Published On: mié, Oct 16th, 2013

Santos continùa bajando en las encuestas

Expertos aconsejan al jefe de Estado.

-Errores de comunicación, el mayor problema.

 

-El Presidente termina relacionado con cosas que la gente rechaza

 

 

Afinar su capacidad de comunicación al hacer anuncios o presentar resultados. Acercarse a las regiones para que dejen de verlo como un presidente de la ‘élite bogotana’ y evitar las peleas y descalificaciones con la oposición, son tres de los consejos que un grupo de expertos consultados por ELTIEMPO.COM se aventuraron a darle al presidente Juan Manuel Santos para subir en las encuestas.

Si bien no parece en riesgo su triunfo si decide someter su nombre en las elecciones del próximo año, los analistas coinciden en que podría no ser un victoria holgada. Incluso, muchos aseguran que la Presidencia se definiría en segunda vuelta.

De hecho, un estudio de opinión realizado por Datexco para ‘La W’ y ‘EL TIEMPO’, publicado el pasado 26 de septiembre, muestra al jefe de Estado con el 24,6 por ciento de la intención de voto, seguido por Francisco Santos, hoy precandidato por el Centro Democrático, con el 14,4 por ciento.

Y en materia de imagen el tema es delicado. Santos logró su punto más alto de popularidad a finales de septiembre y comienzos de octubre del año pasado, cuando anunció los diálogos con las Farc. Para entonces, tenía 62,97% de imagen favorable, según Datexco. A partir de ahí, comenzó un descenso que ahora, un año después, lo tiene en 28% de imagen favorable, frente a un 68% de imagen desfavorable.

El panorama, si se miran esos números, parecería poco alentador. Sin embargo, como señala el politólogo Fernando Cepeda, Santos es experto en hacer cambios sobre la marcha y recomponer las cosas. Y así lo mostró durante las elecciones del 2010, cuando Antanas Mockus lo llegó a superar en las encuestas y parecía poner en riesgo su llegada a la Presidencia.

“En ese momento, el entonces candidato hizo un ‘cambio de juego’, como se dice en la política de Estados Unidos. Trajo a JJ Rendón, cambió el color de su campaña, pasó de ser Santos a ser Juan Manuel y vinculó a Uribe y al Partido de la U. Eso le reportó buenos resultados”, consideró Cepeda.

Así las cosas, es posible que en los próximos días haya muchas señales de cambios en la estrategia de Santos, en su lenguaje y en la forma de dirigirse a los ciudadanos. “A comienzos de octubre, por ejemplo, hizo una alocución sorpresiva, sin mediar un hecho importante o un gran anuncio. Simplemente lo hizo para presentar cifras sobre empleo y reducción de la pobreza”, destacó Fernando Giraldo, doctor en ciencias políticas de la Sorbona.

Los ‘males’

Son varios los puntos débiles del Presidente, a juicio de las voces consultadas. Pero el mayor, coincidieron, está en su capacidad de comunicación, de llegar a las personas. Su imagen, además ha sido golpeada por temas como la crisis con Nicaragua, el Paro Agrario e incluso la lentitud en el proceso de paz.

Y todos estos temas, sumados, terminan por crear un campo en el que políticamente puede ser difícil de maniobrar y por eso Santos, dice Fernando Cepeda, “termina patinando” mientras que sus contradictores logran explotar sus debilidades. “El Presidente termina relacionado con cosas que la gente rechaza, como las Farc o su cercanía con el chavismo y el presidente Nicolás Maduro”.

A eso se suman algunas declaraciones y salidas polémicas. “Dedicarle canciones a Uribe o decir que el paro agrario no existe son cosas que no se puede permitir un Presidente. La oposición puede decir lo que quiera porque no hay consecuencias, pero lo que dice el Jefe de Estado puede terminar generando inestabilidad en el país”, explica Fernando Giraldo.

Posibles soluciones

Precisamente ahí, consideró Giraldo, podría estar la clave de su recuperación en las encuestas. El Primer Mandatario, en concepto del analista, debe evitar a toda costa entrar en el terreno de la descalificación, de la crítica gratuita o de las peleas con sus opositores, en especial con el expresidente Álvaro Uribe.

“Mi principal consejo para el Presidente es que se dedique a hacer política de gestión y no de emoción. Que los demás quieran desatar histeria es normal porque quieren el poder. Pero Santos ya está en el poder y por eso tiene que hacer política de altura, de resultados. Con eso podría recupera la imagen. Es un tema de comunicación permanente y sincera con los colombianos y no de estarle contestando todo el tiempo a los opositores”, dijo.

Para Cepeda, por su parte, es el momento de retomar el cambio de juego que lo llevó a ganar las elecciones pasadas aunque, reconoce, será muy difícil. “Si en su momento, con el respaldo de un presidente que llegaba al 80% de popularidad y una exitosa gestión como Ministro de Defensa, Mockus por poco le gana, imagínese ahora, que tiene estos problemas de imagen”, considera el experto.

Sin embargo, deja claro que aún está a tiempo de enderezar las cosas. Y debe partir por reconocer cuáles son los elementos que le están causando daño y solucionarlos. “Además, no debe dejar pasar las oportunidades. Por ejemplo, si las Farc juegan a diltar, debe endurecer su discurso, presionar y forzarlas a que vean que es el Gobierno y no la guerrilla la que pone los tiempos y el manejo del proceso”, opina Cepeda.

En síntesis, el politólogo cree que el equipo de comunicaciones del Primer Mandatario debe ser cuidadoso en enviar mensajes que no puedan ser distorsionados por sus contendores. “Que se vea que es un amigo de la paz, pero no de las Farc. Que se entienda que busca buenas relaciones con los vecinos, pero que no es chavista. Es complejo, claro está. Pero con habilidad se puede lograr”.

¿Qué dicen los encuestadores?

Cesar Valderrama, director de Datexco, consideró que es importante que Santos explique mejor cuál es el modelo de país que está construyendo y hacia dónde apuntan sus políticas. Eso es algo que, según los estudios que ha hecho su firma, los colombianos no tienen claro.

“Debe haber consistencia y claridad en la comunicación que se da a diario. Eso no ha sucedido hasta ahora. En un gobierno se manejan muchos temas al mismo tiempo. Por eso, la comunicación debe enfocarse en dejar claro hacia dónde y que quiere lograr el Presidente con sus políticas. Solo así la gente se puede conectar con lo que buscan”, opinó Valderrama.

Incluso, invitó a Santos a salirse un poco del tema de la paz porque “ahí la gente ya tiene una posición definida. Es en el modelo de país donde se debe hacer el esfuerzo, dejarle claro a los colombianos qué está buscando, qué se está construyendo”.

Y en ese sentido, los analistas señalaron que Santos podría tener en su gestión cifras suficientes que le permitirían revertir la tendencia negativa, mejorar su imagen y salir victorioso en las encuestas y las elecciones. Sin embargo, consideran que si no logra que su mensaje llegue a fondo, si no mejora su capacidad de comunicarse y llegar a la gente, las cosas se le podrían complicar.

Al respecto, Carlos Lemoine, presidente del Centro Nacional de Consultoría, aconsejó que en estos dos meses, el Presidente haga énfasis en sus mensaje en que está gobernando, no buscando su reelección. También es urgente reconectarse con las regiones. “El paro agrario demostró que en las regiones hay unas necesidades que deben ser escuchadas. Hay que dejarles claro que allá también les va a llegar el progreso”, dijo Lemoine.

Y Jorge Londoño de la Cuesta, presidente de Invamer Gallup, destacó que hay tres elementos que permiten que un presidente mantenga un buen camino en materia de encuestas: “El primero es que la economía está mejorando, que el ingreso de los colombianos es mucho mejor. El segundo es la seguridad, que la gente pueda salir de paseo y a las calles sin sentir que su vida corre peligro y el tercero es que se perciba que hay un buen manejo de los recursos públicos, que haya transparencia y eficiencia”.

En resumen, como dice Cepeda: “Subir en las encuestas no se logra inaugurando puentes o dándole besos a los niños en una escuelita. Se requiere un cambio drástico y jugar de forma arriesgada”.

ELTIEMPO

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>