Published On: dom, Feb 9th, 2014

Toyota paraliza su producción automotriz en Venezuela

-Debido a la falta de piezas, de acuerdo con un comunicado interno

-Maduro trata de impedir que se vayan 

“Les informamos que a partir del 13 de febrero ocurrirá una parada indefinida de producción de planta, la cual tendrá un carácter crítico”, refiere el comunicado dirigido a los trabajadores de la ensambladora en Cumaná (estado Sucre, este).

 En Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo, rige un férreo control cambiario desde 2003 y los problemas de falta de productos básicos o insumos industriales se han multiplicado en el último año, al tiempo que el país perdió un tercio de sus reservas en divisas.

“Vamos a cerrar inicialmente durante 45 días en espera que nos sean otorgadas las divisas para importar las autopartes” confirmó una fuente de la dirección de Toyota Venezuela.

El comunicado al personal señalaba que “no sólo se afectarán las actividades de producción, sino que, también las actividades administrativas de nuestra planta se reducirán a las labores imprescindibles”.

La causa de la paralización de la planta (que en 2013 produjo casi 9.500 vehículos) es el “faltante de piezas (…) Nos encontramos en una situación sumamente difícil”, informó Toyota Venezuela, una franquicia del fabricante de autos japonés.

Las empresas automotrices sólo pueden adquirir dólares a través de un complejo proceso burocrático de subastas llamado Sicad, a una tasa actual que oscila entre 11 y 12 bolívares por dólar. Las importaciones prioritarias pueden solicitar dólares a 6,30 bolívares, mientras que en el ilegal mercado paralelo la divisa estadounidense cotiza unas once veces más caro, en torno de los 70 bolívares.

Para muchos, la restricción en la adquisición de divisas es la base de los desequilibrios económicos en el país, que registró en 2013 una inflación de 56,2% y una escasez de productos de 22,2% en diciembre.

Los empresarios han denunciado en reiteradas ocasiones que el gobierno no les aprueba los dólares para importar piezas e insumos básicos o que presenta retrasos en la cancelación de deudas que, según la patronal empresarial Fedecámaras, supera los 13,000 millones de dólares entre importadores y empresas de servicios.

De acuerdo con cifras de la Cámara Automotriz Venezolana (Cavenez), en enero de 2014 la producción de vehículos en el país había caído estrepitosamente a apenas 296 vehículos, de los cuales 98% habían sido ensamblados en la planta Toyota.

En todo 2013 se produjeron en Venezuela 72,000 vehículos, cifra que marcó una caída de más de 30% respecto de 2012, cuando se habían superado las 104,000 unidades.

Maduro intenta que no se vayan

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió este sábado al ministro de Industrias, Wilmer Barrientos, contactar a los directivos regionales o mundiales de la japonesa Toyota para impedir el cese de la producción anunciada en la planta nacional.“Le ordené al ministro de Industrias que cite al jefe de la Toyota para América Latina o que venga de Japón alguien para no tener estos intermediarios, muchos señoritos, gerenticos, que están apostando todo el tiempo, cada vez que hay alguna dificultad, a lo mismo: noticia que se va la Toyota. No hay que ser muy inteligente para descubrir detrás intereses políticos, politiqueros”, declaró.En una cadena de radio y televisión en la cual trató diferentes asuntos, Maduro aludió al comunicado publicado el viernes en un diario caraqueño a través del cual la gerencia nacional de Toyota dio cuenta de que, a partir de este 13 de febrero “ocurrirá una parada indefinida de producción” de la planta, situada en el estado Sucre (este).“No solo se afectarán las actividades de producción, sino también las actividades administrativas de nuestra planta que se reducirán a labores imprescindibles”, dice el comunicado que Maduro achacó a una “desesperación incomprensible”.

La planta venezolana de la automotriz japonesa atraviesa por “problemas de suministros”, un “faltante de piezas” fruto de un reciente ajuste en el control estatal de divisas que rige en Venezuela desde hace once años, lo cual coloca a la firma japonesa “en una situación sumamente difícil”, añadió el texto de la empresa.

“Inicialmente, durante las primeras dos semanas de parada de producción, Toyota garantiza el pago del salario básico y de beneficios contractuales asociados y, en lo sucesivo, se les informará sobre las propuestas que puedan surgir para afrontar la delicada situación y garantizar la supervivencia de la empresa”, según la nota.

Maduro reaccionó hoy advirtiendo que “cuidado si (la decisión se limita a) algún gerentico de estos tecnocráticos que cree que puede alarmar” y que impide a la Toyota desarrollar planes para mejorar su capacidad productiva nacional para sustituir importaciones.

“Aquí (en Venezuela) lo tenemos todo” para la fabricación de vehículos y no solo su ensamblaje, subrayó el jefe de Estado.

La Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) informó el pasado martes que la producción de vehículos en las ensambladoras privadas venezolanas registró una caída de 84.78 % en enero de este año en comparación al mismo mes de 2013, al producir 296 unidades frente a las 1, 945 unidades el año pasado.

El presidente de Cavenez, Enrique González, dijo entonces a Efe que la drástica caída de la producción obedece al “gran nivel de deuda con proveedores internacionales” por los “atrasos en la escasa” asignación de divisas del Gobierno a los privados, en el marco del control estatal de divisas en vigor desde 2003.

EFE.  AFP

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>