Published On: vie, Sep 12th, 2014

Perdemos el “Estado de Derecho”

Por: FERNANDO FACCHIN B.

Rómulo Betancourt, fue enemigo jurado del “militarismo”, sostuvo: “…en mí ideología de raíces civiles y en mí conciencia, el militarismo ha sido el peor de los males públicos de Venezuela, Venezuela no se aviene con la persistencia de los hombres de campamento y de cuartel en el manejo de la cosa pública…”

El militarismo consiste en una política de Estado en la cual se utiliza a conciencia una institución organizada y equipada para defender y proteger a la comunidad, apoyada en el control monopólico del poder letal de las armas y se le convierte en un instrumento ciego y sordo, dedicado a agredir a la ciudadanía, para proteger una y otra vez a los amos del poder económico y político de turno.

Ahora bien, desde 1958 y hasta 1999, se impone en el país “el civilismo” y el “Estado de Derecho”, lo cual hemos perdido en manos de una caterva de aventureros que durante 16 años han destruido la nación y pasado del “Estado de Derecho” al “Estado de Dominación Social”, convirtiéndonos en un país de soldados y militares, para lo cual se pretenden hoy, inconstitucionalmente, establecer un grave y peligroso instrumento de dominación social mal llamado “Comunas”; para concluir con más miseria, cárcel y muerte. El régimen implanta su estrategia de dominación política, creando un ministerio con patrimonio particular y sin control alguno, comandado por uno de los hombres más radicales del régimen, donde imperará a su capricho; sin oposición política, sin medios de comunicación libres y sin sociedad civil articulada.

Con las comunas dejamos de ser un “Estado de Derecho” donde no habrá más poder que la autoridad del régimen y su capitoste ministro de comunas, Los derechos económicos, sociales y humanos contenidos en la constitución serán letra muerta, no habrá justicia, ni igualdad, ni libertad, mucho menos fraternidad. Lo lamentable en el caso planteado es que el régimen nos ha llevado a un estado de postración político/social donde pareciera que no tenemos ambiciones ni aspiraciones a futuro, por falta de líderes que depongan sus intereses particulares ante los intereses de la patria.

La ruta del régimen militarista es concentrar el debate público en la boca del presidente, ahogar la disidencia y, esto lo denuncio, busca penetrar las Universidades con nuevos dispositivos “legales”que le priven la autonomía y consolidarse en los medios de comunicación, están por salir al público dos publicaciones “EL Mazazo” órgano de la Asamblea Nacional y “El Diario del PSUV” órgano divulgativo del partido, ambos contarán con un léxico especial para hacerse entender. Con las principales instituciones estatales bajo el control central militarista, no es difícil para el oficialismo instrumentar su agenda política en todos los niveles de gobierno y sociales.

En lo inmediato el régimen militarista de Miraflores dará un vuelco a la economía para establecer más controles y procurar mayor escases para aumentar su poder de dominación a la sociedad, la imposición de las “comunas” y así crear una crisis de legitimidad de lo que ellos llaman “el poder burocrático de la derecha”, gobernadores y alcaldes de oposición.

Lo más lamentable de todo lo narrado es que los aspirantes políticos, en su mayoría colaboracionistas oficiales, están dedicados a preparar su nominación a una nueva Asamblea Nacional, aceptando gustosos el perverso sistema electoral impuesto por el régimen en el CNE, esta es una de las torpezas mayores de esos “gozosos” candidatos, sin importarle que todos los poderes hoy son apéndices del régimen militarista de Miraflores. Por tal razón, cada día somos menos “Estado de Derecho”.

En resumidas cuentas, se no está imponiendo un modelo de estado inexistente en el “Estado de Derecho” previsto en la CRBV, de esencia centralista y ordenación marxista, que se disfraza tras la utopía de un supuesto “poder popular” para justificar la acciones ilegales tendientes a suplantar a las Alcaldías y Gobernaciones en sus competencias, así los candidatos a la AN serán peones del ajedrez político comandado por el MIncomunas para el clientelismo político. Los consejos comunales no pasan de ser el instrumento necesario para acabar con la estructura del “Estado de Derecho”. En consecuencia: “Cada día perdemos más el “Estado de Derecho”.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>