Published On: Vie, Nov 22nd, 2013

Réquiem al estado de derecho

Fernando Facchín B.

Cumplo con el penoso deber de hacer del conocimiento público que finalmente el “Estado de Derecho” en Venezuela, ha fallecido en manos de los verdugos traidores a la patria.

Durante la “Era democrática” el  estado de derecho, estuvo por encima de los gobernantes de turno y ahora, durante 15 largos y oscuros años, los ciudadanos libres de este país hicimos esfuerzos por preservarlo del virus maligno del difunto y su herencia, pero más pudo la metástasis de la corrupción, el arrodillamiento de los hombres y mujeres en función institucional y demás seudos ciudadanos apátridas que decidieron desconectarlo para llegar a la fase final de la destrucción del país a la mejor forma del neofascismo imperante, despojados de razones constitucionales y democráticas.

Con la aberración legislativa y jurídica llamada “Ley Habilitante” Venezuela ha perdido la efectiva vigencia constitucional, se abrió la etapa de un país de mala calidad, precario, inestable y poco confiable para la inversión productiva, por la deplorable calidad de la legislatura, por la desestructuración del sistema, por la inseguridad jurídica y la inestabilidad política.

La transferencia de potestades legislativas a quien funge de presidente, para actuar en forma discrecional, ha desnaturalizado a la república e inaugurado otro sistema no republicano, opuesto al de derecho, un sistema de dominación absoluta de la sociedad.

Investigando un poco sobre la historia de las leyes habilitantes encontramos una inmediata referencia sobre Hitler en el año 1933, cuando planeó sus tácticas para la toma absoluta del poder y de allí nació una ley habilitante que fue denominada “Ley para la Protección del Pueblo y el Estado”, pero la misma era necesaria para Hitler que estaba consciente de su necesidad de control absoluto del poder para superar su debilidad política. ¿Hay algún parecido con el hecho aquí tratado?

En consecuencia, no cabe duda alguna que el martes 19 la pírrica mayoría del descalificado grupo parlamentario “G-99” aprobó un golpe hitleriano contra la Constitución y contra el país, convirtiéndose todos en verdugos de los derechos ciudadanos. Y eso es solo el comienzo. La medida habilitante eliminará los derechos ciudadanos desde su base.

La habilitante recién aprobada refleja en su texto, directamente, la Ley Habilitante de Hitler de Marzo de 1933, que el parlamento alemán, el Reichstag, “democráticamente” dio a Hitler los poderes de emergencia aprobando la “Ley para Eliminar la Angustia de la Gente y el Reich” la cual le otorgaba el derecho de gobernar por su cuenta y en contradicción con la Constitución y el estado de derecho. La vil actuación del “G-99”, nos da una tremenda concordancia entre el nazismo y eso que llaman gobierno en este pobre país, donde, siendo ellos pro-afectos al sistema autocrático no era necesaria ley habilitante alguna.

El ‘imperio de la Ley’ implica la vigencia efectiva del sistema legal, excluye  arbitrariedad, la inseguridad jurídica, la manipulación política o administrativa. Supone la sujeción de la política al Derecho, es decir, lo contrario de lo que ocurre en el país, en el cual por una inversión legislativa perversa se han degradado los valores y se ha llegado al extremo de establecer un sistema de dominación absoluta,  y de proponer otro en el cual lo dominante serán la ideología, la política y no las reglas inspiradas en la  necesidad de certeza,  de tolerancia y de respeto a los derechos ciudadanos. Un parlamento independiente es indispensable en toda sociedad libre que respete el Principio de Legalidad.

ffacchinb

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>