Publicado el: Jue, Sep 8th, 2016

Presentan proyecto de sanciones contra Nicaragua en el Senado de EE UU

160202005701-ted-cruz-february-1-2016-exlarge-169
Ted Cruz presenta proyecto de sanciones contra Gobierno de Daniel Ortega

El senador republicano por el estado de Texas busca una legislación que permita a EEUU votar contra la aprobación de préstamos para la administración de Daniel Ortega

El senador republicano por el estado de Texas, Ted Cruz, presentó este miércoles ante el Senado el proyecto de Ley Nicaraguan Investment Conditionality HR 5708, (Ley de condicionalidad a la inversión en Nicaragua), que tiene como objetivo aprobar sanciones económicas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

El proyecto legislativo ha sido presentado en ambas cámaras, el Congreso y el Senado, su objetivo es crear una legislación que permita a Estados Unidos votar en contra de la aprobación de los préstamos que solicite el Gobierno de Nicaragua, ante los organismos financieros internacionales.

El voto de Estados Unidos ante las entidades financieras es decisivo para la aprobación de préstamos de inversión.

El senador Cruz se sumó al esfuerzo de los congresistas Ileana Ros-Lehtinen, republicana; y Albio Sires, demócrata. Ambos promueven el proyecto de Ley, presentado en julio pasado ante el Congreso de Estados Unidos, que en ese momento contó con el respaldo de diez congresistas. A la propuesta se han sumado nueve representantes más y se espera próximamente se agreguen otros legisladores para patrocinar el proyecto.

La medida, que cuenta con apoyo bipartidista, es en respuesta a las “acciones antidemocráticas” del Gobierno de Nicaragua, justifica la ley. Esas acciones, encabezadas por el presidente Daniel Ortega, se traducen en la falta de elecciones libres, justas y transparentes. A ello se suma la expulsión de Nicaragua de tres estadounidenses en las últimas semanas.

“El presidente Ortega está demostrando que la democracia que pregona es nada más de fachada. Ortega ha impuesto una nube de censura al pueblo de Nicaragua con el fin de aislar y silenciar a aquellos que se esfuerzan por vivir en una sociedad verdaderamente libre. Los Estados Unidos no deben mirar hacia otro lado. Debemos ayudar al pueblo de Nicaragua a elegir el camino de la libertad y la prosperidad. Espero con interés trabajar con mis colegas en el Senado para avanzar en la aprobación de la Ley de condicionalidad, y adoptar una posición firme por la libertad”, dijo el senador Cruz, quien estuvo entre los aspirantes a la candidatura por la presidencia de Estados Unidos.

Elliott Abrams, miembro principal ante Consejo de Relaciones Exteriores, elogió el anteproyecto legislativo “se trata de una legislación inteligente, sensible y una dura respuesta estadounidense a la creciente represión y tiranía en Nicaragua”, acotó Abrams.

“El senador Cruz, es un defensor de la libertad en nuestro hemisferio, libertad que quieren coartar un grupo de matones marxistas antiestadounidenses. El deberá conseguir los 100 votos en el Senado para aprobar esta excelente propuesta”, declaró Abrams, a través de una nota de prensa.

Durante la presentación del proyecto de Ley, Cruz declaró que el Gobierno de Ortega ha intensificado sus prácticas opresivas contra la población. Al mismo tiempo, hizo alusión a la expulsión de 28 diputados de la oposición de la Asamblea Nacional, ante su negativa a reconocer al nuevo representante del PLI, impuesto por Ortega.

Además, hizo mención a la expulsión de funcionarios estadounidenses. “En junio, el Gobierno de Nicaragua, expulsó innecesariamente a tres funcionarios del gobierno de Estados Unidos, lo que provocó que el Departamento de Estado emitiera una alerta de viaje para los ciudadanos de los Estados Unidos afirmando que las autoridades nicaragüenses han negado la entrada a estadounidenses, ha detenido, interrogado, y expulsado a extranjeros, incluyendo funcionarios de Estados Unidos del gobierno, académicos, trabajadores de ONG y periodistas”, comentó.

Ortega ha negado la participación a observadores electorales internacionales de la Unión Europea, Estados Unidos, y la Organización de Estados Americanos (OEA) para observar las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

Una de las últimas medidas es fiscalizar la correspondencia diplomática, para ese fin ha designado al Ministerio de Gobernación. Líderes opositores coinciden en afirmar que se trata de una medida de espionaje de parte del gobierno sandinista.

“Este proyecto de ley urge al Presidente a que instruya a los directores ejecutivos estadounidenses a que usen su voz, voto, e influencia de nuestro país ante las instituciones financieras internacionales para oponerse a cualquier (solicitud de) préstamo para el régimen nicaragüense, hasta que el Secretario de Estado certifique que Nicaragua está tomando acciones eficaces para celebrar elecciones libres, justas, transparentes y verificadas por observadores confiables nacionales e internacionales”, declaró la congresista Ileana Ros-Lehtinen.

Nicaragua, el segundo país más pobre del hemisferio, requiere de préstamos de instituciones financieras internacionales. Estados Unidos tiene un peso decisivo ante organismos como el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BD), y el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros, para la aprobación de préstamos.

diariolasamericas.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>