Published On: dom, Nov 24th, 2013

Se logra histórico acuerdo entre Irán y las potencias sobre programa nuclear

Rohaní afirma que las negociaciones para un acuerdo final se empezarán “de inmediato”

 

Tras una década de contencioso y más de cuatro días consecutivos de difíciles negociaciones, Irán y los países del grupo 5+1 han llegado a un primer acuerdo parcial -pero histórico- sobre el cuestionado programa nuclear de la República Islámica. Este acuerdo se alcanzó la pasada madrugada en Ginebra.

La urgencia de conseguir un alivio de las pesadas sanciones que está sufriendo persuadió a Irán a aceptar finalmente un histórico entendimiento con las seis potencias, que impone a la República Islámica muchas obligaciones y renuncias, a cambio de unas pocas concesiones, encima no definitivas. En concreto, Teherán tuvo que renunciar a casi todas sus exigencias negociales (sus “líneas rojas”), y deberá disminuir o limitar pronto gran parte de su programa nuclear, que según las autoridades iraníes es pacífico, pero de acuerdo con un informe (sin pruebas) del OIEA, el Organismo Internacional de la Energía Atómica, tiene también “posibles dimensiones militares”.

Por su parte, Irán obtuvo inicialmente un levantamiento muy limitado de las sanciones sobre sus exportaciones de petróleo y unos productos más, entre ellos los de su industria petroquímica y del automóvil. Además, este alivio será “temporal y “”reversible”. En otras palabras, podrá revocarse si Irán, en los próximos seis meses, no cumpliera con sus obligaciones.

Por su parte, el presidente de Irán, Hasán Rohaní, aseguró que está dispuesto a disipar “todas las dudas” que tiene el mundo sobre el programa nuclear iraní y afirmó que las negociaciones para un acuerdo final se empezarán “de inmediato”, informa EFE.

“El logro central es que los derechos a enriquecer en suelo iraní han sido reconocidos por las naciones. Ha sido explícitamente estipulado por este acuerdo”, comentó. “El enriquecimiento seguirá como en el pasado”.

Claves del acuerdo

Enriquecimiento de uranio

Irán podrá seguir enriqueciendo uranio a un nivel máximo del 5%. El uranio enriquecido a mayor nivel será diluido con el fin de evitar que sea usado para fabricar armas atómicas. Las existencias de uranio enriquecido a menor nivel serán convertidas de inmediato en material que dificulte su transformación en material apto para la fabricación de armas.

No serán ampliadas las plantas de enriquecimiento y no se construirán nuevas.

Reactor de ArakSe suspenderá la construcción en el reactor de Arak, que era motivo de preocupación para la comunidad internacional debido a que podría producir plutonio como producto secundario.

Se suspenderá la producción de combustible para abastecer este reactor. Tampoco se construirá una instalación capaz de reprocesar material, de modo tal que Irán no podrá separar el plutonio del combustible gastado, y por lo tanto tampoco lo podrá usar en una eventual ojiva nuclear.

InspeccionesLos inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica obtendrán permiso para acceder a sitios adicionales con el objetivo de vigilar la implementación del acuerdo.

Irán garantizará acceso diario a sus instalaciones de enriquecimiento de uranio.

Sanciones

Las seis potencias no impondrán nuevas sanciones.

Se suspenderán los embargos para los sectores de metales preciosos, fabricación de automóviles y exportaciones petroquímicas.

El grupo 5+1 también autorizará compras de petróleo iraní a pequeña escala.

Se descongelarán las cuotas de matrículas para estudiantes iraníes en el exterior.

Los seis países mejorarán el acceso de Irán a importaciones de alimentos y medicamentos.

Poco antes de las tres de hoy, la Alta Representante de la UE y coordinadora del 5+1, Catherine Ashton, anunció que los ministros de Exteriores de este grupo y su homólogo de Irán, Javad Zarif, acababan de consensuar un “plan de acción común” para una solución gradual, “completa y de largo plazo”, de la cuestión nuclear persa. Las potencias (Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania) pactaron con Irán una serie de “medidas iniciales”, es decir concesiones “mutuas”, que se deberán aplicar durante los próximos seis meses, y constituirán el “primer paso” hacia un acuerdo “final”.

Los seis y Teherán no han declarado dentro de qué fecha se plantean lograr esta solución completa, pero han asegurado que, para conseguirla, volverán a negociar “pronto”, y por ello “comparten un fuerte compromiso”. Con un acuerdo final, la República Islámica aspira al levantamiento total de las sanciones a las que está sometida en relación con su ambiguas actividades nucleares.

Por otro lado, el objetivo de este plan que propuso Irán es comprobar la naturaleza pacífica del programa atómico de la República Islámica, y garantizar que esta “no adquiera armas nucleares”, señaló el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en una rueda de prensa en Ginebra tras anunciarse el pacto con Teherán.

De realizarse este plan, se pondría fin de forma diplomática a un contencioso que todavía arriesga desembocar en un enfrentamiento militar entre Estados Unidos o Israel y la República Islámica, como dieron a entender incluso recentemente el propio Kerry y el primer ministro Benjamin Netanayhu. Sin embargo, el primero reiteró esta madrugada que, en la disputa con Irán, Estados Unidos prefiere una “solución pacífica”. “Estamos firmemente comprometidos por la diplomacia”, dijo Kerry a ese respecto. “Otros opinan que la acción militar debería ser la primera opción”, añadió el jefe de la diplomacia estadounidense, aludiendo a Israel. Según Kerry, la solución militar “sólo puede tomarse en cuenta después…”, es decir cuando se hayan agotado las opciones diplomáticas.

Rechazo de las amenazas

La hipótesis de acciones militares contra Irán ha sido rechazada esta madrugada por Zarif. “La gente tiene que dejar de amenazarnos”, dijo el jefe de la diplomacia persa en una rueda de prensa en Ginebra, al sostener que “la guerra”, además de “ilegal” sería “imprudente”.

En este primer acuerdo parcial con el 5+1, Irán asimismo tuvo que renunciar a otras de sus “líneas rojas”, incluida la afirmación explícita de su derecho a enriquecer uranio, en el ámbito de un programa nuclear pacífico. Según Zarif, este derecho es “inalienable”, e Irán solicita “respeto” a ello. “Opinamos tener razón”, dijo al respecto el ministro iraní.

Por su parte, Kerry dio a entender que, en todo caso, el eventual reconocimiento de este derecho a Teherán estaría supeditado al cumplimiento del acuerdo con el 5+1 por parte de la República Islámica, porque el programa nuclear iraní todavía está “sujeto a negociaciones y consentimento mutuo”.

Aun así, Zarif no criticó el acuerdo alcanzado esta madrugada, sino que destacó que va “hacia la solución de un problema que había ensombrecido al mundo entero”. Por razones obvias, el pacto de Ginebra fue alabado con mucho más entusiasmo por Kerry, porque “impide a Irán amenazar al mundo”. “El objetivo último -añadió el secretario de Estado estadounidense- es un acuerdo final (con Teherán) que haga el mundo más seguro”. “Hará nuestro aliado Israel más seguro”, continuó Kerry, quien calificó el pacto con Irán de “fuerte y verificable”.

En el comunicado común del 5+1 (oficialmente denominado E3/EU+3) e Irán, se asegura que el “acuerdo de hoy es un paso significativo” hacia el desarrollo de relaciones entre ellos “de una forma más constructiva”.

Mundo

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>