Published On: Vie, Dic 22nd, 2017

Raúl Castro pospone su salida del gobierno hasta la celebración de elecciones de la Asamblea Nacional en abril de 2018

Raúl Castro no se va en febrero, Cuba pospone las elecciones

El gobierno cubano anunció que pospondrá las históricas elecciones en las que se elegirá un nuevo presidente del país en el 2018. El actual gobernante Raúl Castro se mantendrá al menos hasta el 19 de abril, la nueva fecha en que se celebrará la elección de la Asamblea Nacional y el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Según el anuncio publicado en el diario oficial Granma el jueves, la decisión se debe al impacto del huracán Irma, que azotó a la isla en septiembre y provocó que las autoridades cambiaran la fecha de las elecciones municipales.

El sitio digital del periódico colapsó a minutos de publicar la información.

El Departamento de Estado y la Casa Blanca no reaccionaron inmediatamente a la noticia.

“No es sorprendente”, escribió la congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen en Twitter. “Los dictadores siempre quieren permanecer en [el] poder. El pueblo de Cuba merece más que Raúl Castro y sus secuaces. Cuba será libre cuando el pueblo elija sus líderes de manera libre, transparente y justa”.

Es la primera vez desde que el fallecido Fidel Castro reintrodujo unas limitadas elecciones en 1976, que el gobierno decide cambiar las fechas de los comicios.

Raúl Castro había anunciado que se retiraría del gobierno al cabo de sus dos mandatos, el 24 de febrero, la fecha original de constitución de la nueva legislatura. Pero varios expertos habían especulado que el actual gobernante podría mantenerse en su puesto por más tiempo, debido a las difíciles circunstancias que atraviesa el país.

Con una economía en problemas, la caída de los subsidios de Venezuela, el endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos y la crisis diplomática creada con ese país, a raíz de ataques a la salud de diplomáticos estadounidenses en La Habana, no podía descartarse la posibilidad de que Castro no realizara una transferencia de poder, según dijeron analistas y disidentes cubanos al Nuevo Herald y el Miami Herald recientemente.

“Sé muy bien cómo piensan y reaccionan. Para mí, es inconcebible que en las circunstancias actuales ellos se retiren”, dijo recientemente al Herald, Domingo Amuchástegui, un ex analista de la inteligencia cubana que ahora vive en Miami. “Y no es solo él [Castro], es todo el equipo, la generación histórica, la que se espera que siga adelante durante un tiempo”.

Castro había acordado la normalización de relaciones con el ex presidente Barack Obama pero Trump, alentado por varios congresistas cubanoamericanos, dio un giro en la política y aumentó la restricciones a los viajes de los estadounidenses a la isla y los negocios con empresas cubanas controladas por los militares. La Zona Especial de Desarrollo Económico de Mariel, pieza central de los esfuerzos cubanos para atraer inversiones extranjeras, se encontraba entre las entidades cubanas bloqueadas.

En junio, Mariela Castro, la hija del gobernante, había dicho en una entrevista con una emisora española que “hay mucha gente que no quiere que mi padre deje el poder, mucha gente que está presionando para que no lo haga”.

Los resultados en las elecciones municipales también podrían haber sembrado dudas entre los dirigentes cubanos. La participación fue la menor en la historia de los comicios bajo el socialismo en Cuba.

La decisión final podría ser del Partido Comunista. El miércoles Castro anunció un nuevo plenario del Comité Central del partido para marzo del próximo año en el que según Granma, “se analizará la proyección estratégica para los años venideros”.

Con el cambio de fecha Castro tendría más tiempo para finalizar acuerdos potenciales con otros países que podrían ayudar a la debilitada economía cubana, dijo Andy Gómez, director interino del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami.

“El pragmático Raúl Castro quiere pasar el batón cuando la economía esté en mejor forma”, dijo Gómez.

Según varios expertos, es muy probable que el crecimiento de la economía cubana este año fue cero o incluso que cierre el año con una recesión. Oficialmente, el gobierno cubano anunció este jueves que el producto interno bruto había crecido un 1.6 por ciento, mucho más que el tímido 0.5 por ciento estimado por la CEPAL.

“La economía cubana no se recuperará en 60 días, pero le da más tiempo para negociar con otros países”, comentó Gómez. Uno de ellos podría ser Estados Unidos.

“Algunas fuentes me han dicho que los cubanos están trabajando en un plan para hacer a Cuba más atractiva para la inversión de los EEUU” y que sería presentado al gobierno estadounidense, mencionó Gómez. “Eso requeriría que [el presidente Donald Trump] cambie algunas de sus órdenes ejecutivas sobre Cuba”.

Otro país podría ser Rusia. El sábado, Castro se reunió con Igor Sechin, presidente de la estatal petrolera rusa Rosneft, y se espera que de ahí salgan nuevos anuncios favorables a Cuba.

Amuchástegui dijo el jueves que es cierto que Irma causó graves afectaciones, valoradas oficialmente en 13 mil millones de pesos, pero está de acuerdo en que el anuncio de hoy tiene como objetivo “comprar tiempo…Para qué, esa es la cuestión”.

El analista dijo que Cuba dejó en claro que la “puerta está abierta” a las relaciones comerciales con Estados Unidos. Según Amuchástegui, eso podría conducir a una mejor relación con EEUU. para abril y entonces ocurriría una transición de poder normal, o la administración de Trump podría responder a la presión política volviendo a colocar a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo, una medida que podría resultar en un tipo diferente de transición.

La demora hasta abril genera aún más incertidumbre sobre quién podría ser el sucesor de Castro.

Miguel Díaz-Canel, el primer vicepresidente y más visible candidato para suceder al actual gobernante, podría ser visto por algunos sectores del Partido como alguien sin la experiencia necesaria para ocupar el puesto en este contexto. Díaz-Canel ha subido gradualmente en el aparato político cubano pero no es uno de los llamados “líderes históricos de la revolución”.

Díaz-Canel tiene “legitimidad institucional (…) y por ser la persona en la que hasta ahora Raúl Castro ha depositado su confianza y señalado como eventual sucesor”, comentó el analista cubano Carlos Alzugaray en un correo enviado en octubre al Nuevo Herald.

“Sin embargo, a diferencia de Fidel y de Raúl, Díaz-Canel no tiene la legitimidad de ser un histórico, en un país donde esto tiene importancia y es fuente no sólo de legitimidad sino también de autoridad. Tendrá que sustituir esa legitimidad por sus resultados, sobre todo en lo económico”, agregó. “Y enfrentará una creciente demanda de democratización y apertura en un contexto de aumento de la influencia de las redes sociales”.

Algunos disidentes cubanos han hecho notar lo que consideran “falta de liderazgo” del vicepresidente cubano, a quien se le vio ofreciendo duras declaraciones sobre Estados Unidos y la oposición cubana en un video filtrado.

“Yo no veo un alcance en su pensamiento ni en su expresión”, comentó Antonio Rodiles en una entrevista con el Nuevo Herald. Rodiles y la activista cubana Ailer González, creen que Castro está preparando una transferencia de poder generacional en la que Díaz-Canel, de 57 años, sería la fachada de un gobierno controlado desde el Partido por el propio Raúl —quien se quedará al frente como Primer Secretario— y su hijo, el coronel Alejandro Castro Espín,al frente de los servicios de inteligencia.

“Para eso Díaz-Canel es perfecto, porque no tienen ningún poder, ni nadie que lo siga, ni voz de mando”, opinó González.

Amuchástegui dijo que no cree en la teoría de una dinastía Castro en el poder, pero queda claro que Díaz-Canel no podrá ejercer el poder como lo hicieron los hermanos Castro. “Todo el proceso dará como resultado un liderazgo colectivo. No será Díaz-Canel como súper estrella o un espectáculo de un solo hombre. Eso ha llegado a su fin. No habrá Comandante en Jefe”.

Fuente: El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>