Publicado el: Vie, Sep 2nd, 2016

Opinión: Un Santos muy chavista, por Francisco Santos Calderón

Santos y Chávez

Un Santos muy chavista

Hace más de cinco años cuando todavía me permitían escribir en los principales diarios de la capital hice una columna editorial donde decía que el presidente Juan Manuel Santos iba a ser el Rafael Caldera colombiano. ¿Cómo? Pues abriéndole las puertas al populismo del siglo XXI en nuestro país a través del proceso de paz con las FARC, tal y como lo hizo el ex presidente venezolano al abrirle las puertas de la cárcel al coronel golpista Hugo Chávez.

Lo que nunca me imaginé, y la verdad suena risible pero es verdad, es que a pesar de que esa analogía hoy en día sigue siendo válida, hay otra que es más cercana a la realidad. Juan Manuel Santos hoy se parece, por abuso del poder, más a Chávez que a Caldera. Veamos cómo.

Recuerdo hace unos años a Chávez caminando por Caracas y viendo edificios o propiedades de distinto tipo. Las señalaba y le decía a una estafeta “exprópiese”. Pues en nuestro país a una empresa petrolera que se gastó más de cinco años y millones de dólares para sacar de manera transparente y cumpliendo todos los requisitos legales una licencia de exploración, el presidente ordenó por un tweet al funcionario respectivo revocar la licencia.  Sin fórmula de juicio, sin apelación y violando la ley el funcionario tuvo que cumplir la orden de su jefe. Todo para calmar un escándalo mediático.

Hoy sucede lo mismo con las tierras que son invadidas sin posibilidad de recuperación o “restituidas” en unos procesos poco transparentes. Además, en el acuerdo con las FARC estas arbitrariedades en contra de la propiedad se van a convertir en pan de cada día, lo que pone en inmenso riesgo la propiedad privada agraria. ¿Les suena?

Ahí no terminan las similitudes. El plebiscito para aprobar el acuerdo de paz es otro ejemplo. Como su nuevo mejor amigo Hugo Chávez, Santos cambió las reglas para acomodarlo a sus necesidades. La ley decía que se necesitaba la aprobación de una cuarta parte del censo electoral y de un plumazo lo rebajó al 13% para evitar que la abstención fuera una alternativa para la oposición. Además, impidió el voto en blanco para cerrar otra alternativa al Sí. ¿Les suena?

Si ustedes, queridos lectores venezolanos, hubieran seguido los debates tanto del Congreso como los de la Corte Constitucional se habrían quedado sorprendidos con la similitud en el accionar de estas dos instituciones totalmente entregadas al poder presidencial, tal y como sucedió, y sucede, con el Poder Judicial en el vecino país. Santos, a punta de chantajes burocráticos y de intimidación, logró acabar con la separación de poderes en Colombia.

Escuchar, leer o ver los principales medios colombianos es percibir un unanimismo, con pocas voces disidentes, y un desequilibrio informativo de tal magnitud que hace unos días un portal serio descubrió un testigo que demostró cómo el tema del hacker, que fue fundamental para que Santos fuera reelegido, había sido un montaje del fiscal de la nación y el presidente para desprestigiar la campaña opositora. Para los grandes medios tradicionales semejante noticia no existió. ¿Les suena?

Hoy, conseguir recursos para la campaña es casi imposible, pues los empresarios viven aterrados con la retaliación del gobierno. Al grupo Ardila, que ha tenido gran independencia, lo han multado y le investigan actividades que a otros empresarios que apoyan el gobierno y hacen lo mismo, no. La reforma tributaria y el nuevo tribunal de paz que se crea junto con las FARC, son espadas de Damocles que amenazan a los empresarios que apoyen el No o que hagan oposición. ¿Les suena?

Finalmente, el Congreso aprueba una ley habilitante al presidente para expedir durante seis meses las leyes que crea necesarias para implementar el proceso de paz. ¿Les suena?

Estos son unos pocos ejemplos de los abusos de poder con que Santos ha logrado gobernar este país. Y son precedentes que muy seguramente conducirán a esta maltrecha democracia por el camino que Venezuela hoy recorre. Triste y risible, pero cierto.

Fuente: El Nacional web

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>