Publicado el: Mie, Ago 20th, 2014

¿Por qué hay que vender CITGO?

“Yo no busco saber las respuestas,
busco comprender las preguntas”
Confucio

Por: Luis Betancourt Oteyza

Francamente, no soy un experto petrolero; tan solo un abogado y ciudadano curioso de nuestra realidad y por eso me asaltan dudas y respuestas. Lo que sé sobre nuestro petróleo es lo que se publica en la prensa y en algunos estudios especializados. Sin embargo, se está hablando de la venta de CITGO, nuestra empresa en un mercado consumidor de nuestro producto esencial, hoy casi el único luego del arrase chavista de nuestra economía. CITGO es un conjunto empresarial situado en USA, el mejor comprador de nuestro petróleo, que comprende toda una cadena de producción, desde la refinación de nuestro difícil petróleo pesado hasta las bombas de gasolina que surten a los gringos con carros, es decir, todos. Eso nos produce recursos y los podemos gastar para los venezolanos. Tan simple como eso. Hasta un abogado como yo lo entiende. También sé que lo único que nos produce lo que necesitamos para comprar lo que necesitamos para vivir y defendernos es el petróleo, y eso es importante. Las demás industrias que teníamos ya no las tenemos, las quebramos, las rompimos. No hay otras actividades productivas, fuentes de recursos y empleo, salvo los cambures del gobierno, un gobierno malo y quebrado.

Pues resulta que se dice que vamos a vender a CITGO, mejor dicho, que van a vender a CITGO, si consiguen “una oferta que satisfaga sus intereses” -Ramírez dixit-, no los de usted o los míos, los de él o los de ellos, que son los de la cúpula comunista cubana, nuestros nuevos amos. Cuando dicen que venderán una parte de Venezuela y lo van a hacer cuando les convenga a ellos, no argumentan otra razón ni esgrimen un motivo que nos convenga a los venezolanos. No es que vamos a vender a CITGO porque nos da pérdidas, porque es lo contrario; no es que vamos a vender a CITGO para comprar la NASA y meternos en la empresa de la aeronáutica espacial; no es que vamos a vender CITGO para comprarnos otra empresa mejor y más productiva. No, es que vamos a vender CITGO y punto. La vamos a vender porque nos la pueden embargar y quitar a quienes le debemos por maulas e irresponsables, o porque necesitamos el producto de su venta para pagar deudas irresponsables y seguir gastando. No hay explicación, argumento o excusa positiva; no vendemos para ganar, vendemos para perder.

¿Por qué se vende? ¿Por qué se tiene que salir de un bien que produce, produce riqueza para Venezuela? ¿Es que lo vamos a cambiar por otro mejor y más productivo? ¿Vamos a dejar de ser un país minero para convertirnos en qué? ¿Vamos a ser un país manufacturero como Japón? ¿Un país agrícola como Francia? ¿Por qué vendemos algo que produce?

Unos dicen que como ahora somos un país maula, de maulas, tenemos que vender lo que nos pueden embargar por habernos endeudado para mantener el proyecto castrista y la tiranía cubana. Otros dicen que debemos vender nuestra industria para seguir gastando en los mismos disparates chavistas.

Ojo, no estoy hablando de los derechos de las “futuras generaciones”, estoy hablando de nuestros derechos y necesidades de hoy; de nuestro dengue, de nuestra malaria o paludismo, de nuestra desnutrición infantil, de nuestros hospitales en el suelo, de nuestras carreteras que son un riesgo o guillotina. Estoy hablando de nosotros, los de aquí y ahora, los que nos vamos a empobrecer.

Ante este proyecto de vender cuando “tengamos una oferta que nos convenga”, se me ocurre el siguiente símil, si se quiere novelado: El caso de un padre, jefe de familia, que ha decidido vender la empresa familiar, sustento de generaciones, una hacienda, comercio o fábrica, para pagar deudas de juego, juergas y caprichos de su querida cubana. La familia se empobrecerá y no podrá recuperar la fuente de su sustento; no podrá recuperar su patrimonio. Entonces sus hijos deciden inhabilitar a ese padre, loco, irresponsable y dispendioso, con el auxilio de un juez y la policía. Porque ¿quiénes pueden inhabilitar a ese padre irresponsable? pues sus hijos y demás familiares. Son ellos quienes pueden evitar la traición de vender lo que produce para seguir la juerga con los borrachos y la querida. En el caso de Venezuela, los hijos son los civiles y militares que pueden inhabilitar al que quiere arruinar la familia, el país ¿Y cómo hacen esos venezolanos para inhabilitar a ese irresponsable que los quiere arruinar porque está amarrado a esa querida cubana que lo explota? Pues le exigen la renuncia al manejo de los negocios de todos, y antes de que sea tarde, antes que venda el futuro, y si no acepta por las buenas, pues lo amarran, con el auxilio de la fuerza pública -las FAN-, sacan a la cubana de la casa y botan a los chulos que chupan del negocio familiar. Así de sencillo. Sin violencia ni mayores sobresaltos.

Suena fácil y así se procede en cualquier familia seria, sensata, sin importar el nivel social o económico. Se pone orden y punto. Se defiende el presente y futuro de todos. Pero en nuestra casa parece que la policía no funciona o está de acuerdo con los chulos y la cubana. Está desorientada; unos piden la baja antes de organizarse para actuar en defensa de su familia, otros tratan de pasar agachados o acomodarse, y los más traicionan su uniforme permitiendo que la nación que nació a la libertad e independencia en 1811 hoy vuelva a ser colonia, sumisa y sin arrestos.

Hoy van a permitir la venta de un activo de la nación para mañana ver impasibles la venta de la isla de Margarita a empresas españolas de turismo para pagar la deuda externa, contraída para sostener y alimentar la tiranía más antigua del mundo, la castrista, como estuvo planteada en los inicios del siglo 20 a los alemanes…

¿Qué van a hacer los civiles y militares, todos venezolanos, ante esta venta de parte de nuestra industria petrolera para pagar los gastos del Foro de Sao Paulo? ¿Qué vamos a hacer para detener la venta de bienes venezolanos para crear la estúpida “Unión de Repúblicas Socialistas Latinoamericanas”, acordada en el Foro comunista de Sao Paulo? ¿Nada? ¿Votar?

Urgen respuestas a la traición anunciada y recordemos con los sabios chinos que: “Solo los peces muertos siguen la corriente”.

El Llanero Digital

------

------

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Jose dice:

    Que Dios bendiga al pueblo de venezuela .
    Estos sinverguenzas ya acabaron con el pais y lo unico que queda lo quieren rematar para sus propios fines, son unas ratas, pero de las mas negras satanas Los estara esperando con gusto.
    VIVA Mi Venezuela querida, estoy listo a dar mi vida por mi patria.
    Fuera el regimen Malo , fuera ese disfras,venezolanos no nos dejamos !!!

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>