Publicado el: Vie, May 10th, 2013

Se dispara la inflación en Venezuela y aumenta la escasez de productos básicos

  El desequilibrio por el que transita la economía ha comenzado a manifestarse violentamente en la velocidad con la que aumentan los precios. Las estadísticas del Banco Central desnudan que en abril la inflación registra un salto de 4,3%, el más elevado en los últimos 36 meses.

Tras este avance en los primeros cuatro meses del año la inflación acumula un alza de 12,5% que prácticamente triplica al experimentado durante el mismo período de 2012 y entierra la meta asumida por el Gobierno en el presupuesto de la Nación, que contempla inflación entre 14% y 16% para todo el año.

De hecho, en los últimos doce meses los precios registran un incremento de 29,5% que sugiere un resultado absolutamente adverso para el gabinete económico que desde hace más de dos años creó un comité para diseñar el camino hacia la “inflación de un dígito”.

La población siente el impacto en variables esenciales para la calidad de vida. El costo de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que absorbe más de la mitad del ingreso de las familias más humildes, se disparó 6,4% en abril y en los primeros cuatro meses del año acumula un alza de 16,2%.

Los alimentos que más se han encarecido son los pesqueros, que presentan un alza de 31% entre diciembre y abril, mientras que los agroindustriales aumentan 20%.

Al mismo tiempo, en apenas cuatro meses el precio del vestido y calzado se elevó 10,3%, transporte, 10,1%, salud 10,3%, equipamiento del hogar 9,4%, restaurantes y hoteles 17,2%.

Cruje el piso

La inflación es el reflejo de un malestar que proviene de un desajuste simultáneo en lo monetario, fiscal y cambiario, ingredientes que llevan al economista y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, Orlando Ochoa, a señalar que “estamos viviendo una crisis macroeconómica”.

El año pasado el Gobierno aumentó el gasto hasta el nivel más elevado de la historia inyectándole a la economía una enorme cantidad de bolívares que movieron el consumo y obligaron a catapultar las importaciones.

El nivel alcanzado por las importaciones se hizo insostenible y no quedó más alternativa que cerrar el grifo de las divisas a partir de octubre.

Al mismo tiempo el aumento del gasto creó un desajuste en la cuentas públicas que obligó a devaluar la moneda para obtener más bolívares por cada dólar.

Finalmente, una porción de los bolívares inyectados se desplazó al mercado paralelo donde el tipo de cambio bate récord y presiona al alza todos los precios no controlados.

“Hay un componente esencial en este desequilibrio y es que Pdvsa solo le está entregando al Banco Central 48% de los dólares que recibe, eso hace que Cadivi no tenga suficientes divisas para el sector privado”, dice Orlando Ochoa.

El resultado de la sequía de dólares, puesto que Cadivi tiene retrasos de hasta 200 días en las asignaciones a las empresas y el Gobierno eliminó el Sitme, es la ausencia de productos en los anaqueles.

El BCV indica que en abril el índice de escasez se ubicó en lo más alto en 64 meses al situarse en 21,3%, es decir, de cada 100 productos más de veinte presentan desabastecimiento.

En marzo la harina de trigo, aceite de maíz, mantequilla, azúcar, leche completa en polvo y otros 22 alimentos eran los más difíciles de encontrar para los consumidores.

Lo que viene

El economista José Guerra resalta que la inflación que ya sufren las familias ocurre sin que el Gobierno haya realizado ajustes en los precios controlados, algo que inevitablemente tendrá que hacer en el corto plazo para evitar que la escasez continúe en aumento.

Si bien el Gobierno ha anunciado que incrementará la entrega de dólares al sector privado para tratar de normalizar el flujo de las importaciones, José Guerra indica que “esto no va a hacer que la oferta suba de un día para otro, pasará un tiempo hasta que los productos lleguen y el aumento del salario va a entrar en escena a partir de mayo, estamos en una espiral inflacionaria”.

El índice de remuneraciones elaborado por el BCV indica que desde el tercer trimestre de 2012 el incremento de los precios viene reduciendo la capacidad de compra del salario.

Esto indica que si la inflación mantiene o acelera el ritmo actual en poco tiempo acabará con la mejora que significa el aumento recién aprobado.

El Universal Víctor Salmeron

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>