Publicado el: Vie, Sep 18th, 2015

Papa Francisco inicia mañana sábado histórica visita a La Habana

En medio de las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos para normalizar sus relaciones diplomáticas, el Papa Francisco, uno de los protagonistas de este acercamiento histórico, ultima los detalles de un delicado y más que simbólico viaje que iniciará el próximo sábado 19 de septiembre, en la isla caribeña y cerrará una semana más tarde en la ciudad estadounidense de Filadelfia, tras pasar por Nueva York y Washington.

Mientras que para Cuba la visita del primer Papa latinoamericano es motivo de celebración, en EEUU su estandía genera reacciones diversas entre políticos y empresariado, especialmente tras la controversia que generó la encíclica “Laudato si”, publicada en junio, en la que culpó de la “espiral de autodestrucción” a las naciones ricas y a la economía global, y por la que muchos le tacharon de marxista.

Noticias Relacionadas
Obama urge a empresarios de EEUU a presionar para levantar el embargo a Cuba
Coca-Cola prepara aterrizaje en Cuba de la mano de la mexicana Femsa
Cuba anuncia indulto de 3.522 presos en vísperas de la visita del Papa

Francisco será el primer Pontífice en hablar ante una sesión conjunta en el Congreso de EEUU. Aunque se espera que pida la transición a las energías renovables y reducción de la contaminación en línea con su encíclica, la cita no está exenta de matices sensibles cuando todavía falta un largo camino para que ambos países normalicen sus relaciones.

La gira del Pontífice llega dos meses después de la reapertura de las embajadas cubana y estadounidense en los respectivos países. El presidente de EEUU Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro reconocen el rol fundamental de Francisco en el deshielo de los lazos bilaterales que cristalizó, en diciembre de 2014, con el anuncio histórico del restablecimiento de relaciones tras medio siglo de enconada enemistad.

La visita fácil
Durante su estandía en la isla, Francisco buscará una reunión privada con Fidel Castro si el ex presidente lo permite, recogió Bloomberg citando a fuentes del Vaticano con conocimiento del asunto. Debido a la frágil salud de Castro, el momento y lugar del encuentro se decidirá con poca anticipación. Por el momento, el programa oficial del Vaticano no contempla el encuentro.

Según el biógrafo del Papa, Austen Ivereigh, Francisco “simpatiza con las aspiraciones originales de la revolución cubana y apoya el deseo de soberanía económica y justicia social. Se sintió profundamente decepcionado cuando se transformó en comunismo”, citó Bloomberg.

La visita a la isla se acordó en mayo en el Vaticano, durante la visita del presidente Raúl Castro. En aquella ocasión, Castro afirmó que le había agradecido su mediación en el acercamiento entre ambos países y aseguró sentirse “muy impresionado por la sabiduría, la modestia y todas las virtudes” de Francisco, llegando a bromear con su vuelta a la Iglesia si el Papa mantenía la línea de sus discursos.

Repitiendo una medida similar realizada cuando el Papa Benedicto XVI visitó La Habana en 2012, el gobierno cubano anunció el viernes el indulto de más de 3.500 prisioneros en los días previos a la llegada del Pontífice. El gobierno liberará a presos mayores de 60 años o menores de 20 sin antecedentes, enfermos crónicos y extranjeros que puedan ser repatriados, entre otros, pero matizó que no serán indultados aquellos juzgados por delitos contra la seguridad del Estado, categoría que parece excluir a algunos de los cerca de 60 prisioneros políticos identificados por la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, un grupo de disidentes.

Este anuncio llega en medio de las negociaciones de La Habana y Washington para dejar atrás la rivalidad nacida en los tiempos de la Guerra Fría. Si bien la predisposición de ambos países es buena y ven posibilidades de un avance rápido en algunos asuntos más simples, como un acuerdo sobre aviación civil, hay temas que tomará años solucionar.

Cuba reclama la Bahía de Guantánamo, ocupada por la base militar de EEUU y el fin del embargo económico.La administración estadounidense trata de desbloquear la tramitación del fin del embargo en el Congreso, a lo que los republicanos muestran una fuerte oposición, al tiempo que presiona a La Habana en materia de derechos humanos, democracia y libertades personales.

Josefina Vidal, directora general para EEUU del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano y negociadora principal en las conversaciones bilaterales, explicó a Reuters en agosto que aunque hay dificultades, Cuba está dispuesta a tratar todos los asuntos, sin importar lo duros que sean.

Nerviosismo político
El Papa llega a EEUU en medio de una campaña presidencial que está destapando el desprecio por las élites y la angustia por el futuro. Un sondeo reciente muestra que Francisco cuenta con la simpatía del 87% de los católicos en el país y del 66% de los demás ciudadanos. Ante semejante llegada, cualquier mensaje que pronuncie durante los seis días de visita será atendido tanto por la comunidad de más de 1.200 millones de católicos, como por el empresariado y los grupos políticos de ambos bandos. Y a sus 78 años, Francisco prescinde ya de sutilezas diplomáticas y aborda los temas sensibles de forma directa, como cuando llamó al dinero “excremento del diablo” por “esclavizar” a las personas, algo que genera cierto nerviosismo entre políticos y empresarios.

Desde los púlpitos privilegiados del Congreso, en la Casa Blanca, frente a los líderes mundiales en Naciones Unidas y ante los creyentes que participarán en las misas al aire libre, se espera que el Papa condene lo que él mismo ha denominado “la globalización de la indiferencia” y haga un llamado para definir una nueva forma de abordar la economía mundial y la sociedad, y adoptar medidas de urgencia contra el cambio climático. En esta visita, el Pontífice busca también acercarse a la comunidad hispana, las personas sin hogar y la población carcelaria.

Berni Sanders, candidato demócrata y autoproclamado socialista que hace campaña contra la “clase billonaria”, atenderá con interés su mensaje, al igual que el magnate Donald Trump, por el bando republicano. En opinión del embajador de EEUU en la Santa Sede, Ken Hackett, tanto conservadores como liberales “utilizarán el párrafo que más les convenga para sus agendas”, especialmente “al comienzo de la temporada presidencial”. Hackett espera que el Papa hable de “los excesos del capitalismo”, migración y cambio climático antes que los propios legisladores.

El economista Jeffrey Sachs, que colabora con el organismo que aconseja al Pontífice sobre economía y medio ambiente, afirma que Francis cree que los mercados globales están “destruyendo el bien común”, según Bloomberg.

De su reunión en la Casa Blanca se espera que Francisco y Obama continúen estando alineados en temas como el cambio climático y la pobreza, apuntó el embajador Hackett. El Pontífice también apoya el acuerdo nuclear con Irán, agregó, un tema especialmente sensible en el Congreso.

LA AGENDA DEL SUMO PONTÍFICE

Sábado 19
Llegada del Papa Francisco a La Habana, Cuba.
Domingo 20
Realizará una misa en la Plaza de la Revolución. Luego, visitará el Palacio de la Revolución y se reunirá con las autoridades.
Lunes 21
Visitará las ciudades de Holguín y de Santiago de Cuba.
Martes 22
El Papa viajará a Washington, la capital de EEUU.
Miércoles 23
Será recibido por el presidente Barack Obama en la Casa Blanca.
Jueves 24
Visitará el Capitolio y se convertirá en el primer Pontífice en realizar un discurso ante el Congreso estadounidense. Posteriormente viajará a Nueva York.
Viernes 25
Visitará la sede de la ONU, donde realizará un discurso ante los líderes mundiales sobre su programa social y ecológico.Luego encabezará un encuentro interreligioso en el memorial del 11 de septiembre de 2001.
La última actividad del día será una misa en el Madison Square Garden.
Sábado 26
Viajará a Filadelfia por dos días. El domingo regresará a Roma.

Fuente: Diario El Financiero

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>