Los diputados indígenas fueron desincorporados -por segunda vez- el pasado 15 de noviembre, acción que no fue suficiente para solucionar el desacato en el que, según el TSJ, se encuentra la Asamblea Nacional.  Por lo que especialistas consultados “ven difícil” que la cámara pueda nombrar a las autoridades electorales antes del 4 de diciembre, fecha en la vence el periodo para el que fueron electas Tania D´Amelio y Socorro Hernández.

“El comité de postulaciones ha estado trabajando, pero se mantiene la dificultad de que hasta tanto no se resuelva la situación de la Asamblea Nacional (el desacato declarado por el TSJ) no existe posibilidad de avanzar”, expone el director del Observatorio Electoral Venezolano, Luis Lander.

El experto recordó que con la desincorporación de los diputados de Amazonas, el Parlamento perdió los 112 votos que se necesita para designar a los rectores, de acuerdo con el artículo 296 de la Constitución.

El Poder Ciudadano tampoco ha propuesto a sus candidatos –aun cuando el comité le otorgó una prórroga de una semana para hacerlo-, informó el diputado integrante Américo De Grazia, y los diputados del Psuv desde un principio decidieron no participar en el comité. Esto dificulta que la bancada chavista aporte los votos que faltarían en la cámara para nombrar a los rectores.

“Sin la participación del Poder Ciudadano, no hay candidatos para reemplazar a la rectora D´Amelio”, señaló.

Frente a la omisión de este poder, el comité se ha planteado seguir adelante sin otorgar más prórrogas, lo que en opinión de Lander violaría la Constitución.

Lo mismo opina el experto en temas electorales, Jesús Castellano, quien subraya el riesgode llevar a cabo un nombramiento bajo una figura distinta a lo que establece la Constitución.

“He sido crítico de la figura de la omisión legislativa por la cual nombraron a los rectores en el año 2003 y luego a (Tibisay) Lucena, (Sandra) Oblitas y (Luis Emilio) Rondón en el 2014, por ser distinto a lo establecido en la CRBV y de la misma forma también lo sería en caso que la AN vulnerara lo consagrado en la Constitución en cuanto a la postulación por parte del Poder Ciudadano”, manifestó.

Castellanos es escéptico de que se concrete la designación. “El bloqueo del TSJ es una espada de Damocles. Soy pesimista de que se puedan nombrar a los rectores”, opinó.

El riesgo de la omisión legislativa

Si el Parlamento no designa a los rectores antes del 4 de diciembre, el máximo tribunal puede declarar omisión legislativa y designar a los nuevos rectores.

El consultor de procesos electorales, Félix Arroyo, considera que la fecha no es crucial sino el acuerdo político que debe producirse en las mesas de diálogo para destrabar la elección.

Arroyo cuestiona que el cálculo de la mayoría calificada de 2/3 partes se haga en base a los 167 diputados que fueron electos porque argumenta que el propio TSJ, al invalidar su proclamación, resta cuatro diputados a la cámara. Por lo que la cuenta debe hacerse en función de 163 integrantes, lo que le daría los votos necesarios a la oposición en el Parlamento.

“La situación está bien enredada y se pudiera desenredar con un acuerdo políticos en la mesa de diálogo. Seguramente lo que va a ocurrir es que se declare la omisión legislativa”.

En el comité de postulaciones electorales tampoco parece haber mucha claridad. El diputado Américo de Grazia opinó que los diputados de Amazonas deben ser reincorporados y se debe continuar con la designación a toda costa.

El parlamentario dejó claro que no comulga con que los diputados sean designados mediante un acuerdo en la mesa de diálogo. “Si hay un acuerdo se debe garantizar que serán escogidos los más capaces, los más confiables para el país; si no, es contrario a la Constitución“, declaró.

Fuente: Efecto Cocuyo