Publicado el: Mie, Jul 20th, 2016

Reino Unido renuncia a su presidencia pro tempore de la Unión Europea en 2017

union-europea-1100x618

Reino Unido renuncia a su presidencia de turno de la UE en 2017

La primera ministra viaja esta tarde a Berlín y mañana a París, para reunirse con Merkel y Hollande.

Reino Unido ha decidido renunciar a la presidencia de turno del Consejo Europeo, que le correspondía en el segundo semestre de 2017. Así se lo confirmó por teléfono ayer a Donald Tusk, presidente del Consejo, la nueva primera ministra británica, según fuentes de Downing Street. Theresa May consideró que “es lo correcto” dado que su Gobierno estará “muy ocupado con las negociaciones para abandonar la UE”, después de la victoria del Brexit en el referéndum del pasado 23 de junio.

“La primera ministra ha sugerido que Reino Unido debe renunciar a su presidencia rotatoria del Consejo, actualmente prevista para la segunda mitad de 2017, teniendo en cuenta que priorizaremos las negociaciones para abandonar la Unión Europea”, ha explicado una portavoz del Ejecutivo de May.

Theresa May viajará esta tarde a Berlín, donde se reunirá con la canciller alemana, Angela Merkel, por primera vez desde que el 13 de julio se mudara al 10 de Downing Street. Antes, May asistirá en el Parlamento a su primera sesión de preguntas a la primera ministra.

En Berlín, durante una cena de trabajo, May tiene previsto comunicar a su homóloga alemana que necesita tiempo para preparar la salida de la UE, antes de activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que abre oficialmente el proceso de ruptura. Está previsto que las dos dirigentes aborden también las relaciones comerciales entre ambos países, así como la crisis migratoria y la amenaza del terrorismo islamista. El jueves, la primera ministra viajará a París para reunirse con el presidente francés, François Hollande.

May ya ha hablado por teléfono con los dos líderes, pero esta será la primera ocasión en que se reúna con ellos en persona como primera ministra. Es, también, su primer viaje al extranjero como jefa del Ejecutivo. La ocasión es importante en la medida en que marcará el tono de las largas negociaciones que hay por delante para definir la salida de Reino Unido de la UE.

La primera ministra ya ha afirmado que no tiene previsto comenzar las negociaciones formales, es decir, activar el artículo 50, antes del final de este año, ya que planea consultar el modo de proceder con los Gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, así como con el mundo empresarial. Berlín y París han reconocido que el Gobierno británico necesita tiempo para definir su estrategia, pero quieren que la negociación se agilice.

Merkel ha dejado claro que no habrá negociación sobre el Brexit antes de que se active el artículo 50 y que el proceso se llevará a cabo con la UE y no con Estados individuales, como sugirió el flamante ministro del Brexit, David Davis. May, por su parte, tiene previsto insistir en que la ruptura con la UE no implica dar la espalda a Europa y que Reino Unido seguirá comprometido con los desafíos, económicos, estratégicos y de seguridad, que afronta el continente.

Fuente: El País

 

------

------