Published On: jue, Abr 3rd, 2014

Según analistas Maduro no podrá instaurar un sistema como en Cuba

Analistas: Maduro no podrá instaurar un sistema represivo como el cubano, no lo permitiría el pueblo

Arrinconado por el creciente descontento popular, el régimen de Nicolás Maduro ha adoptado una receta de militarización y represión que le hace parecer cada vez más como una dictadura, pero expertos sostienen que el autoritarismo de corte cubano es de difícil mantenimiento en Venezuela y que el chavismo —al insistir en instaurarlo— solo está sembrando las semillas de su propio colapso.

Analistas consultados dijeron las protestas —que desde inicios de febrero han sacudido a la nación sudamericana— están cobrando su propia dinámica y no dan muestras de que desaparecerán pese a la ola represiva emprendida por la máxima cúpula del chavismo que ha dejado un saldo de 39 muertos, más de medio millar de heridos y decenas de manifestantes torturados.

“Pero esa represión no es capaz de detener lo que ya nació en Venezuela, que es una respuesta contundente al abuso del poder”, dijo el asesor político Orlando Viera-Blanco.

“Estamos en presencia de una guerra civil de baja intensidad, la cual no tiene —por lo pronto— algún pronóstico de que cese”, sostuvo.

Por el contrario, la violencia emprendida contra las manifestaciones pacíficas solo ha servido para generar más descontento y estimular más manifestaciones contra un régimen que parece haber abandonado toda fachada democrática, agregó.

Los recientes arrestos de alcaldes popularmente electos de la oposición y la arbitraria decisión de destituir a la diputada María Corina Machado por parte del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, se suman a una larga lista de violaciones constitucionales que cimientan la imagen totalitaria del régimen.

Pero el totalitarismo de Maduro no es un fenómeno de imagen, sino un proyecto político que está en plena ejecución y que en realidad es el verdadero detonante de las manifestaciones en Venezuela, dijo el miércoles la iglesia católica venezolana.

El origen de las protestas es “la pretensión del partido oficial y autoridades de la República de implantar el llamado plan de la patria (creado por el fallecido presidente Hugo Chávez), detrás del cual se esconde la imposición de un gobierno totalitario”, declaró monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana.

“Detrás de este plan se esconde la promoción de un sistema de gobierno de corte totalitario que pone en duda su perfil democrático, las restricciones a las libertades ciudadanas, en particular la de información y opinión; las faltas de políticas públicas adecuadas para enfrentar la seguridad jurídica y ciudadana”, agregó Padrón, al leer un documento emitido el miércoles por los obispos venezolanos.

Y la mayoría de los venezolanos está de acuerdo.

Según una encuesta del Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD), firma que tradicionalmente ha brindado números favorables al oficialismo, el 55 por ciento de los habitantes del país sudamericano considera que el régimen se está convirtiendo en una dictadura y el 53.5 por ciento está a favor de pedir su renuncia y convocar a elecciones presidenciales.

La percepción de que en Venezuela se impuso una dictadura también es compartida en el exterior.

Las decisiones judiciales arbitrarias “que sumariamente condenaron a [los alcaldes] Daniel Ceballos y Enzo Scarano, así como a [la diputada María Corina] Machado son solo parte de las cada vez mayores pruebas de que Venezuela dejó de ser una democracia hace rato”, dijo el ex campeón de ajedrez, Garry Kasparov, quien ahora preside la ONG Human Rights Foundation.

“Maduro le ha seguido los pasos de su predecesor y por meses ha legislado a través de los mismos decretos ley que Pinochet y Videla utilizaron en los años setenta”, agregó Kasparov.

Diego Moya Ocampos, analista para América Latina de IHS Country Risk, no tiene dudas: “Venezuela ya es un estado policial”.

“Gradualmente se ha venido instaurando un estado policial y eso es una gran diferencia con lo que se tenía con [Hugo] Chávez, quien siempre trato de guardar las apariencias democráticas”, comentó desde Londres.

“Maduro, en cambio, ha tenido un manejo torpe de la protesta social y eso se ha reflejado en la represión y en el excesivo uso de la fuerza”, comentó.

Pero la represión no es la única razón para pensar que los valores democráticos han desaparecido de la nación petrolera.

También está la falta de separaciones de poderes en el país, el control absoluto de las cortes, que son usados como instrumentos de persecución política y la virtual inexistencia del estado de derecho, dijo Moya Ocampos.

Y lo que es muy característico de las dictaduras, más de la mitad del gabinete y de las gobernaciones del país son encabezadas por militares, agregó.

Una de las grandes similitudes entre el modelo dictatorial que está siendo aplicado en Venezuela con el régimen cubano es el papel que los militares juegan sobre la economía de la isla.

“En Venezuela, estamos viendo gradualmente, un rol cada vez más activo de sectores militares ligados al partido de gobierno, ejerciendo papeles fundamentales en la economía”, comentó Moya Ocampos.

“Por eso hemos visto una respuesta tan brutal al tema de la protesta social. Una respuesta tan brutal como la de cualquier otro régimen militar en cualquier otra parte del mundo”, agregó.

Pero las posibilidades de que Maduro logre terminar de implementar la totalidad del régimen cubano en Venezuela son bajas, explicó Guillermo Lousteau Heguy, presidente del InterAmerican Institute for Democracy, un centro de estudios dedicado a evaluar la salud de las democracias latinoamericanas.

Ya es tarde para que lo haga, sostuvo Lousteau.

“No tiene posibilidades de transformarse en Cuba porque le ha faltado la fase inicial que tuvo [Fidel] Castro que fue el de implantar el terrorismo [de Estado] desde el primer momento, que es una de las razones por las que hoy efectivamente no hay resistencia en la isla”, explicó.

“En el caso de Venezuela, hoy, por más que reprimen, es un país que tiene a la gente en la calle. Y es muy difícil que un gobierno pueda mantenerse en el poder por mucho tiempo con el grado de conflictividad que enfrenta Maduro, sin tener que aplicar niveles extraordinarios de represión y violencia que serían intolerables hoy en día ante el mundo entero”, agregó.
El Nurvo Herald/Antonio María Delgado

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>