Published On: mié, Oct 29th, 2014

Republica Dominicana: venezolanos se pelean por 15 millones de dolares en Banco Peravia

SANTO DOMINGO, RD.- En lo que se puede definir como un “confuso incidente”, el Hotel Holiday Inn, ubicado en la avenida Abraham Lincoln, en el centro de la ciudad capital, fue intervenido, esta mañana, por la Policía Nacional. Un grupo de personas de la Fiscalía del Distrito Nacional se apersonó a tempranas horas de la mañana a realizar un arresto al empresario venezolano Luis Río, hospedado en Holiday Inn, por una supuesta deuda de 15 millones de dólares.

Según informó el vocero de la Policía, coronel Jacobo Moquete, a través del programa radial El Gobierno de la Mañana, de la Z101, el empresario venezolano se resistió al arresto y buscó apoyo en miembros del Ejército.

Tanto el personal de la Fiscalía, que según se informó, carecía de una orden judicial, como algunos empleados del Holiday Inn están siendo investigados en el Destacamento policial del Ensanche Naco para aclarar el impasse, del cual ya se han empoderado la Jefatura de la Policía Nacional y la Fiscalía del Distrito Nacional de manera conjunta.

Por otra parte, el abogado Amadeo Peralta, representante legal del empresario venezolano, dijo que su cliente tiene depositado 15 millones de dólares en el Banco Peravia, y que Luis Río llegó anoche al país desde Venezuela junto a otros 5 empresarios, para reclamar la entrega del dinero.

“Esta mañana fue víctima de un intento de secuestro por catorce personas que se identificaron como policías, alegando una supuesta orden de arresto que ciertamente obtuvieron a través de un ayudante fiscal”, expresó el jurista Peralta, quien se identificó como representante del empresario afectado.

Sostuvo que los empresarios venezolanos tienen tres años reclamando ese dinero y acusó a los ejecutivos de la entidad bancaria de usar subterfugios para no cumplir el compromiso.

EL NUEVO DIARIO/REPUBLICA DOMINICANA

LA HISTORIA DEL BANCO PERAVIA Y SUS ACCIONISTAS VENEZOLANOS

A continuación parte de la información publicada hace meses por el portal chavista primicias24.como sobre los propietarios de Peravia:
Gabriel Jiménez, director del Banco Peravia, debe ser investigado por la DEA
Reveladoras informaciones sobre los mecanismos utilizados por Gabriel Jiménez para hacerse banquero, así como los métodos financieros que ejecuta en el Banco Peravia para aumentar su capital y enriquecerse personalmente, sugieren que las arcas de la entidad financiera pudieran aumentar considerablemente los depósitos de corruptos, para convertirse así en un gran centro para el lavado de dinero.
Según los datos, enviados a este medio de comunicación por dirigentes políticos del estado Aragua, Jiménez fue abogado contratado para auditar jurídicamente la Casa de Bolsa U21, donde fungió como interventor de mutuos activos (tasas cobradas) y mutuos pasivos (tasas pagadas). Allí, habría protegido los dólares de algunos banqueros para que estos pudieran sacarlos del país.
Entre ellos, directivos del Banco Canarias a quienes ocultó las triangulaciones que realizaban con U21 para convertir bolívares en divisas que salieran del país. Esto, pudiera significar tratos a futuro como por ejemplo capital para un banco en República Dominicana.
Es así, como un abogado de clase media como Gabriel Jiménez, da un salto del Ministerio de Finanzas para convertirse en un banquero internacional.
DEA y ONA deben investigar a Gabriel Jiménez y el Banco Peravia
Un banco comprado “barato” aumenta sus capitales con depósitos de presuntos corruptos, estafas al pueblo dominicano y que posee grandes inversiones en activos, debe ser auditado por las autoridades encargadas de esclarecer este tipo de casos, es decir la Organización Nacional Antidrogas (Venezuela) y la DEA (como organismo de acción internacional).
En ese sentido, se podrán corroborar de una vez por todas los nombres de los ciudadanos que han guardado dinero presuntamente proveniente de la corrupción en sus arcas (legitimación de capitales), determinar cómo es que Gabriel Jiménez pasó de ser un abogado de capas medias a un banquero multimillonario, y si el Banco Peravia se creó en una asociación para delinquir.
Jiménez y Santoro se conocen en una movida poco ética
El código de ética del abogado contempla que no se puede representar a una persona con la que se tiene un precedente de acusación. Es decir, no es correcto que defiendas a quien acusas.
Sin embargo, Jiménez hace caso omiso de ese mandato moral cuando, luego de defender a la familia Sindoni en una querella con José Luis Santoro (Véala AQUÍ en el intertítulo “La vida en la TV de un trabajo anterior).
En ese juicio, el Juzgado Primero de Instancia en lo Civil, Mercantil y de Transito de Maracay, admitió una demanda de nulidad de asambleas de accionistas de la Televisora Sindoni (TVS), representada por Jiménez en aquel entonces, designando, con la desavenencia de la familia de empresarios, a José Luis Santoro como su administrador.
Pese a esto, lejos de salir como adversarios, Jiménez y Santoro resultaron socios y el abogado dejó de defender a la familia Sindoni y los trabajadores de la planta televisiva, quienes introdujeron innumerables recursos legales en los tribunales del estado Aragua en contra de Santoro debido a retraso en pagos, prestaciones sociales e intimidación.
Crean Grupo Murviel y Banco Peravia
Tiempo después de que la vinculación entre Santoro y TVS merma, el empresario aragüeño inaugura, junto a Gabriel Jiménez, el Grupo Murviel (empresa aseguradora) y el Banco Peravia en la República Dominicana.
Los denunciantes afirman, que luego de esto Jiménez ha venido a Venezuela en varias ocasiones y suele jactarse de que en el país caribeño tiene compradas las autoridades del ámbito financiero, por lo que “hace lo que le da la gana”.
En ese sentido, afirman que, aparte de la legitimación de capitales, se vale de la sobrevaluación de bienes para crédito y posteriores ejecutorias de garantías y así articular cuantiosas ganancias.
Sobrevaluación de bienes para créditos
Este mecanismo, del cual acusan al Banco Peravia en perjuicio de los “beneficiarios” dominicanos, consiste en dar créditos en un valor superior al costo real de algún bien.
Ayuda financiera que, en la mayoría de los casos, no pueden ser pagadas por los acreedores quienes, al verse en un régimen hipotecario, pierden el bien para el que solicitaron el crédito el cual está en garantía.
De esa manera, el bien es declarado en perdida y el banco gana el interés devengado, que suele ser un 30%, el cual siempre supera el costo real del bien.

DIARIO EL SIGLO/ MARACAY

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>