Publicado el: Mar, Abr 5th, 2016

Trump tiene en la mira chantajear a México para que pague el muro

Trump International Hotel Washington, D.C Groundbreaking Ceremony
Donald Trump amenaza con bloquear las remesas para que México pague el muro
El republicano asegura que la amenaza forzaría al país vecino a dar 10.000 millones
Obama responde a Donald Trump sobre el bloqueo de las remesas
El presidente de Estados Unidos advierte de que el plan, además de “irrealizable”, tendría serias consecuencias con México
México:“Trump es un psicópata lanzador de veneno”
Desde el vecino del sur repudian al magnate y ven inviable su plan de bloquear las remesas

Donald Trump sigue convencido de que conseguirá que México pague la construcción de un muro fronterizo entre ambos países, lo que constituye una de las primeras de sus muchas polémicas promesas electorales. Y su plan, que pasa por amenazar a México con bloquear las remesas que recibe desde Estados Unidos a menos que abra su chequera, sin importarle el potencial efecto devastador que tendría en la economía del país vecino, podría funcionar en prácticamente tres días, sostiene en un documento hecho público este martes.

“Es una decisión fácil para México”, resume su idea el magnate inmobiliario devenido en candidato republicano puntero. “Se trata de hacer un pago único de entre 5.000 y 10.000 millones de dólares para asegurarse de que los 24.000 millones de dólares (en remesas) continúan llegándole año tras año”, agrega en una circular que adelantó al diario The Washington Post.

Bajo un membrete en el que figura en grandes letras su apellido-marca, Trump, y su lema, “Make America great again” (Devolverle la grandeza a América), el equipo del empresario explica que el plan se basa en proponer la reforma de una disposición de la ley antiterrorista Patriot Act, de modo que los que realicen transferencias de dinero deban presentar obligatoriamente documentación que demuestre su identidad y su estatus legal en el país.

En el “día uno” de su plan, Trump presentaría esta propuesta, que reclamaría que “ningún extranjero pueda transferir dinero fuera de Estados Unidos a menos que dicho extranjero presente un documento que certifique su estancia legal en EE UU”.

En el “día dos”, México “protestaría de inmediato”. El motivo, según Trump: buena parte de los 24.000 millones de dólares que recibe ese país cada año en remesas desde EE UU procede de “inmigrantes ilegales”. Así que si se le impide a estos, por ley, enviar el dinero, se seca ese pozo de ingresos clave para la economía mexicana.

Una vez que el impacto de la amenaza sea patente para el Gobierno mexicano, en el “día tres”, el empresario devenido ya en esos momentos, en su plan, presidente de EE UU, ofrecería a México una alternativa: si paga un monto X (no precisado, salvo que oscilaría entre los 5.000 y los 10.000 millones de dólares), “la Administración Trump no promulgaría la ley final, así que la nueva normativa no entraría en vigor” y las remesas podrían seguir fluyendo como hasta ahora.

El gran monto de las remesas que México recibe desde EE UU y la importancia que tienen para su economía “proporcionan un contrapeso sustancial para que EE UU pueda obtener de México los fondos necesarios para pagar un muro fronterizo”, señaló la campaña de Trump en un comunicado. El costo de este muro, subrayó, “no es nada comparado con los cientos de miles de millones que gastamos año tras año para proporcionar servicios y beneficios a inmigrantes ilegales”.

La idea de presionar mediante las remesas a México, que ha rechazado por activa y pasiva el plan de Trump, no es totalmente nueva. Ya la adelantó en su plan de inmigración que presentó el verano pasado tras lanzar su campaña electoral con insultos hacia los inmigrantes mexicanos. Pero es la primera vez que la explica en detalle. Al igual que entonces, otro de sus planes para forzar a que México pague ese polémico muro fronterizo es aumentar el precio de los visados para los mexicanos, especialmente en los permisos especiales a los que pueden optar los residentes cerca de la frontera para atravesarla diariamente en los dos sentidos. Y, de ser necesario, reitera, cancelar incluso los visados, ya sean de turista o para realizar algún tipo de negocio, a “gente importante para la economía mexicana” como otra vía de presión. Su premisa: México necesita mucho más a EE UU que al revés, aunque la realidad no juegue a su favor.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>