una nefasta actuación alimentada

por una irracional apetencia por el poder y el dinero que no conoce límites éticos ni

institucionales.

El autor alemán R. Von Ihering en su obra “La Lucha por el Derecho”, nos hace

saber: “La fuerza de un pueblo responde a la de su sentimiento del derecho”. El

pueblo venezolano sabrá asimilar en toda su extensión las tantas desviaciones

que se han hecho de la Carta Magna, por unas irritas decisiones que destruyen los

principios constitucionales y los convierte en letra muerta, ligando su suerte a la

complacencia político/crematística, pero aun así la sociedad sabrá reivindicar los

principios vilmente vulnerados por el azote de un talento sin probidad.

Hoy podemos decir que la SC/TSJ con sus decisiones ha creado “la crisis de la

crisis” y ello nos lleva a pensar ¿Qué triquiñuelas o trapisondas seudo jurídicas

podría aplicar la SC/TSJ para evitar la realización del Referendo Revocatorio?

Para la AN es tarea prioritaria en el futuro inmediato, transformar en poder

judicial, no sería razonable que se lleve a cabo una transición en las condiciones

de inseguridad judicial vigente, es necesario evitar una crisis de fondo en la

transición como la que estamos viviendo en la actualidad, la cual se presentará si

la institucionalidad judicial sigue en las mismas manos de quienes la detentan hoy;

corriendo el riesgo de fracasar en la reconstrucción del país, por cuanto

estaríamos en presencia de la disolución de las instituciones y del avance

desmedido de la corruptela institucional, lo que no permitiría al gobierno de

transición ejecutar las acciones necesarias para la transformación y recuperación

del país. Recordemos: “El talento sin probidad es un azote.”

Fuente: Fernando Facchin B.

 

 

 

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>