Publicado el: Jue, Oct 1st, 2015

Por las nubes el dolar paraleo y la escasez en Venezuela

Dólar negro se dispara nuevamente en Venezuela
Inflación desbordada catapulta cotización del dólar frente al bolívar
Analistas pronostican que cerrará por encima de 1,000 bolívares este año
Cierre de la frontera con Colombia agudiza inflación y crisis de escasez

Llevaba seis semanas estable, fluctuando alrededor de los 700 bolívares por dólar como si fuera suficiente con el alza de más de 300 por ciento que experimentó en los primeros siete meses del año.

Pero el tipo de cambio venezolano en el mercado negro, también conocido como paralelo, reinició su acelerado acenso a mediado de este mes, y en dos semanas perdió más de 100 bolívares frente al dólar, en una nueva señal de que los desequilibrios macroeconómicos siguen desembocando en una pérdida cada vez mayor del poder adquisitivo de la moneda del país petrolero.

Se trata de una tendencia que solo va a cobrar más fuerza en lo que resta del año, dijeron expertos consultados.

“El tipo de cambio va a cerrar este año por encima de los 1,000 bolívares por dólar”, advirtió el economista Alexander Guerrero, presidente de la firma TecnoEconomica. “Venezuela entró en una especie de vértigo inflacionario, en una etapa de una inflación sin control, donde todo comienza a ser afectado por la inflación”.

Y el primer afectado es el tipo de cambio, en la medida en que millones de venezolanos alarmados por la pérdida acelerada del valor del bolívar van con una frecuencia cada vez mayor a buscar refugio en la moneda estadounidense.

El incremento de la demanda es la principal razón que reanimó al tipo de cambio a retomar su camino ascendente, coincidieron los economistas.

La cotización del dólar en el mercado paralelo cerró el miércoles en los 813.41 bolívares, para acumular un incremento de 16.15 por ciento con relación al nivel de 700.30 bolívares en que se ubicaba el 14 de septiembre, según el sitio de Internet Dolartoday, que se especializa en medir el comportamiento de la moneda del país sudamericano.

Para algunos economistas, la inflación venezolana está siendo alimentada en parte por la emisión de dinero inorgánico por parte del régimen de Nicolás Maduro para cubrir un déficit fiscal superior a 20 puntos porcentuales del PIB.

Russell M Dallen, gerente socio de la firma Latinvest Group Holdings, LLC, dijo que el incremento de la liquidez monetaria pasó de una tasa anual que oscilaba entre el 60 al 70 por ciento hasta mayo, a una tasa actual de 97 por ciento

“Casi han duplicado la liquidez”, dijo Dallen en Miami. “Ellos están imprimiendo más y más bolívares, y casi han duplicado la cantidad de bolívares en circulación”.

Y ante los grandes niveles de escasez de productos que padece el país, porciones significativas de esa liquidez está fluyendo hacia el mercado cambiario, que ya muestra una oferta muy inadecuada de dólares.

“Hay demasiado bolívares persiguiendo un volumen cada vez más pequeño de dólares”, explicó Dallen. “La caída de los precios del petróleo significa que la economía tiene cada vez menos dólares disponibles para atender la demanda”.

La renta petrolera, que aportar más del 95 por ciento de los dólares que ingresan al país, se ha contraído significativamente en los últimos 12 meses, con los precios del crudo pasando desde los $95 por barril que registraba a mediados del año pasado al nivel de $40 en que se encuentran actualmente.

La caída en los precios, aunada al pesado servicio de la deuda venezolana, está dejando al gobierno con muy poco espacio financiero para maniobrar, lo que está llevando a varias agencias de calificación de riesgo a advertir que son elevadas las probabilidades de que el país sudamericano entre en default el próximo año.

Para Siobhan Morden, jefe de la sección de América Latina del banco de inversión Jefferies, la decisión del régimen de Maduro de cerrar la frontera con Colombia está empeorando los problemas de inflación y de desabastecimiento en el país.

“Han sido dos meses consecutivos de inflación repuntando entre 20 por ciento y 30 por ciento mensual, con una inflación anualizada alcanzando el 200 por ciento, y una descomposición estructural que conduce a una inflación mucho más alta”, dijo Morden en un informe.

Pero esa lectura no incorpora aún el impacto del cierre parcial de la frontera.

“La intención política [anunciada por el gobierno] era atrapar bienes baratos dentro de Venezuela y reducir la escasez y la inflación. No obstante, esto puede que sea contraproducente al interrumpir el flujo de bienes desde Colombia al igual que frenar el contrabando de bienes baratos hacia Colombia”, dijo Morden, al resaltar informes de prensa que sugieren que el cierre de la frontera ha incrementado la escasez en las ciudades fronterizas.

Morden resaltó que el precio de la canasta básica de bienes actualmente equivalen a nueve meses de salario mínimo.

El Nuevo Herald/Antonio María Delgado

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>