Publicado el: Vie, Feb 20th, 2015

Principio básicos del oficialismo

Por: Fernado Fachhin B.

Los principios básicos del “madurismo” son, entre otros, la desaparición del estado de derecho y la concepción totalitaria y para institucionalizarse hacen uso del llamado “Terrorismo de Estado”, ejemplo la Resolución 0086120 del Ministerio de la Defensa, publicada en la Gaceta Oficial del 27 de enero de 2015, las amenazas a España, los presos de conciencia, la carencia, etc.

El terrorismo de estado lo impone la autocracia y se ejecuta mediante bandas armadas de bandoleros sin escrúpulos, delincuencia organizada, secuestro de los poderes del estado, creación de leyes punitivas, donde la razón jurídica de la legislación es sustituida por el “ius belli”, se crea un estado de alarma permanente en la colectividad, ejemplo el cuento del golpe de estado; el terrorismo surge en aquellos gobiernos totalitarios cuya “ideología” es una mezcla ecléctica de populismo y revisionismo, contradicciones y oportunismo ideológico.

Las decisiones se toman para justificar la “legitimación” de las actuaciones requeridas, dificulta el desarrollo de la organización social, se opone a la democracia, convierte a la FANB en milicias obsecuentes, sin honor y sin divisa, forjadores de dominación para la defensa de la autocracia, en las que se destacan la violencia, la represión, la cárcel y la censura para acallar el descontento e intimidar a la sociedad, se procura la desintegración de la estructura socio-política y económica, se crea una burda falsificación del parlamentarismo, odio a la sociedad, rechazo al progreso y al pacifismo, política económica intervencionista, desprecio por los derechos individuales.

Frente a los valores sociales sustentados por los derechos del hombre, el duopolio “maduro-cabello y su terrorismo de estado imponen los derechos de su antojo, potenciación de la creencia sobre la posesión absoluta de la verdad, mediante la mentira, la cual esgrimen constantemente, apropiación de los medios de producción y de comunicación; además de las pérdidas de valores sociales, políticos, económicos e informativos, se cobran injustificadamente, vidas humanas mediante ajusticiamientos semipúblicos o públicos con la anuencia de las fuerzas militares, con plena impunidad, la justicia no actúa en esos casos, no pretenden convencer al contrario sino eliminarlo, el terrorismo de estado fascista busca anular en forma absoluta los derechos básicos de los ciudadanos, surge la descalificación, la difamación y las amenazas permanentes.

Todo lo antes mencionado no es un síntoma de fortaleza, sino por el contrario, es el síntoma de la más extraordinaria muestra de debilidad y cobardía de la autocracia fascista, la cual no puede sostenerse sin esos medios de terrorismo de estado, los necesita para tratar de perpetuarse en el poder.

El duopolio no es más que una dominación terrorista que se apoya en la violencia y en el temor que produce en la sociedad, es un sistema en descomposición, en crisis permanente y, para impedir su definitivo hundimiento, está obligado a adoptar el terrorismo de estado, en definitiva, no se defiende al ciudadano de los abusos del estado sino al estado de los “abusos” de los ciudadanos, impidiendo la utilización de las vías legales, pacíficas y democráticas en su contra, por ello mantiene un estado de excepción permanente, permitiéndose violar impunemente los derechos y libertades fundamentales con el uso indiscriminado de sus fuerzas represivas, las cuales siembran el terror en la sociedad.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>