Publicado el: Mie, May 3rd, 2017

Opinión: Venezolanos, no tropecemos dos veces con la misma piedra


Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño.

La vigente corriente humanística-renacentista y democrática de la Venezuela contemporánea, nos pre-planteamos de acuerdo a los últimos bizarros acontecimientos sucedidos en el país a nivel gubernamental, que al obrero de Miraflores se le debe evaluar muy estrictamente de acuerdo a su deficiente coeficiente intelectual, de su hipócrita capacidad de amor para el ciudadano y para la nación a la que él no pertenece legalmente. Ello debido, a que hasta el presente solamente nos ha demostrado el preferir el conflicto sobre la cooperación y el amar mas el poder que a la paz nacional, sin importarle en lo mas mínimo, las funestas consecuencias de sus constantes incumplidos ofrecimientos; lo que aunado a su inestabilidad emocional y menosprecio por las ciencias y los avances tecnológicos, lo que ha sido un importante factor agravante en la evolución socio-políticas del país y de nuestras relaciones internacionales. En este sentido creo prudente recordar a ese gran filosofo y ensayista Español Ortega y Gasset (1883-1955) al referirse a la utilidad del hombre, de acuerdo al momento en que se desempeña como ser útil y creativo en la sociedad donde se desempeñe, al manifestarnos: “ El que ningún sujeto puede saber nada de las cosas, sino está presente en ellas, debe ser un individuo proyectado hacia el futuro, amante de la libertad, estando solamente limitado por las circunstancias y usar la razón para comprender la vida..”, lo que él resumió como “Yo soy yo y mis circunstancias” o “El hombre y sus circunstancias”. Hoy día, los venezolanos, no logramos comprender como en este sistema Comunistoide, circunstancialmente a un militar, se le otorga un “Poder Supranacional”, para que se encargue de solucionar los problemas militares, económicos, políticos, de salud y de alimentación, donde estamos consciente de que carece de tales conocimientos científicos y estratégicos, demostrado por su escuálida oratoria, aunado a su desconocimiento de nuestra Constitución. Se tiene que entender, que esos problemas son solucionables por profesionales universitarios altamente capacitados en los complejos campos de la Epidemiología, Economía, Sociología, Politología etc., quienes si están preparados para comprender la etiología, profilaxis y enfoque de los mismos para el bien comunitario estando incluido lo militar. Académicamente está hartamente demostrado, que todo aquello que se sale del campo científico- administrativo y de la estadística, caen en el campo de la Bufonería por su propia incompetencia y por el solo hecho de complacer a su superior; lo que habitualmente culmina con un polifacético dolo y con un rotundo fracaso; que son encubiertos con rotaciones de cargo y justificados luego por grandes y siniestras intrigas, que impidan perder su supuesto prestigio profesional y de haber sido un ciudadano patriota o el de ser ascendido a general en jefe.

De estas realidades, los venezolanos hemos acumulado una amplia experiencia en estos 18 años del socialismo fascista del S.XXI. hoy Comunistoide. Por ello, hoy comprendemos muy bien el ejemplo del pueblo inglés, cuando el ciudadano Sir Winston Churchill, previno en 1939 a su Parlamento, sobre el peligro que para ellos representaba la Alemania Nazi; lo cual ellos no entendieron y lo pagaron muy caro; los venezolanos también hemos sufrido en carne propia las funestas consecuencias del Social-fascismo del S.XXI. Por ello, no creo que nos volvamos a tropezar dos veces con la misma piedra, después de la farisaica propuesta hecha el día 1- de mayo del 2017 de solicitar una “Constituyente” donde solamente serán los adictos al régimen comunistoide, quienes puedan efectuar dicha votación!VOILÁ¡

*Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>