Publicado el: Mie, May 6th, 2015

Pozos de la muerte en Táchira: aumentan a 12 las osamentas encontradas en frontera con Colombia

En total, suman 12 las osamentas encontradas, en tres fosas, en el municipio Pedro María Ureña.

En total 12 osamentas humanas, enterradas en tres fosas comunes en una zona boscosa de la aldea La Mulata, zona rural del municipio Pedro María Ureña, fueron localizadas por las autoridades militares, entre la tarde del lunes y el mediodía de este martes.

Pese al hermetismo que ha privado en el ámbito policial y militar desde el hallazgo de estos restos, se pudo conocer que las autoridades no descartan que algunas de las siete primeras víctimas que yacían en la fosa descubierta el lunes pertenezcan a integrantes, cabecillas en su mayoría, de uno de los grupos paramilitares que operan en esa zona fronteriza.

Por ende, la autoría de la masacre, que hasta el momento cobró la vida de 12 personas, se la estarían atribuyendo al grupo al que presuntamente pertenecían las primeras víctimas, es decir Los Urabeños, agrupación irregular liderada por un delincuente colombiano identificado como Alex Roa, conocido con el alias de “cara e´ niña”, que opera entre Ureña y San Antonio del Táchira, “debido a posibles hechos que cometieron las víctimas y que pudieron causar descontento entre sus superiores”.

En la otra tesis, en cuanto a la probable autoría de la masacre, ubica a integrantes de la banda rival, es decir, a Los Rastrojos, por problemas netamente de control de la zona.

Lo que sí es un hecho es que, hasta este momento, las autoridades policiales manejan el móvil del ajuste de cuentas.

Este martes, en horas de la mañana, en otras dos fosas localizaron cráneos y huesos de cinco personas más, con datas de muerte distintas.

Un vocero militar, al que se consultó sobre el caso y el estatus en el que se encontraban las indagaciones, sencillamente se limitó a manifestar que, por órdenes superiores, las investigaciones se hallaban en reserva legal, no se podía suministrar ninguna información al respecto, y que eran los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cicpc, los encargados, como órgano competente, para llevarlas adelante.

Hasta este martes, la información que se manejaba era imprecisa. El acceso al lugar de los hallazgos les fue restringido a los comunicadores sociales de la entidad, por cuanto el cerco militar que dispuso el Ejército en toda el área desde el lunes aún se mantenía ayer.

Esto, no solo para resguardar las evidencias y permitir que el Cicpc trabajara con tranquilidad, sino como medida de extrema seguridad, toda vez que es bien conocido en la frontera colombo-venezolana que esa es una zona controlada ampliamente por grupos paramilitares.

Un informante

A este sujeto de nacionalidad colombiana, identificado como Alex Roa, alias “Comandante cara e´ niña”, cabecilla de Los Urabeños, un informante lo señala de haber ordenado la masacre en Los Tanques, en La Mulata.
A este sujeto de nacionalidad colombiana, identificado como Alex Roa, alias “Comandante cara e´ niña”, cabecilla de Los Urabeños, un informante lo señala de haber ordenado la masacre en Los Tanques, en La Mulata.

Se dijo que la situación que llevó a una comisión del Ejército a localizar las fosas con los restos humanos, hacia las 5:00 de la tarde del lunes, fue la detención de un sujeto, supuestamente paramilitar, que durante los interrogatorios a los que lo sometieron aseguró conocer dónde habían asesinado y sepultado a un sinnúmero de personas.

Fue así como llevó a los militares hasta una trocha, en la zona boscosa del sector Los Tanques, a unos cuatro kilómetros de La Mulata, y muy cerca del corregimiento colombiano San Faustino, donde hicieron el primer hallazgo.

Allí, en conjunto con el Cicpc, organismo al que notificaron la novedad, encontraron las primeras siete osamentas, seis masculinas y una femenina, esta última diferenciada del resto de los cráneos, porque tenía cabello largo y prendas de mujer.

Todas estaban amordazadas y maniatadas a la espalda. También encontraron prendas y calzado militar, tanto de hombre como de mujer; así como otros huesos y evidencias, que fueron colectados por la policía científica, que por cierto activó un operativo pocas veces visto, movilizando incluso hasta el sitio la Unidad de Criminalística, médicos y expertos en odontología forense, al mando de los comisarios Marcos Rojas y Jerson Mojica.

En cuanto a las fosas con los restos humanos hallados ayer en la mañana, no se conocieron mayores detalles, solo que encontraron cuatro en una fosa y una en la otra.

Cuatro posibles identificados

Poco antes de las 4:00 de la tarde de este martes, llegó al cementerio municipal de San Cristóbal una comisión de la policía científica con los restos humanos, procedente de Ureña. (Foto: Tulia Buriticá)
Poco antes de las 4:00 de la tarde de este martes, llegó al cementerio municipal de San Cristóbal una comisión de la policía científica con los restos humanos, procedente de Ureña. (Foto: Tulia Buriticá)

Aunque será a través de exámenes forenses que se determine con certeza tanto la data como la causa de muerte, e incluso la identidad de todas las víctimas, puesto que están sin identificar, se aseguró que fueron ultimadas de tiros en la cabeza.

De ellas, cuatro localizadas en la primera fosa común habrían sido identificadas por el informante desconocido, que las señaló por sus alias.

Según este, allí estarían sepultados los paramilitares “Sandra”, “La Pájara”, “El Wicho” y “El Antiguo”.

La veracidad de la información suministrada por este sujeto difícilmente pudiera estar en tela de juicio, pues el simple hecho de que haya llevado a los militares hasta las fosas, a ese lugar tan alejado y solitario, indica que tiene pleno conocimiento de cómo fueron a parar ahí las víctimas.

Sin descartar que sean los jóvenes desaparecidos

Funcionarios del Cicpc se encargaron de extraer los restos de las tres fosas, en las que hallaron 12 osamentas. (Foto: Cristian Herrera/ Diario La Opinión)
Funcionarios del Cicpc se encargaron de extraer los restos de las tres fosas, en las que hallaron 12 osamentas. (Foto: Cristian Herrera/ Diario La Opinión)

Al aumentar el número de osamentas localizadas, el rumor de que algunas de ellas pudieran ser de los jóvenes que fueron reportados como desaparecidos en Ureña el año pasado, no tardó mucho en circular.

En este sentido, el alcalde de ese municipio, Alejandro “Tato” García, confirmó esta presunción, aunque hizo acotación en que esperaba que no fueran ellos, puesto que los parientes de los muchachos desaparecidos en 2014, cuya cifra real se desconoce, aún guardan la esperanza de encontrarlos con vida.

“Se supone que podrían ser unos muchachos que desaparecieron el año pasado, jóvenes de diferentes familias de Ureña. Hay cerca de ocho o diez desaparecidos y no sabemos si ellos puedan ser. Obviamente, esperemos que no, sus familias tienen la esperanza de encontrarlos con vida. Pero imagino que en el transcurso del día se irá despejando un poco más la información”, dijo en horas de mañana el burgomaestre tachirense.

“Presumen que hay otras fosas comunes. Esa es la información que maneja la Fuerza Armada”, agregó.

Miriam Bustos / LA NACION SAN CRISTOBAL

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>