Published On: lun, Abr 14th, 2014

Papa Francisco: ¿Soy cómo Judas, soy cómo Pilatos?

-El entusiasmo de los jóvenes le mantuvo más de cuatro horas en la plaza de San Pedro

Sorprendiendo a más de cien mil personas que acudieron a la misa del Domingo de Ramos en la plaza de San Pedro, el Papa dirigió una homilía hecha de continuas preguntas personales sin leer ni siquiera una línea del texto escrito preparado de antemano. Fue un momento de gran intensidad a medida que el Santo Padre invitaba a examinar la propia vida en comparación con los diversos personajes que aparecen en la Pasión de Jesucristo.

Antes de comenzar la ceremonia, el Papa Francisco dedicó una hora y cuarto a recorrer la plaza en el «papamóvil», de modo que todos los asistentes, entre los que se contaban miles de jóvenes que participan en el congreso universitario UNIV, pudiesen verle de cerca en algún momento. Al final, volvería a repetir el circuito, extendiéndolo hasta la Vía de la Conciliación, para entusiasmo de los jóvenes y también de los adultos.

Un grupo de argentinos le ofreció mate, que el Papa saboreó durante un rato y agradeció con afecto. En varias ocasiones, al estrechar manos desde el «papamóvil» estuvo a punto de perder el equilibrio y caerse. Por fortuna no pasó nada en un Domingo de Ramos, fresco y soleado, convertido en una verdadera fiesta, que termino con el saludo personal del Papa a los enfermos y discapacitados antes de abandonar la plaza.

Al término de la misa, un grupo de jóvenes brasileños entregó a otro grupo de jóvenes polacos la Cruz y la imagen de la Virgen de la Jornada Mundial de la Juventud, cuya próxima edición se celebrara en Cracovia en julio del 2016.

Recuerdo a Juan Pablo II

Un enorme aplauso estalló en la plaza cuando el Papa recordó a «Juan Pablo II, que será canonizado el próximo día 27, que fue el iniciador de las JMJ y que será el santo patrono» de estas jornadas que reúnen cada vez a millones de jóvenes de todo el mundo. El Santo Padre pidió también oraciones por el encuentro que mantendrá el próximo mes de agosto en Corea del Sur con los participantes en la Jornada Asiática de la Juventud.

Después de quitarse los ornamentos litúrgicos al lado del altar, el Papa saludó a los cardenales, obispos y sacerdotes que habían concelebrado la misa con él. Cuando se disponía a subir al «papamóvil», fue asaltado por los jóvenes brasileños que se lanzaron a abrazarlo, besarloy hacer docenas de fotografías con los teléfonos móviles, desatando la alarma de los jefes de la Gendarmería Vaticana y la Guardia Suiza.. Como el Papa les tranquilizó, al cabo de un momento sucedía lo mismo con el grupo de jóvenes polacos.

 

El Papa pregunta al mundo: «¿Soy yo como Judas? ¿Soy yo como Pilato?»

El Papa Francisco, durante la misa

 

«¿Soy yo como Judas?»

«¿Dónde está mi corazón?», preguntó el Papa a los fieles al comienzo de su homilía, antes de mencionar los distintos protagonistas como los fariseos, los sacerdotes, etc. y preguntar de nuevo: «¿A cuál de estas personas me parezco?».

«Hemos escuchado», dijo, «también otro nombre, Judas, treinta monedas… ¿Soy yo como Judas? ¿Soy como aquel discípulo que quería solucionarlo todo con la espada? ¿Soy como Judas que finge amar al Maestro y le besa para entregarlo?».

Barrabás, el cireneo, la gente que se burlaba de los tres crucificados, la Virgen, José de Arimatea y las dos discípulas que acudieron al sepulcro dieron sucesivamente pie a la misma pregunta personal: «¿Soy yo como…?». Fue un largo ejercicio de examen en silencio, que no terminó allí, pues el Papa concluyó diciendo: «Estas preguntas nos acompañarán toda la semana».

ABC

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>