Publicado el: Sab, Mar 1st, 2014

OTAN abordará amenaza rusa a Ucrania

 Embajadores de la OTAN se reunirán para abordar situación Ucrania

Obama advierte a Putin por violar la soberanía territorial de Ucrania. Los  presidentes de EEUU y Rusia hablan por teléfono durante hora y media

Washington se retira de las reuniones de la cumbre del G-8 que va a celebrarse en Sochi en junio

 El Consejo del Atlántico Norte se reunirá el domingo a partir de las 12.00 GMT para coordinar una posición respecto a “la grave situación de Ucrania”, dijeron el sábado fuentes diplomáticas aliadas.

Tras la reunión del Consejo del Atlántico Norte, la más alta autoridad de la OTAN, los embajadores aliados celebrarán otro encuentro con la comisión de la Alianza y Ucrania, el foro de consultas responsable de abordar los asuntos de seguridad común entre ambas partes, agregaron las fuentes.

“Rusia debe respetar la soberanía de Ucrania, su integridad territorial y sus fronteras, incluyendo los movimientos de las fuerzas rusas en Ucrania”, destacó el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, en su cuenta oficial de Twitter.

Asimismo calificó, en otro mensaje en la misma red social, de “grave” la situación que se vive en Ucrania y en la región autónoma de Crimea, después de la autorización del Senado ruso del envío de tropas de ese país para estabilizar la situación en esa península, con mayoría de población de origen ruso.

Las fuentes indicaron que tras la reunión de los embajadores aliados, se convocará una reunión de la Comisión OTAN-Ucrania, establecida en julio de 1997, y el órgano responsable de desarrollar las relaciones entre las dos partes y órgano de consultas entre los aliados y Kiev en asuntos de seguridad de preocupación común.

Durante la reunión de ministros de la OTAN celebrada esta semana en Bruselas, los aliados mostraron su “preocupación” por Crimea y urgieron a Rusia a evitar cualquier acción que pueda incrementar la tensión en la crisis de Ucrania y dar pie a malentendidos.

La reunión antecede  a la que los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) celebrarán el lunes en Bruselas y que ha sido  convocada el sábado de urgencia por la jefa de la política Exterior y de Seguridad Común comunitaria, Catherine Ashton, por el aumento de las tensiones en esa región autónoma ucraniana.

“Una reunión extraordinaria del Consejo de Asuntos Exteriores se celebrará el lunes para discutir la respuesta de la UE a estos desarrollos”, señaló Ashton en un comunicado.

“Lamento la decisión del sábado por parte de Rusia en el uso de las fuerzas armadas de Ucrania. Se trata de una escalada injustificada de las tensiones”, dijo Ashton, que también pidió a Rusia que “no envíe dichas tropas” y que promocione “sus puntos de vista a través de medios pacíficos”, agregó.

Un día después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama,previniera a Rusia sobre “los costes” que se derivarían de una potencial intervención militar en Ucrania, la Casa Blanca sopesa con sus aliados cuáles puedan ser esas consecuencias, habida cuenta de que el Parlamento ruso ha desoído sus advertencias al autorizar el uso de tropas en la crisis de Crimea solicitada por el Kremlin. El mandatario estadounidense ha trasladado directamente su preocupación ante una posible intervención militar por parte de Mosú a su homólogo ruso, Vladímir Putin, durante una llamada telefónica y le ha pedido que se ciña a la legislación internacional. El Consejo de la OTAN y los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han convocado de urgencia, este sábado, sendas reuniones para domingo y el lunes, respectivamente para analizar la situación en la región. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha pedido respeto para la integridad territorial ucrania.

“Seguimos con atención la situación, estamos consultando con nuestros aliados y considerando los potenciales costes de los que el presidente habló el viernes”, ha informado la Casa Blanca, tras conocerse la autorización del uso de tropas rusas en la península de Crimea, a petición del presidente ruso, Vladimir Putin. Mientras sopesa sus opciones, Obama ha podido hablar directamente con Putin sobre el progresivo deterioro de la situación ucrania, acelerado por la solicitud del mandatario ruso a la Duma. Durante la conversación, que ha durado hora y media, de acuerdo con la Casa Blanca, Putin ha asegurado al presidente estadounidense que con su decisión, su país se asegura el derecho a proteger sus intereses en caso de que la violencia arrecie en el este de Uccrania o en la península de Crimea, según informa la agencia RIA Novosti

Seguimos con atención la situación, estamos consultando con nuestros aliados y considerando los potenciales costes de los que el presidente habló el viernes”

Casa Blanca

El gobierno de Estados Unidos ha decidido suspender su participación en las reuniones preparatorias de la próxima cumbre del G-8, que está previsto que se celebre en junio en Rusia, como parte de su respuesta a la intervención militar rusa en Ucrania, informó la Casa Blanca tras la conversación telefónica de los dos mandatarios. “La continua violación rusa de la ley internacional conducirá a un mayor aislamiento político y económico”, advierte el comunicado. Obama, que acusó a Putin de violar claramente la soberanía territorial de Ucrania, le pidió directamente que repliegue sus tropas en las bases de Crimea.

La de Obama no ha sido la única llamada que ha recibido Putin a lo largo de este sábado. El presidente francés, Françoise Hollande, le ha pedido a su homólogo ruso “que evite el uso de la fuerza”. Hollande también ha estado en contacto con sus homólogos estadounidense y alemán y con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Durante toda la mañana del sábado, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, el Jefe del Estado Mayor Conjunto, Martin Dempsey y el director de la CIA, John Brennan, permanecieron reunidos en la residencia del presidente. Hagel tuvo también la oportunidad de hablar con su homólogo ruso, Sergey Shoygu.

Ashton ha calificado de “una escalada injustificada de la tensión” la decisión rusa de enviar fuerzas armadas a Ucrania

Desde que se recrudeció la crisis en Ucrania, EE UU optó por involucrarse lo menos posible en el conflicto para evitar aumentar la tensión con Rusia y dar pábulo a quienes hablaban de una reedición de la guerra fría, una situación que cambió el viernes por la noche cuando, por sorpresa, el presidente del país compareció ante los medios para advertir seriamente a Moscú de “los efectos desestabilizadores de una violación de la soberanía ucrania”.

La advertencia del presidente era un mensaje directo a Putin pero también un llamado a una solución diplomática del conflicto. El viernes, Obama no especificó qué medidas podría adoptar su país de concretarse una intervención rusa en Ucrania en una muestra, para muchos analistas, del escaso margen de maniobra que tiene EE UU. El sábado, durante su conversación telefónica, el presidente ha confirmado a su homólogo ruso que “suspenderá las reuniones preparatorias de la cumbre del G-8 en Sochia está estudiando con la UE las limitadas opciones que podrían adoptar, entre ellas, según han informado varios funcionarios de la Administración, se baraja el boicot a la reunión del G-8”, que se celebrará en Sochi el próximo verano y que, si no ceja en su violación del derecho internacional, “caerá en un aislamiento político y económico”. Durante la guerra en Georgia, en 2008, el Gobierno de George W. Bush se abstuvo de imponersanciones económicas a Moscú.

Europa también está tratando de buscar una salida negociada a la crisis en Ucrania. El viernes por la noche, Van Rompuy, llamó a Putin para discutir la “situación financiera y de seguridad” en ese país. La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, convocó para el lunes una reunión extraordinaria de los ministros de Asuntos Exteriores para abordar el recrudecimiento de la crisis que ha precipitado la petición del Kremlin. Ashton ha calificado de “una escalada injustificada de la tensión” la decisión rusa de enviar fuerzas armadas a Ucrania.

La OTAN analizará la situación en Ucrania el domingo. Su secretario general, Anders Rasmussen, ha adelantado la reunión, prevista, en principio para el lunes, y ha pedido este sábado a Rusia respeto a la soberanía y la integridad territorial ucrania “incluyendo los movimientos de las fuerzas” en ese país. Ni Ucrania ni Rusia pertenecen a la Alianza pero ambos se incorporaron en 1994 a la Asociación para la Paz, un programa de la OTAN destinado a estrechar los lazos con antiguos países de la Unión Soviética, impulsado por EE UU.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se ha reunido este sábado para mantener nuevas consultas en torno a la crisis ucrania a petición de Reino Unido, que ha citado al embajador ruso en Londres. Ucrania ha pedido a los miembros del Consejo que “detenga la agresión rusa”. La embajadora de EE UU ante la organización, Samantha Powar, ha sido muy clara a la hora de instar a Rusia a que cese la intromisión en Ucrania y ha propuesto a la ONU que envíe de inmediato una misión para observar el desarrollo de las elecciones en el país.  Horas antes, y a través de su portavoz, el secretario general de la organización ha pedido a las partes que resuelvan la situación a través del diálogo y ha exigido “respeto absoluto a la independencia y la integridad del territorio” ucranio.

Co informacion de El Nuevo Herald y El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>