Publicado el: Sab, Feb 7th, 2015

PODEMOS ¿PUEDEN?

Por: Emilio Saenz, especial para Impacto

Si usted mira hacia el lado sur de la Puerta del Sol en Madrid, verá una torre que forma parte de una construcción del siglo XVIII, donde hoy en día, funcionan las instalaciones de la presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid. En lo alto de la torre hay un reloj que los madrileños usan el 31 de diciembre como referencia, para celebrar el final de un año y el comienzo del otro.

Es probable que el señor Pablo Iglesias Turrión, secretario general del partido Podemos de corte izquierdista y populista, haya pensado en esa alegoría, del final de una etapa y comienzo de algo nuevo, cuando convocó a la concentración que atrajo a más de 100,000 seguidores.

La realidad es que si la dupla Pablo Iglesias–Juan Carlos Monedero ponen en práctica en España la misma fórmula que le aconsejaron a los chavistas en Venezuela, donde tenían oficinas en la casa de gobierno, conocida como el Palacio de Miraflores, España no estará mejor, sino probablemente mucho peor.

Pero, en general a los pueblos, al igual que a los individuos, nos gusta seguir a mesías y oír buenas noticias. El discurso populista es muy atractivo porque despierta pasiones, a veces de signo contrario, como la justicia y la envidia.
Justicia, porque nos molesta que algunos sean más ricos que otros y que disfruten de más privilegios y envidia, porque en algún lugar escondido de nuestro corazón, hubiéramos querido pertenecer a esa casta privilegiada y como eso no ha sucedido, pues ¡que se fastidien y devuelvan parte de lo que tienen! Es la naturaleza humana.

Se pueden citar muchos ejemplos de este comportamiento, pero refiriéndonos a la historia reciente, hablemos de los casos de Cuba y Venezuela. Cuba para el año 1959, cuando triunfa la revolución de los hermanos Castro, se encontraba entre los países más adelantados de la América Latina y hoy en día está al otro lado del espectro y Venezuela quien desde 1998 (un año antes de que Hugo Chávez tomara el poder) hasta el año 2008 recibió por exportaciones de petróleo $325,000 millones de dólares, pero de acuerdo a un estudio de tres prestigiosas universidades venezolanas: Universidad Central, Universidad Católica Andrés Bello y Universidad Simón Bolívar, muestra para el año 2014 que el 48.4% de los hogares venezolanos se encuentran por debajo de la línea de pobreza, en contraste con el 45% para el año 1998. El Plan Marshall para la reconstrucción de las economías europeas al finalizar la segunda guerra mundial costó $17,000 millones de dólares de aquella época, que a los dólares de hoy serian $160,000 millones ¡la mitad de lo recibido por Venezuela!

Sin embargo, ambos países están arruinados porque al igualar por debajo, todo se queda por debajo y esto incluye producción y por lo tanto ingresos.

La victoria del partido Syriza en Grecia les da oxigeno a tendencias como la de Podemos, simplemente porque aún no se han visto los resultados del experimento que los señores Tsipras y Varoufakis se proponen llevar a cabo en Grecia.

Se dice que un pesimista es un optimista con más información; pero seamos optimistas. En el caso de Grecia ¡ojalá que la nueva dirigencia logre eliminar las distorsiones económicas que llevaron al déficit! Y en cuanto a los señores del partido Podemos ¡ojalá que de ganar las elecciones no apliquen las mismas políticas que le aconsejaron a los venezolanos! porque evidentemente no funcionaron.

Por último, los españoles al momento de votar, deben considerar un dicho en inglés que me parece oportuno, que dice “If it seems too good to be true, it probably isn’t” (si luce muy bueno para ser verdad, probablemente no lo es).

------

------

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. ¡Excelente artículo! Pueblo de España no vayan a caer en el lodo donde estamos sumergidos nosotros los venezolanos.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>