Publicado el: Vie, Ene 13th, 2017

¿Por qué Obama pone fin a pies secos/pies mojados?

balseros cubanos (600 x 400)
Editorial de El Nuevo Herald

En una decisión sorprendente de última hora —una decisión que impacta al Sur de la Florida—, el presidente Barack Obama puso fin súbitamente a la política de pies secos/pies mojados, que permite a los cubanos que llegan a suelo norteamericano quedarse en Estados Unidos. La medida entra en vigor con efecto inmediato.

Esencialmente, significa que a los cubanos que llegan a las costas de Estados Unidos o que cruzan la frontera provenientes de América Latina ya no se les dará automáticamente el permiso para quedarse y ser elegibles para la residencia legal permanente al año y un día de su llegada, según dispone la Ley de Ajuste Cubano de 1966.

En la declaración conjunta emitida este jueves por los dos gobiernos, el de Cuba se compromete a recibir a los cubanos devueltos por Estados Unidos, incluso a los 2,746 cubanos calificados de inadmisibles que vinieron a Estados Unidos en el éxodo del Mariel en 1980.

También se elimina el Programa de Parole Profesional para Médicos Cubanos, que daba visas a los profesionales cubanos de la salud enviados a trabajar a otros países, y que fue establecido por el presidente George W. Bush en el 2006. Esta decisión es especialmente insolidaria, porque los médicos cubanos trabajan en el extranjero bajo condiciones de semiesclavitud, recibiendo salarios irrisorios mientras el gobierno de la isla se embolsa la mayor parte de la compensación monetaria por la labor de los galenos.

Tras la eliminación de pies secos/pies mojados, los cubanos pueden seguir pidiendo asilo político, pero como los solicitantes de asilo de cualquier otro país, sin ningún trato preferencial.

La decisión es un giro radical a la política de puertas abiertas a la inmigración de Cuba que el gobierno norteamericano mantuvo por cinco décadas, desde que Fidel Castro tomó el poder en la isla, en 1959.

La política de pies secos/pies mojados rebajó el alcance de la Ley de Ajuste Cubano, que en esencia establece que cualquier cubano que huya de Cuba y entre en Estados Unidos puede pedir la residencia legal un año y un día después. Bajo pies secos/pies mojados, un cubano detenido en el mar entre los dos países (“pies mojados”) era enviado de vuelta a la isla o a un tercer país.

Pero ahora, con la nueva disposición, los cubanos que se encuentren en un tercer país o cruzando el estrecho de la Florida están en un limbo.

Se puede estar a favor o en contra de la medida, pero es asombroso que el presidente Obama, a quien solo le queda una semana en la Casa Blanca, haya puesto fin a una política de importancia vital en Miami.

Es cierto que muchos han pedido un fin a la política de pies secos/pies mojados, que se concibió como una vía de escape para los que sufrían la represión castrista, pero de la cual se ha abusado últimamente. No todo el mundo viene por razones políticas, pero poner fin a la regulación de pies secos/pies mojados con tanta urgencia nos deja perplejos. ¿Por qué Obama no hizo esto hace seis meses, o incluso tres semanas? ¿Cuál es la prisa en sus últimos días en la presidencia?

Eliminar esa política es una concesión al gobernante cubano Raúl Castro, que había exigido su fin. Queda por ver qué más tiene el Presidente en la manga, tras este inesperado acuerdo con el régimen de Cuba.

 

Fuente: http://www.elnuevoherald.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>