Published On: sáb, Ago 11th, 2018

Se acaba el extraining, por Lic. Leandro Rodríguez Linárez

Venezuela desde hace años se ha convertido en una fabrica de problemas, los que existen se agravan y surgen nuevos diariamente. El (des)gobierno no soluciona absolutamente nada, tanto se empeora la calidad de vida de que muchos creen es la intención de quienes manejan lo público, caotizar a fin que la más simple diligencia o trámite deba realizarse a través de los “caminos verdes”, en ese escenario el gobierno asume con mayor fortaleza el control sobre la vida de los venezolanos, además de mantener ocupado al pueblo para evitar piense, despierte, reaccione.

Panem et circenses, una peligrosa aplicación política en medio de un caos que se entromete con lo más delicado del ser humano: la salud y la alimentación. Ahora, cuando el panorama internacional del chavismo se complica hora tras hora, ante un Duque colombiano al parecer decidido acortar la existencia del chavismo, internamente el gobierno intenta sacar máximo provecho al supuesto atentado (aún en investigación) para intentar desviar la atención de los problemas sentidos de los venezolanos, sin embargo, esta estratagema cada vez pierde fuerza y eficiencia… la realidad asfixia, exige atención.

El gobierno arruinó, sin opción endilgar culpas a terceros, la gallina de huevos de oro, Pdvsa agoniza, al igual que todo el sistema CVG, los servicios públicos, todo lo expropiado, todo cuanto depende del gobierno, subsiste echando mano a las riquezas de la nación sumido en un furtivo oscurantismo que, incluso, puede traer problemas a sus socios (depredadores) internacionales. La aparente flexibilización cambiaria es un anhelo más que algo planificado, pues depende de la confianza que tengan los tenedores de divisas privados… sí el gobierno puede darse el tupé de alardear de algo es precisamente de los inconmensurables niveles de desconfianza e incertidumbre.

“Piensa mal y acertarás” otro proverbio aplicable a esta Venezuela ensimismada, lo único previsible es la senda catastrófica de la hiperinflación, el chavismo puede fácilmente ser etiquetado como la antieconomía, dicho sea de paso, tiene registrado su manual destructivo denominado el “Plan de la Patria” donde el país es entregado a China y a la petróleodependencia in extremis.

Nada indica el régimen pueda aguantar mucho más, cada 24 horas Venezuela cambia para peor, el gobierno aplica y reaplica mismas formulas con resultados cada vez peores, Einstein llamaba a eso locura. El país potencialmente más rico del planeta hoy sobrevive en un tercermundismo comunistoide dependiente no de su potencial sino del manejo oscurantista de sus bienes y de las remesas que envían quienes han huido del fenómeno “katrina” de la política, denominado “chavismo”.

Así, el gobierno destruyó lo único que lo mantenía en pie, Pdvsa, se autoaisló rompiendo el hilo constitucional comprometiendo gravemente su adherencia a la comunidad internacional, hoy vive entre sombras. Estas son unas líneas que sí las vuelve leer mañana, pasado mañana o en próximas semanas tendrá vigencia porque el chavismo entró en un círculo vicioso que acelera y en cada giro suelta pedazos… desapareciendo lentamente. @leandrotango

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>