Publicado el: Mar, Ene 17th, 2017

Putin defiende a Trump y califica a quienes le atacan de ser “peores que prostitutas”

putin1
El presidente ruso no cree que el magnate se relacionara “con chicas de poca responsabilidad social” aunque las rusas sean “las mejores del mundo”

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, manifestó este martes que Donald Trump es víctima de una campaña política cuyo principal fin es “socavar la legitimidad del presidente electo de EE UU”. Trump consiguió una “convincente victoria” en las elecciones y quienes lo atacan con acusaciones “falsas” son “peores que prostitutas”, dijo el jefe del Estado ruso, respondiendo a una larga retahíla de preguntas de por un periodista de Life News, un canal de televisión que se distingue por su aguerrida posición en defensa de los puntos de vista del Kremlin.

Putin discurrió sobre Trump y negó que el norteamericano hubiera sido espiado por los servicios de seguridad rusos durante su estancia en Moscú, en una rueda de prensa conjunta protagonizada por el presidente de Moldavia, Igor Dodón y Putin. La rueda de prensa duró 29,12 minutos y el tema Trump, totalmente ajeno a ella, se llevó un tercio de este tiempo. Putin utilizó un lenguaje coloquial y midió los epítetos y terminología que aplicaba a las prostitutas rusas.

Moscú califica de “amenaza” para su seguridad el despliegue de tanques de EE UU en Polonia
El presidente ruso aseguró que le costaba creer que Trump corriera al hotel a reunirse con prostitutas rusas, teniendo en cuenta que se había dedicado a organizar concursos de belleza y se relacionaba con las “mujeres más bellas del mundo”. Putin hizo una breve pausa antes de calificar a las prostitutas como “chicas con baja responsabilidad social, aunque son las mejores del mundo, sin duda” y mostró cierta comprensión por su trabajo. La prostitución dijo “es un fenómeno social feo y serio”, y las “chicas jóvenes que se dedican a esto” lo hacen porque “de otro modo no pueden abastecerse de forma digna. Y esto en gran medida es “culpa de la sociedad y del Estado”. Ahora bien, “la gente que encarga informaciones falsas del tipo que ahora se difunde en EE UU contra el presidente electo y las utilizan en la lucha política son “peores que prostitutas y no tienen ningunas barreras morales”.

El presidente ruso criticó a la Administración de Barack Obama por “despedirse pero no irse” y opinó que la “agudizada lucha política interna” en EE UU continúa, pese a la “convincente victoria” de Trump. En opinión de Putin, la lucha política [contra Trump] responde a algunos fines “evidentes”, siendo el primero de ellos “socavar la legitimidad del presidente elegido de EE UU”, por parte de gente, que “lo quieran o no,” “causan un gran daño a los intereses de EE UU”. El mandatario ruso equiparó su visión del “Maidán” (revolución callejera) contra el presidente electo de Ucrania, Víctor Yanukóvich, en 2014, a la situación que hoy vive Trump y dijo que quienes así actúan “parecen haberse entrenado en Kiev y están dispuestos a organizar un Maidán en Washington solo para evitar que Trump asuma el cargo”.

Un segundo fin, según Putin, es “atar de pies y manos” al presidente electo “en el cumplimiento de sus promesas electorales en el interior y el exterior del país”. “Imagínense cómo se puede hacer algo para mejorar las relaciones ruso-norteamericanas si lanzan cuentos como esa injerencia de un supuesto hacker en la campaña electoral”, dijo. Putin aseguró que no conoce a Trump ni sabe lo que hará en el campo internacional, “por eso no tengo ninguna base para atacarlo, criticarlo o defenderlo”, “pero estas filtraciones son una falsificación evidente”, señaló. Explicó el líder ruso que, cuando Trump vino a Moscú, no se dedicaba a la política y “ni siquiera sabíamos de sus ambiciones políticas” “¿Acaso alguien piensa que nuestros servicios de seguridad persiguen a todos los multimillonarios norteamericanos? Claro que no. Esto es un desvarío”, afirmó Putin.

El uso de escenas de carácter sexual para desacreditar a políticos molestos no es ajeno a la práctica de las televisiones rusas. El caso más famoso es el del fiscal general de Rusia, Igor Skuratov, que fue apartado del cargo en 1999 después de que en marzo de aquel año la televisión estatal aireara un vídeo en el que supuestamente se veía al fiscal entregado a juegos eróticos de cama con dos mujeres. Por aquel entonces Putin era el jefe del Servicio Federal de Seguridad y Skuratov se disponía a airear las investigaciones que había realizado sobre asuntos de corrupción que afectaban a la familia del entonces presidente de Rusia Boris Yeltsin.

elpais.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>