Publicado el: Sab, Feb 14th, 2015

Sólo en Venezuela: Makled está preso y el juez que lo condenó también

El juez 20 de Juicio de Caracas, Alí Fabricio Paredes, quien el martes fue detenido luego de condenar a 14 años y medio de cárcel al narcotraficante Walid Makled, se encuentra en estos momentos en el Palacio de Justicia de Caracas.

El funcionario está siendo presentando ante el Tribunal 33 de Control, el cual a petición del Ministerio Público lo privó de libertad, por las sospechas de que favoreció tanto al capo como a sus tres hermanos con su decisión, informaron fuentes judiciales.

Tras asegurar que en la audiencia de presentación los fiscales Desiree Socolovich y Paula Ziri Castro solicitarán que se mantenga tras las rejas a Paredes, mientras lo investigan, los confidentes indicaron que el acto podría demorarse varias horas, debido a que el juez está siendo representando por seis abogados.

Paredes corrió la misma suerte que la suspendida jueza 31 de Control de Caracas, María Lourdes Afiuni, quien luego de tomar una decisión fue enviada la cárcel; y precisamente fue Paredes quien adoptó tal decisión.

Seis. Ese es el número de abogados que representan al juez 20 de Juicio de Caracas, Alí Fabricio Paredes, quien el martes condenó a Walid Makled a 14 años y medio de cárcel por narcotráfico y horas después fue detenido bajo la sospecha de que lo favoreció.

La información la suministraron fuentes judiciales, las cuales indicaron que ayer el funcionario fue presentado ante el Tribunal 33 de Control de Caracas para ser formalmente imputado.

Aunque al cierre de esta edición el acto continuaba, situación que los confidentes atribuyeron precisamente al número de defensores que participan en el acto, los informantes aseveraron que los fiscales Desiree Socolovich y Paula Ziri Castro solicitarán que se mantenga la detención preventiva de Paredes mientras el investigan si ciertamente los hermanos Makled le pagaron algo a cambio de favorecerlos.

¿Por qué el Ministerio Público sospecha de Paredes? Porque al momento de condenar a Makled lo absolvió de tres de los delitos que los fiscales le achacaban: ocultamiento de arma de fuego, asociación para delinquir y sicariato en perjuicio del veterinario Francisco Larrazábal.

El artículo 86 de la reformada Ley contra la Corrupción establece: “El Juez que viole esta Ley o abuse de poder, en beneficio o perjuicio de un procesado, será penado con prisión de tres a seis años”.

En el supuesto de que este sea el delito por el cual termine siendo procesado el funcionario no terminaría tras las rejas, de ser condenado, porque la reforma del Código Orgánico Procesal Penal (COPP) elevó a ocho años el tope para que un condenado vaya a prisión. Sin embargo, su carrera judicial sí podría terminar, pues dicha norma también prevé: “La Dirección Ejecutiva de la Magistratura del Tribunal Supremo de Justicia, tomará las previsiones necesarias para destituirlo (al juez condenado), pudiendo permitir su reingreso a la carrera judicial, luego del transcurso de 20 años después de cumplida la pena, siempre y cuando haya observado conducta intachable durante ese tiempo”.

EL UNIVERSAL

Alí Paredes fue el juez que llevó el caso de María Lourdes Afiuni, jueza que otorgó la libertad al empresario Eligio Cedeño por presunta corrupción en el manejo de dólares regulados.

En diciembre del año 2009, Afiuni fue acusada por cargos de corrupción, cómplice de fuga, abuso de poder y conspiración, es por esto que la trasladan a la cárcel de mujeres (Instituto Nacional de Orientación Femenina INOF); sin derecho a un defensor público.

El caso de la jueza fue presentado como parte del informe anual al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 2010, por su “detención arbitraria” y “acto de represalia”.

Nueve meses después de su detención, trasladaron a la jueza al Tribunal para la audiencia oral y pública que daría inicio a su enjuiciamiento.

Alí Paredes, el juez que llevaba la causa negó el traslado de Afiuni para que recibiera atención médica por problemas de tensión e infección, luego de esto, El Consejo de Derecho de las Naciones Unidos solicitó la liberación inmediata de la implicada, a lo que Paredes hizo caso omiso.

En febrero de 2011, Paredes otorgó la medida de arresto domiciliario solicitado por el MP y la defensa de la jueza; en junio de ese mismo año Afiuni volvió al INOF, y Paredes le negó la solicitud para que utilizara las áreas comunes del recinto penitenciario.

Los jueces del Tribunal Disciplinario Judicial Alí Fabricio Paredes y Leyvis Azuaje fueron denunciados por la defensa de la magistrada por violar los derechos humanos; ambos fueron absueltos de dichos cargos.

En junio del 2013, la magistrada obtuvo la libertad condicional por parte de la jueza Marilda Ríos para tratarse los problemas de salud, luego de tres años de detención.

Este martes, 10 de febrero de 2015 se confirmó la condena impuesta por el juez 20° de Caracas, Alí Paredes para Walid Mackled , con una pena de 14 años y 6 meses de prisión.

Luego de hacer pública la sentencia, la Fiscal General Luisa Ortega Díaz informó que iba apelar la decisión tomada por el tribunal y en horas de la noche se conoció la detención por parte del Sebin al juez Paredes, al cual se le imputa por presunto “favorecimiento de procesados”.

DIARIO 2001

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>