Published On: mar, Oct 16th, 2018

Porte ilegal de pensamiento…. por Orlando Viera-Blanco

¿La hambruna, la falta de medicinas, los desplazados, la criminalidad como política de mando cómo se definen?  

La salida en Venezuela no es política. Ni transiciones, ni gobiernos en el exilio, ni diálogos, arreglos, negociaciones o elecciones. No lo digo yo. Lo dice el mundo euro-occidental (Dixit Javier Nart) que sabe perfectamente que lidiamos con criminales sin principios y ni palabra. ¿Qué nos queda? El agente externo. La injerencia legitima con removilización-sea organizada, desbordada o súbita-y desobediencia. Lo antagónico es que todo podría suceder en segundos. Lo frustrante es que se dice fácil. En pleno siglo XXI, era de consolidación del orden publico internacional el discurso sigue siendo: sancionen y dialoguen…

FORZANDO DESENLACES.

Sobre el tablero existen fichas para coronar una salida institucional del régimen de CARACAS. Una es la activación de una coalición extranjera que en el marco de la Convención de Palermo sobre Crimen Organizado, condene por delitos transnacionales a operadores del gobierno, congele patrimonios sucios y produzca capturas.  Estos no son especulaciones o besos a la luna. Son realidades previstas en el Derecho Penal Internacional. No son pocas las fechorías de todo orden. Es pública y notoria la triangulación vía Venezuela del tráfico de droga, blanqueo, radicalismo islámico, trata de personas, devastación ambiental, contrabando, colusión, sede de mafias internacionales. Si le agregamos apartheid político, tortura, encarcelación y ajusticiamientos, tenemos que nunca se había dado en un mismo gobierno la suma todo.

La justicia universal en el marco del Estatuto de Roma no pude seguir callada. No existe precedente en el cual siete naciones denuncien a un mandatario en ejercicio por delitos de lesa humanidad. La investigación y enjuiciamiento debe formalizarse. Es el piso jurídico para obligar salidas. Llevar al Parlamento Europeo las declaraciones e incidencias de testigos y víctimas de DDHH en Venezuela [rendidas y sustanciadas en la OEA) será una de nuestras  tareas en el marco de nuestra acreditación por la OEA para la conformación de la Comisión Bilateral Permanente OEA/PE

 UN HOLOCAUSTO LLAMADO VENEZUELA. 

 Europa lo asimila. Latinoamérica lo mastica. Cosas muy graves en términos de opresión y exterminio masivo están en pleno desarrollo  en Venezuela. Inédito, salvaje, brutal. Jamás visto en la subregión. Es la africanización del conflicto…Maduro no pisará el peine de la provocación fronteriza o bélica. Pero le ha declarado la guerra sin cuartel a su propio pueblo. O se quedan y mueren de hambre, o se van. Si ello no es violación al derecho a la vida, la dignidad y la libertad, cómo llamarlo. A Maduro nada la exime.

José Miguel Vivanco [HHRW] en su twitter de fecha 16/09/18 replicó a Almagro sobre la “urgencia de proteger a Venezuela”. Sentenció Vivanco. “OJO: El Derecho Internacional sólo permite uso de la fuerza en casos similares a genocidio lo cual no ocurre AHORA en Venezuela.” Le pregunto al amigo Vivanco: ¿Hay que esperar que ocurra [genocidio]? ¿Ha leído Ud. el principio del Deber de Proteger, Prevenir, Restituir, Reconstruir e Intervenir en casos de violación de DDHH por gobiernos autoritarios? ¿Revisó Ud. la Cumbre ONU/2005 a propósito de La Comisión Internacional sobre  Intervención y Soberanía,  patrocinada por el gobierno de Canadá, inspirada  por la Cumbre de la ONU/1992 sobre  ‘El deber de restitución y preservación de La Paz ‘ por Secretario General Boutros Ghali, activando los Capítulos VI, VII y VIII de la Carta de las Naciones Unidas sobre protección a pueblos indefensos contra genocidio y crímenes de lesa humanidad? ¿Qué es genocidio para Ud.?

Leyó Ud. [Vivanco] la proclama de Kofi Annan en su discurso de apertura del citado Summit ONU/2005  donde sentencia: “sin duda no hay ningún principio jurídico—ni siquiera la soberanía—que pueda invocarse para proteger a los autores de crímenes de lesa humanidad. En los lugares en que se cometen esos crímenes y se han agotado los intentos por ponerles fin por medios pacíficos, el Consejo de Seguridad tiene el deber moral de actuar en nombre de la comunidad internacional” Y agrega: A los pueblos de Ruanda, Somalia, Uganda o los Balcanes les debemos no haber actuado antes, haber llegado tarde o haberlos dejado solos. ¿No ocurre así con Venezuela? ¿No existe exterminio sistemático?¿ ¿Basta la diplomacia de micrófonos para sentirnos acompañados? ¿La hambruna, la falta de medicinas, los desplazados, la criminalidad como política de mando cómo se definen?

LA CAPTURA DEL NAZI ADOLF EICHMAN

Desde que Adolf Eichman fue capturado en Argentina por un comando del Mossad (Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales Israelí) y sometido a juicio en Jerusalén por crímenes de lesa humanidad [Holocausto], quedó claro que la justicia internacional también es un ejercicio de soberanía. La mortandad en Venezuela llega a cifras  como las de El Congo antes de la guerra civil. No intervenir apelando a la soberanía del tirano o la no-intervención es inmoral porque en Venezuela el Estado, no existe.

Un buen amigo periodista me dio la mejor definición que he escuchado de un régimen opresor y criminal a la vez. “Orlando cómo en Colombia a los Brito, Pérez o Albán los mató el delito de “porte ilícito de pensamiento”.  Contra eso el pueblo no puede sólo…[mío].

@ovierablanco

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>