Published On: sáb, Dic 8th, 2012

Rousseff rechaza críticas de “The Economist” a su política económica

  La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ha reaccionado con dureza  a la petición que hizo ayer el semanario The Economist, en un artículo titulado Quiebra de confianza, en el que sostiene que la mandataria debería destituir a su ministro de Economía, Guido Mantega y le aconseja que “nombre un nuevo equipo económico “capaz de conquistar la confianza del mercado”.

El semanario británico llega a calificar de “moribunda” a la economía brasileña, ante la noticia de que el PIB brasileño apenas crecerá un 1% en 2012, acusa al Gobierno de exceso de “intervencionismo” en el mercado y critica el hecho de que Rousseff “más aún que Lula” crea “que es el estado el que debe dirigir las inversiones privadas”.

Ante esas críticas de The Economist, que tuvieron mucho eco en la prensa del país, la mandataria brasileña respondió con tono visiblemente irritado. “En ninguna de las hipótesis este Gobierno, elegido por el voto directo y secreto del pueblo, va a dejarse influir por la opinión de una revista que no sea brasileña”, afirmó.

“¡Por el amor de Dios!”, continuó Rousseff, “¿ustedes no saben que la situación de ellos [europeos y americanos] es peor que la nuestra desde 2008? Aquí no quebró ningún banco como Lehman Brothers. Nosotros no tenemos crisis de deuda soberana, nuestra relación entre deuda y PIB es del 35% y nuestra inflación está bajo control. Tenemos 378 .000 millones de dólares de reserva”.

Sin embargo, antes de hacer estas críticas a The Economist, Rousseff había afirmado en la reunión de los países del Mercosur en Brasilia: “Existen razones de sobra para estar preocupados con la situación económica mundial, con un cuadro de menor crecimiento y de recesión. Debemos precavernos contra esas condiciones”.

El Partido del Gobierno, el PT (Partido de los Trabajadores), divulgó una resolución en apoyo de la presidenta argentina, Cristina Fernández, aprovechando su presencia en Brasil por haber aplicado en su país, la Ley de Medios, que afecta al grupo de prensa Clarín. Según el PT, esta medida “contribuye a ampliar la libertad de expresión”.

En dicha resolución, el partido del Gobierno Rousseff, “defiende para Brasil la adopción de medidas que impidan la existencia de monopolios, especialmente la concentración de radios y televisiones en las manos de pocas empresas”.

Según el PT “al contrario de lo que afirman los medios brasileños, la nueva legislación argentina contribuye a ampliar la libertad de expresión y a ensanchar las transformaciones democráticas y sociales implantadas por los gobiernos Néstor y Cristina Kirchner”.

Esa postura del PT choca sin embargo con las declaraciones hechas recientemente por la presidenta Rousseff a este diario en las que reafirma su compromiso con la libertad de expresión. “Prefiero el ruido y las posibles exageraciones de los medios, al silencio de tumba de las dictaduras”, dijo.

 

El Pais

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>