Published On: vie, Abr 26th, 2019

UN CAMBIO CON CRECIMIENTO EXPONENCIAL (PARTE UNO), por Por Rafael Peña Alvarez


Estamos apenas en los albores de una nueva revolución basada fundamentalmente en la “transformación digital”.

Las tecnologías digitales aceleradas, hoy en pleno desarrollo, están cambiando el curso de la humanidad como sucedido en el pasado con la invención de la imprenta; de la máquina de vapor; del cable de fibra óptica y Google.

Por esto me pregunto y les pregunto: qué tipo de organización habrá que crear que se adapte y aproveche la revolución tecnológica en marcha? Cómo cada uno de nosotros podrá surfear esa inmensa ola?

Pienso que muy pronto esa revolución basada en la transformación digital hasta nos permitirá entre otras cosas comprar artículos que imprimiremos desde nuestro hogar o desde nuestra oficina.

Siento que las tecnologías digitales, hoy en pleno desarrollo, van a cambiar en profundidad el curso de toda la humanidad. Debemos prepararnos para ello. Y por ejemplo, en el mundo de los negocios, a las grandes corporaciones, poco flexibles, la competencia provendrá de ideas desarrolladas por gente joven, con relativa baja inversión. Algunas nacerán en garajes, o en pequeñas oficinas. Así nació UBER, hoy valorada en más de 25000 millones de US$.

Muy seguro se inventarán soluciones que tendrán crecimiento exponencial y servirán para constituir en todos los ámbitos, nuevos negocios. Negocios que hoy no imaginamos.

Los cambios que hoy podemos observar en bio-tecnología y en robótica son realmente espectaculares. Los costos de fabricación de nuevos productos bajan rápidamente. Como ejemplo tenemos las impresoras en 3D; los sensores y los equipos para aprovechar energía solar. Y cada vez más nos estamos acostumbrando a dejar una buena parte de nuestra memoria en los teléfonos celulares y hasta en la nube.

Los llamados nano satélites, cada vez más pequeños, están invadiendo el espacio alrededor del planeta, abriéndonos un sinfín de oportunidades, y multiplicando la información a nuestro alcance. Lanzarlos al espacio hoy cuesta una mínima parte de lo que costó lanzar los primeros satélites en las décadas 60/70. La miniaturización en la electrónica es una tendencia real.

Cuando apenas hace 12 años Steve Jobs presentó el iPhone de Apple probablemente no imaginó que cambiaría radicalmente el mundo conocido, haciéndonos pasar a un mundo en el cual pensar en forma lineal no es suficiente. Hoy estamos obligados a pensar en forma exponencial. El cambio súper acelerado y hasta disruptivo nos obliga a ello. Tenemos que aprender a manejarnos en ese nuevo mundo.

Rafael Peña Alvarez

rafaelpenaalv@gmail.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>