Published On: mar, Abr 29th, 2014

Rusia y OTAN se preparan para una posible guerra

Ambas partes lo camuflan como «ejercicios militares ordinarios»

Los aliados de la OTAN y Rusia están realizando un impresionante despliegue de tropas en las fronteras con Ucrania. Una exhibición de músculo militar con el que se amenazan a distancia mutuamente. Todos dicen que se trata solo de «ejercicios militares ordinarios». Pero a nadie se le escapa que se trata del mayor despliegue de «disuasión» y «amenaza mutua» entre Rusia y Occidente desde los tiempos de la Guerra Fría.

Estados Unidos ha comenzado a enviar el anunciado contingente de 600 soldados que realizarán ejercicio militares en Polonia, Lituania, Letonia y Estonia. El refuerzo en el este de Europa no supondrá de momento un aumento del nivel de tropas estadounidenses en el continente, que es de 67.000 personas, cifra que se ha venido reduciendo por los recortes del presupuesto militar de EE.UU.

El envío está pensado para tranquilizar a los socios de la OTAN que tienen frontera con Rusia, reafirmando el compromiso de la Alianza de defenderles ante una amenaza directa de Moscú, pero en ningún caso Washington contempla desplazar tropas a Ucrania, que no forma parte de la OTAN, aunque se produzca una invasión rusa. Lo máximo que el EE.UU. contempla es compartir con Kiev información de inteligencia y prestar «asesoramiento».

Renovados cada mes
Los ejercicios en cada uno de esos cuatro países bálticos, serán llevados a cabo por 150 soldados estadounidenses, pertenecientes a la brigada aerotransportada 173, con sede en Vicenza (Italia), que se sumarán a efectivos de esas naciones para las maniobras. El contingente se renovará mensualmente, con el propósito de alargar esa presencia durante «los próximos meses», según el Pentágono.

Washington ha anunciado también el envío al Mar Negro de la fragata Taylor, en sustitución del destructor Donald Cook. El pasado 12 de abril, el destructor tuvo aproximaciones «provocativas» de aviones rusos, según declararon entonces las autoridades estadounidenses. El puerto en el Mar Negro está en la base rumana de Mihail Kogainiceanu, plenamente operacional desde comienzos de año como estación para el repliegue desde Afganistán. Cuenta con una dotación de 400 militares, parte de las cuales integran una unidad de respuesta rápida de lnfantería de Marina, y capacidad para albergar hasta 2.000 soldados en tránsito.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, también anunció la extensión del despliegue de 200 soldados, al mando de cazas F-16 y de aviones de cargo C-130, en la base de Lask, en el centro de Polonia. Igualmente en el centro de Polonia, la base aérea de Powidz acoge a tanqueros estadounidenses KC-135, utilizados para repostar los aviones de la OTAN que realizan labores de inteligencia. En la base Siauliai de Lituania, heredada de la época soviética, Estados Unidos tiene desplegados cazas F-15, compartiendo misiones con aparatos de la OTAN de control del espacio aéreo.

Unos 40.000 rusos
Por otra parte, la Alianza estima que Rusia tiene desplegados unos 40.000 soldados junto a la frontera de Ucrania, en las regiones rusas de Rostov del Don, Voronezh, Bélgorod y Kursk. El experto militar ucraniano, Dmitri Timchuk eleva esa cifra hasta los 50.000. Según distintas informaciones de testigos presenciales se trata de unidades de élite, especialmente paracaidistas.

No obstante, de acuerdo con los datos facilitados por el ex ministro de Defensa ucraniano, Ígor Teniuj, durante las maniobras realizadas en la zona el mes pasado, llegaron a participar hasta 220.000 militares rusos. Las fuerzas del Ejército de tierra ucraniano no llegan a los 100.000 efectivos.

En cuanto al armamento ruso emplazado en las inmediaciones de la línea fronteriza ucraniana, Timchuk habla de 200 piezas de artillería, unos 700 vehículos acorzados, incluyendo tanques y blindados para transporte de personal de infantería, cerca de 230 aviones de combate y 120 helicópteros. A los 50 buques de la Flota del Mar Negro, se han unido 30 navíos más llegados desde el Báltico para turnarse en el patrullaje del mar de Azov, que baña la costa de la región de Donetsk.

El embajador de Ucrania ante la ONU, Yuri Serguéyev, advierte que los rusos tienen también las temibles rampas de lanzamiento de cohetes «Grad», utilizadas con gran éxito en Chechenia para destruir completamente su capital, Grozni, y calcula el número exacto de tanques en 200.

La tipología de los equipos es de lo más variada. Los vídeos colgados en Youtube por blogueros de Rostov del Don y Bélgorod permite aseverar que el operativo incorpora tanques T-72, blindados BTR-80, BTR 82-A, artillería autopropulsada Nona-SVK 2S23, helicópteros de combate Mi-8, Mi-24, cohetes antiaéreos S-300 y aviones de caza Su-27 y Su-30. Utilizan además todoterrenos blindados ligeros Gaz-2330 «Tigre» y camiones también dotados de blindaje Ural-4320. El Pentágono lo califica de «gran abanico de fuerzas».

ABC

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>