Published On: lun, Abr 9th, 2018

Rajoy y 60 empresarios españoles llegan hoy a Argentina para respaldar políticas regionales

 

 

Mariano Rajoy viaja a Argentina para respaldar el giro político en la región

El presidente español llega con 60 empresarios en un viaje sin conflictos pero no se espera una lluvia de inversiones.

Argentina marcó uno de los peores momentos del Gobierno de Mariano Rajoy. Era 2012, España estaba al borde del rescate y Cristina Fernández de Kirchner decidió expropiar Repsol. Una humillación para Rajoy que creía que podía parar esa operación. Envió al ministro José Manuel Soria y no lo logró. Las cosas han cambiado radicalmente desde entonces y el presidente español llega este lunes a Buenos Aires a visitar a un amigo, Mauricio Macri, que ya fue recibido en España en 2017 con gran entusiasmo. Rajoy dará un respaldo total al giro argentino, que marcó el inicio de un cambio político profundo en toda la región, y viajará con 60 empresarios para promover más intercambios, pero no se espera aún una lluvia de inversiones hasta que la economía argentina no se estabilice definitivamente.

Rajoy es un buen conocedor de Argentina, un país al que ya viajó como líder de la oposición, cuando aún no se había cambiado la legislación y los votos de los 400.000 españoles residentes en el país austral eran claves. Desde que se reformó con el llamado voto rogado se desplomó la participación y ya no es tan relevante. A Rajoy le tocó como vicepresidente negociar la crisis de Aerolíneas Argentinas en los 90, cuando era propiedad de Iberia. Con Macri le une además una relación especial desde los inicios del PRO, el partido que formó el presidente cuando dejó la dirección del club de fútbol Boca Juniors para entrar en política. El PP ayudó mucho al PRO, y Rajoy y Macri fueron trenzando una relación personal con los años. Rajoy estaba entusiasmado en 2015 con la victoria de Macri sobre Daniel Scioli, el candidato de Cristina Fernández de Kirchner, y le habría gustado ser el primero en viajar a Argentina, pero se le adelantaron todos: Francois Hollande, Matteo RenziAngela MerkelBarack Obama. La inestabilidad política en España, que le tuvo como presidente en funciones, retrasó este viaje hasta ahora.

España ha perdido peso político y económico en Argentina, y dejó de ser la primera potencia inversora con la expropiación de Repsol, pero se mantiene como segunda y sus empresas dominan sectores clave: telecomunicaciones, energía, sistema financiero, seguridad, tecnología, autopistas. Rajoy llega en un momento tranquilo. El conflicto con Telefónica, provocado según esta compañía porque Macri ha privilegiado al grupo Clarín, su gran competidor, parece en vías de solución y el Gobierno argentino prepara una ley que intentará apaciguar el enfado de la multinacional española, que está atenta por si finalmente Clarín logra ganar posiciones. Las amenazas de acudir al CIADI, el organismo internacional de resolución de conflictos, han quedado atrás, aunque el problema no está resuelto.

Rajoy viaja con 60 empresarios, entre ellos el jefe de la patronal, Joan Rosell, y la cúpula de Abertis, la compañía de autopistas. Argentina está en plena explosión de obra pública y licitaciones de energías alternativas que las empresas españolas no quieren dejar pasar. Aunque aún hay mucha desconfianza de los empresarios españoles por el pasado tumultuoso del país y no se espera una lluvia de inversiones. De hecho la inversión española cayó con la llegada de Macri, que sufrió una fuerte recesión en su primer año, y ahora se está recuperando poco a poco.

“Recuperar la confianza lleva tiempo”, admitió en la embajada española el jueves Luis Caputo, el ministro de Finanzas. “Pero estamos viendo mucho interés de las empresas españolas. Macri apunta a ser un país normal. En el exterior hay más optimismo que en Argentina, el mayor problema somos nosotros, hay que combatir el escepticismo”, sentenció. Argentina ha vuelto al crecimiento, pero la inflación sigue incontrolable y este año, tercero de Macri, se espera que aún supere el 20%. La pobreza está bajando pero sigue en el 25,7%. Las expectativas son positivas pero la recuperación va despacio y millones de ciudadanos sufren unos precios mayores que en España en cosas básicas como la comida o la ropa con salarios mucho más bajos, lo que contrae el consumo.

Rajoy y Macri están de acuerdo en casi todo, y también en la política regional, con lo que se esperan que ambos lancen fuertes críticas al régimen venezolano. Ambos pueden buscar actuaciones conjuntas en la región. Además el presidente español apoyará la entrada de Argentina en la OCDE y respalda el acuerdo UE-Mercosur, que tiene a Francia como principal escollo.

El presidente español volverá en noviembre a Buenos Aires por la cumbre del G-20, y también ahí coincide con Macri en una apuesta por el libre comercio frente al proteccionismo de Donald Trump. El presidente, que viaja con el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, algo poco frecuente, pasará casi dos días en la capital argentina en una visita de claro contenido económico, con varias citas empresariales, pero que sobre todo tiene el trasfondo político de apoyar a un socio latinoamericano clave que marca un giro radical frente al choque total con la expresidenta Fernández de Kirchner. De hecho Rajoy, que estuvo en Buenos Aires en 2013 para defender la fracasada candidatura olímpica de Madrid 2020 y ni siquiera vio a la entonces jefa de Estado, será el primer presidente español que hace una visita oficial desde que Zapatero llegó en 2005, hace 13 años.

Fuente El País

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>