Published On: mié, May 16th, 2018

Quim Torra fue a Berlín para «rendir homenaje y presentar respetos» a Carles Puigdemont


Quim Torra y Puigdemont quieren a Trapero y controlar las cuentas.
El presidente Rajoy responde desde Bulgaria: “Por supuesto que voy a recibir al presidente de la Generalitat si él me lo pide”
Rajoy y Sánchez aplicarán el artículo 155 “ante un intento de quiebra” y vigilarán las cuentas de la Generalitat
Rivera desdeña el “no acuerdo” de Rajoy y Sánchez y propondrá extender un 155 duro

El presidente electo de la Generalitat, Quim Torra, inició este martes su andadura con dos gestos que anticipan las claves de un mandato que él mismo asume como temporal. El primero fue evidenciar su falta de autonomía política al acudir a Berlín a «rendir homenaje y presentar respetos» a Carles Puigdemont, a quien considera el verdadero «president legítimo». El segundo gesto fue la exigencia de la devolución a la Generalitat del control de sus finanzas para poder gobernar mientras que, en paralelo, mantienen vivo el procés. Durante su primer día como president electo, Torra se comprometió también a un tercer hecho, a priori, de difícil ejecución: la restitución de todos los cargos destituidos tras la aplicación del artículo 155.

Entre ellos figura el mayor cesado de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, imputado por la Audiencia Nacional por un delito de sedición.Torra se presentó en Berlín como jefe «interino» del futuro gobierno catalán a la espera de que regrese al cargo «el presidente legítimo».

En un mensaje leído en castellano y dirigido al Ejecutivo central, primero arremetió contra lo que considera la «represión» política y la «asfixia financiera» que supuestamente se ejerce desde Madrid, sin olvidar la existencia de los denominados «presos políticos», en referencia a los ex miembros del Govern y líderes de la ANC y Òmnium encarcelados.

Tras su cargas de profundidad, pasó a ofrecer «diálogo» al Gobierno español e intentó desactivar el peso de sus escritos supremacistas. Aseguró, al contrario, que no gobernará de forma excluyente: «Soy demócrata, proeuropeo, liberal y prosociedades abiertas». En una evidencia de la presidencia bicéfala catalana, fue Puigdemont quien anunció que esta semana se presentará un Govern «fuerte que pueda restaurar todos los daños causados por la aplicación del artículo 155».

Y no sólo eso. Los dos presidents reclamaron recuperar las riendas de las finanzas, «un tema clave» porque «no se puede ser independiente si no se tiene el control de los recursos», dijo Torra. Puigdemont, que volvió a ser interrogado por la Fiscalía alemana, elogió que la primera medida de Torra una vez tome posesión del cargo será enviar una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En ella le pedirá que «fije día y hora» para una reunión que Torra quiere que se celebre «sin condiciones previas».

El ex president fue el que reveló que Rajoy todavía no ha felicitado a Torra por su investidura y quien auguró que exigirá que se levante el artículo 155 y la intervención de las finanzas. En su turno, Torra instó a Rajoy a acudir «sin condiciones previas, para hablar de todo» a una reunión a la que Rajoy ayer se mostró abierto.

Torra insistió en que «no basta» con levantar el 155.«Nunca abandonaremos el camino de reconfirmar al president Puigdemont al frente del Govern, para que regrese al Palau de la Generalitat», aseguró Torra. Y acentuó otro objetivo irrenunciable: «Tampoco en la idea de la República de Cataluña». Para mantener vivo el procés, dijo que se actuará en tres niveles: el «Espacio libre de Europa [espacio Schengen], las instituciones catalanas y una asamblea de electos», tal y como denominan al Parlament paralelo que aspiran crear.

Torra cree que el proyecto se corona con una ciudadanía involucrada en un «proceso constituyente».Horas antes Torra reveló en Catalunya Ràdio su objetivo de «restituir» a todo el anterior Govern y a los altos cargos, desde ex consellers hasta los directores generales. También pasando por una de las figuras más controvertidas, la del ex mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero.

Consciente de que quien fuera máximo responsable policial lo pueda descartar -se encuentra imputado por la Audiencia Nacional bajo amenaza de ser encarcelado-, Torra dijo que «dependerá de las personas y sus situaciones personales». Fuentes de ERC aseguraron ayer a este diario que sucederá lo mismo con los ex consejeros republicanos, con la única duda de Comín, quien todavía no ha certificado de forma oficial.

El viaje a Berlín de Torra despertó críticas entre la oposición -el PSC ha presentado una pregunta en el Parlament para saber si se ha pagado con dinero público- y, en un hecho que debe preocuparle más, en la CUP. Tan solo un día después de lograr la investidura gracias a ellos, los anticapitalistas le afearon el ofrecimiento de diálogo a Rajoy.

El diputado Vidal Aragonés teatralizó el momento sacándo una «tarjeta roja» a Torra, al que acusó de olvidar el objetivo prioritario de la unilateralidad. «El primer objetivo, para la CUP, no es el diálogo con el Estado español, sino el ejercicio del derecho de autodeterminación del pueblo de Cataluña. Y pensábamos que ese era el principal objetivo de JxCat, de ERC y del próximo Govern», alegó.Los intentos de Torra por desactivar la polémica por sus mensajes supremacistas es otro de los flancos en los que, por el momento, fracasa.

El presidente del grupo socialista en Barcelona, Jaume Collboni, pidió que el pleno del Ayuntamiento «se pronuncie en contra de las declaraciones xenófobas» del president investido.

Según Collboni, la capital catalana debe condenar y reprobar «todo tipo de actitudes y comentarios divisorios, excluyentes y de carácter xenófobo, contrarios a la dignidad y el respeto a las personas». Se sumó a las críticas la organización SOS Racisme, que denunció el discurso de Torra por «peligroso, irresponsable e inaceptable.

En un comunicado, el Consejo de la entidad criticó que se trata de «un discurso que es aún más grave cuando se utiliza desde ámbitos institucionales y desde una posición de poder», y tiene que ser identificado y reprobado en cualquier momento. «Estaremos alerta».

Fuente:elmundo.es

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>