Publicado el: Dom, Jul 31st, 2016

Pérez Abad: Empresas no estratégicas para el Estado podrían ser devueltas al sector privado

MIguel Perez-Abad

Pérez Abad: “Puede haber un plan de devolución de empresas no estratégicas”

El ministro de Industria y Comercio y vicepresidente del Área Económica, Miguel Pérez Abad, en conversación con El Estímulo afirmó que el gobierno no se arrepiente del proceso de expropiaciones de empresas en el área petrolera, agrícola e industrial.

El gobierno venezolano no descarta la devolución de empresas que fueron expropiadas o de algunas que están ocupadas temporalmente, indicó Pérez Abad durante una entrevista concedida desde Panamá, donde se encontraba para la firma del contrato de compra de alimentos. Sostuvo que las expropiaciones fueron necesarias, pero admite que hay algunas empresas que pueden entrar en un proceso de devolución, si no son estratégicas para el Estado.

–¿Cuál es la evaluación que hace de todo el proceso de expropiación?
–Hay dos visiones. Estamos de acuerdo en que la decisión de expropiar y generar compras estratégicas de industrias ha dado resultados positivos. Si el gobierno nacional no tuviera una plataforma de suministro, almacenamiento, distribución e importación como la que tenemos, sencillamente ya el gobierno de Estados Unidos nos hubiese aplicado la tenaza y no hubiéramos tenido como reaccionar a la guerra económica de los últimos años. Hay una agenda que busca derrocar el gobierno revolucionario. Así que esas expropiaciones estratégicas han sido necesarias para poder avanzar en el proyecto.

–En el área agrícola se critica la desatención de las fincas expropiadas y que empresas como Agropatria no suministran lo que requieren los agricultores.
–El sector agrícola es un sector complejo. Hay un poco de todo. No solo es una responsabilidad del Estado y en todo caso en esta nueva agenda bolivariana hay unas acciones para mejorar tanto el desempeño de las empresas privadas como de las públicas. En los seis meses del Consejo Nacional de Economía Productiva, casos de industrias expropiadas, algunas paralizadas o en bajo rendimiento, han sido identificadas y hemos logrado avanzar con el sector privado para reanimar esas industrias. Otras empresas que no son estratégicas y no son medulares y a lo mejor tienen poca importancia para nosotros, puede haber un plan de devolución y entrega dependiendo del caso. Hay industrias que fueron tomadas porque fueron abandonadas como Kimberly Clark. Tenemos en esa empresa una ocupación temporal con los trabajadores, al igual que en el caso de Clorox.

–El ministro de Petróleo, Eulogio Del Pino, reconoció recientemente que las expropiaciones de algunas empresas petroleras en el Zulia fue un error. 
–En la Costa Oriental del Lago muchos empresarios generaron conflictos porque estaban interesados en vender las empresas, querían irse y utilizaron las empresas como instrumento político. Tal vez fueron extraídas las declaraciones de Eulogio Del Pino para generalizarlas, pero yo creo que se trataba de esos casos muy particulares en los que probablemente el Estados intervino en defensa de los intereses del sector laboral.

–¿Han evaluado la devolución de esas empresas?
–Hay algunas empresas que están totalmente paradas, que fueron abandonadas y no pudieron ser recuperadas y bueno esos activos de la República que tienen un propietario, en este caso un propietario privado, estamos mirando para ver quiénes quieren recuperar sus empresas. Esos casos los estamos revisando.

–¿Qué pasa con Agroisleña?
–Agroisleña tiene una dinámica radicalmente distinta, entiendo que en ese caso hay un grupo de trabajo, no tengo la información precisa, pero siguen avanzando en conversaciones con los antiguos propietarios de Agroisleña. Yo espero y hago votos porque ese equipo de trabajo logre acuerdos satisfactorios y un acuerdo justo para ambas partes.

–¿En qué consiste la resolución que obliga a disponer de trabajadores públicos y privados para trabajar en el sector agroalimentario?
–Es una resolución que permite al gobierno solicitar el apoyo del sector privado para áreas de cooperación en el área industrial. Es por la vía de la cooperación, no es una resolución que obliga a de manera unilateral. Inclusive en el Consejo Nacional de Economía Productiva fue una propuesta que hizo el propio sector empresarial, que manifestó su voluntad de apoyar al gobierno de recuperar la producción de algunas plantas agroindustriales y empresas que tiene el Estado y que tienen un bajo rendimiento productivo. Allí tenemos un plan para acompañar con talento humano la recuperación de esas empresas. Por ejemplo en las empresas que procesan harina precocida (de maíz) que son del Estado, estamos utilizando talento del sector privado para recuperar la producción. Estamos hablando de gerentes de producción y gerentes de plantas que nos están ayudando. Las empresas que tenemos son suficientes para recuperar la producción y abastecer al país e incluiso ir al mercado internacional y colocar productos en el Caribe.

–¿Cuándo se reducirán las colas para comprar alimentos?
–Ya hemos comenzado. Por ejemplo en el estado Zulia tenemos un plan piloto de incremento del abastecimiento. Y logramos reducir las cosas en 75% y estabilizar los precios. Lo estamos haciendo por dos vías, a través de las importaciones de productos y materia prima de Colombia, y logrando precios marcadores más ajustados a la realidad productiva. También tenemos un plan de subsidio directo a través de las tarjetas de alimentación de las misiones. Esa tarjeta tiene un subsidio en bolívares. Eso nos permite estabilizar precios a la tasa de cambio flotante. Además la mayoría de esas importaciones se han hecho con colaboración del sector privado.

–¿Cuál es la meta que tienen con el tipo de cambio flotante?
–Estamos monitoreando el mercado. El dólar ha logrado un objetivo, hemos ido desplazando el tipo de cambio con un sistema que nos permite que la oferta y la demanda marque los precios. Debemos tener listo el sistema de flotación implantado totalmente en los próximos 60 días. Lo importante es que los privados registran que la tasa de cambio que está en 645 bolívares por dólar, está dentro del rango de sus expectativas económicas. Hay algunos elementos con los que hay que acompañarlos para la implementación de la política cambiaria, que serán anunciados por el presidente Nicolás Maduro en su momento. En todo caso es terminar de colocar y cubrir los 2,5 millones de familias con las tarjetas de alimentación. También tenemos un componente del manejo de la liquidez bancaria que estamos trabajando, es decir, delimitando, y lograr incrementar los niveles de abastecimiento.

–¿Se mantendrá fija la tasa Dipro en 10 bolívares por dólar?
–El presidente va a tomar algunas decisiones, es decir, la tasa se mantiene en 10 bolívares, pero como lo anunció en febrero, es una tasa que se puede modificar en función de las variables sociales y económicas. Nosotros no tenemos instrucciones de cambiarla por ahora. Por ahora se mantiene en 10 y el flotante que está en 645 bolívares ha logrado un objetivo fundamental, detener el dólar de guerra, que marque los precios y además que el sector privado utilice sus divisas para hacer importaciones de insumos, repuestos y productos.
Calculamos que el sector privado ha invertido alrededor de 1.500 millones de dólares en los últimos tres meses. Y la expectativa es que para este semestre inviertan entre 2.500 millones y 3.000 millones de dólares propios para el funcionamiento de la economía. Mientras que el Estado ha concentrado la renta petrolera fundamentalmente para los sectores más importantes, como el motor farmacéutico y alimentario.

– Compras de Panamá –
El ministro Miguel Pérez Abad firmó la noche del viernes el acuerdo de compra de alimentos, insumos y productos de higiene con empresarios panameños y con el gobierno de Juan Carlos Varela.

–¿En qué consistió el acuerdo de compra?
–Esto forma un plan que inició el presidente Nicolás Maduro para fortalecer el comercio con todos los países. Queremos establecer el comercio justo en dos vías. Por ejemplo llegó a Panamá el primer contenedor de computadoras de la empresa Síragon, y por otro lado firmamos el acuerdo para el suministro de productos para el abastecimiento. Se quiere utilizar las capacidades logísticas que tiene Panamá. Estamos impulsando a su vez las exportaciones no tradicionales. La idea es que el acuerdo comercial con Panamá sea recíproco, así como nosotros estamos ahora comprando alimentos, materia prima e insumos a Panamá, que ellos también nos puedan comprar bienes no tradicionales exportaciones por empresas privadas venezolanas y estatales.

–¿Cuál fue el plan concreto con Panamá?
–Fueron 16 mil 100 toneladas entre alimentos procesados, materia prima agrícola y productos de limpieza e higiene personal. Se tenían disponibles 100 millones de dólares, pero en esta primera compra estamos colocando 46 millones de dólares en estos productos. Es un plan de compra directa, sin intermediarios. Los acuerdos que se concretaron son transparentes y directos. Se firmaron convenios con cinco empresas y el compromiso es el pago de contado de 30% de anticipo al momento de la firma del convenio, 50% en el embarque de la mercancía y el 20% restante al llegar a puertos venezolanos.
Parte de esos productos se destinarán a los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción) y otros para empresas públicas y privadas.

Fuente: El Estímulo

------

------