Published On: dom, Oct 12th, 2014

Para Nicolás de un médico venezolano

Sr. Nicolás Maduro, soy un médico Venezolano, egresado de la Casa que Vence las Sombras, UCVista de corazón. Con postgrado en Pediatría e iniciando el 2do en Emergenciologia.
No gastaré en tiempo y esfuerzo en tratar de explicarle con palabras complicadas y términos médicos, trataré de hacerlo simple.
Hoy mientras llegaba a mi lugar de trabajo por primera vez no supe que hacer, sin analgésicos, antipiréticos, antibióticos, antialérgicos, antieméticos, sin soluciones para hidratación, sin equipos para suturar, sondas, reactores de laboratorio, radiologia e imagenología cerradas, nada para esterilizar, sin bajalenguas o centros de cama, ni una inyectadora, sin algodón ni alcohol, con el plan para quirófano eliminado por falta de suministros, en fin, sin nada.
Pero sabe lo que no faltaban? Pacientes, a diestra y siniestra, el 95% presentando la misma sintomatología, eritema, hipertermia, mialgias, prurito… Sabe lo de siempre. Todos con Chikungunya y sin nada para tratarlos.
Sabe cuanto se puede hacer con los 5 millones de dólares que piensa obsequiar? Con la salud de mi país no se juega. Disculpe que me exprese diciendo “mi país” y que no diga nuestro, al ser dirigida esta misiva hacia usted, no creo correcto aplicar ese adjetivo, para decir que algo es nuestro, ambos debemos ser venezolanos, yo por lo menos se lo puedo demostrar, mi partida de nacimiento y cédula asi lo indican.
Usted piensa que ser presidente es un juego, y usted esta jugando con la salud, la alimentación, la educación, la economía, con los venezolanos. Algunos se dejaran manipular por usted, pero yo no soy juguete de nadie, menos suyo, mi trabajo es serio y delicado, lo tomo en muy seriamente.
Me enteré que esta ofreciendo becas a delincuentes que entreguen sus armas. Las entregan, le dan la beca, y asi tienen oportunidad de comprarse un arma de mejor calidad, entran a una Universidad y tienen mas facilidad para someter a estudiantes. Sin un previo programa de rehabilitación y reinserción a la sociedad, no veo como piensa mejorar la situación.
Yo en su lugar, ofrecería becas al mejor desempeño en un colegio, y buscaría un método para que los demas se esfuercen y mejoren sus métodos de estudio y asi otorgarle becas a ellos también, pero no con mentiras, sino con libros que cuenten la historia como es, acordes al nivel de educación, sin mensajes subliminales e inculcación de una creencia, y adoración a un ex presidente fallecido.
En la 4ta República casi nadie tenia acceso a la alimentación? Su meta es que en la 5ta nadie lo tenga? Por que lo está logrando. Con tantas devaluaciones de la moneda y tanto incremento del precio alimenticio, la cesta básica incompleta, le aseguro que no tardara mucho. Solo vaya a las escuelas, la “alimentación” es muy deficiente, y eso cuando la dan.
No tocaré el tema de los estudiantes de otra manera que no sea para defenderlos, yo, aun siendo profesional, me considero estudiante, en esta carrera nunca se deja de estudiar, he estado en vigilia con ellos en Altamira, como dirían ellos “he tragado gas del bueno”, he curado a decenas de ellos, y por mi sagrado juramento a muy pocos de los suyos, no porque no he querido curarlos, no distingo colores de piel o de camisa al momento de tratar a alguien, es que de su lado casi nadie sale herido.
Tampoco es que lo desee, es que hay una gran diferencia, los míos están armados con pancartas y consignas, los suyos con pistolas, bombas y metralletas. Pelearé, gritaré, me desvelaré, caminaré junto a ellos, por que hay que saber elegir. Yo elegí bien. Porque no lo elegí a usted.
Porque no hace falta ser estudiado para saber que esto está mal y se pondrá peor, lamentablemente, hace falta sentido común. Dios quiera, podamos ver a la Venezuela bonita, cuando la división más fuerte que había entre nosotros era por un equipo de Béisbol. Cuando no importaba el numero de invitados a una fiesta, porque “Mientras más, mejor”. Cuando se podía ir de mochilero “a punta de dedo” desde Delta Amacuro hasta Zulia, cuando se podía acampar sin miedo a que te roben, cuando los policías eran policías y no ladrones, cuando el pensar diferente no te hacia el malo del cuento sino que te veían como alguien que podia aportar otro punto de vista.
Pero algo puede tener seguro, usted es muy pequeño, y Venezuela es grande, y no hablo de geografía. VENEZUELA LE QUEDA GRANDE. Se despide de usted un venezolano más que se preocupa por la salud de los venezolanos.
Dios Bendiga a Venezuela.

Autor Anónimo

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>