Publicado el: Mar, Dic 8th, 2015

Una bofetada de 112 diputados no es poca cosa…

psuv-3-600-400

Por: Teófilo Santaella – www.aporrea.org

No es poca cosa, como diría el presidente Nicolás Maduro. Una bofetada de 112 diputados duele mucho. Pienso que hasta la MUD se sorprendió de los resultados. Por eso el presidente Maduro en su alocución, inmediatamente después de la intervención de la rectora Tibisay Lucena, dijo aceptó que “nos han dado una bofetada este día 6 de diciembre”. Pero el cachetón se lo acreditó a la “guerra económica”. Para nuestro presidente mientras exista la susodicha guerra, no habrá manera de que el gobierno asuma su responsabilidad, como tal, y acepte que las cosas no se han manejado con propiedad, desde un principio. Por “cosas” me refiero al aspecto económico. Un problema que heredó Maduro de su antecesor, pero que no atacar con decisión por carecer de profesionales capaces. Prefirió seguir “chamboneando” con funcionarios grises, faltos de hoja curricular… Y remember que amor con hambre no dura.

2

No es poca cosa, lo que pasó el 6D. Los votos prestados con los que se había pavoneado el PSUV volvieron a su redil. ¿Por qué? Porque no se les cumplió. Se sintieron engañados y dejaron, como dice el dicho popular, el pelero. Así funcionan los votos prestados. Votos adecos, copeyanos y de otras organizaciones políticas. Los votos prestados van y vienen, como una veleta. Le sirven, por momentos, al mejor postor. Estos votos no fueron cuidados, cultivados y protegidos. La dirigencia del PSUV pensó que con arengas, con apartamentos, carros y tabletas gratis se compran los votos de personas sin conciencia. Craso error. El “cáncer” ya había avanzado por todo el cuerpo… Había hecho metástasis desde hacía mucho tiempo, y los ojos clínicos de los Diosdados no lo habían detectado. Y así llegó el 6D. Y pasó lo que tenía que pasar.

3

No es poca cosa. 12 horas bastaron para que cayera el muro que había levantado Chávez. Un tsunami de votos acabó con todo. Fue el fin de la invencibilidad del PSUV. El chavismo despertó de un letargo, y se marchó a la cama otra vez a conciliar un sueño que nunca llegó. Imposible dormir con esa mente atrofiada. Tuvo su final, como todo en la vida. ¿Se recuperará? Muchos buenos campeones del boxeo han caído por primera vez fulminados por una derecha del contrincante, y jamás han vuelto a ser el mismo campeón. Cassus Clay, ha sido la excepción. Pero en este caso se requiere ser más que un Cassus Clay para recuperarse del cachetón y vencer de nuevo a su oponente. Para que ese milagro suceda, tal como se hace en un equipo de beisbol, tienen que cambiarse las reglas, los técnicos, coachs y, como es lógico, el manager. Tiene que realizarse una revisión a fondo a las actuaciones erradas, para extirparlas de raíz. Pero para que eso suceda, tiene que haber un deseo sincero de hacer las transformaciones necesarias y deshacerse de todo aquel “tigre de papel”.

4

No es poca cosa, lo acontecido el 6D. Una MUD herida, “acabada” y bajo un liderazgo mediocre; de pronto, por arte de magia, salió a flote, cuando estaba muy cerca de ahogarse. Pero saben qué… El mismo partido de gobierno le lanzó un salvavidas, y una vez en la orilla, se envalentonó y le metió tremenda cachetada a los chavistas. ¡Qué malvados! Ahora pretenden cobrar. Amenazan. Señalan. Brincan. Y bailan en una “pata”. Lo que es bueno para el pavo es buena para la pava, parece decir Henry Ramos Allup. Y se preparan para cobrar en la AN. Para eso cuentan con mayoría calificada. Son 112 diputados, y aspiran llegar a los 115. No se conforman los pelucones. Parecieran decir, “ahora preparen el lomo” los chavistas. Hemos vuelto de la sepultura…

5

No es poca cosa… Está en peligro el legado de Hugo Chávez Frías. Pienso que el presidente Maduro no habrá podido dormir bien desde la noche oscura… Y lo comprendo. Eso de tener sobre sus hombros el legado del Comandante Supremo no es poca cosa. Como no lo es la bofetada recibida el 6D de manos del Chuo y de Henry Ramos Allup. Eso duele mucha más. Por eso señor presidente Maduro usted tiene que darle la lectura correcta a ese hecho. Usted tiene que saber interpretar ese latigazo. No deje para mañana lo que debe hacer hoy, en función de preservar el legado, que muchos chavistas lo ven en picada. Olvídese de la requeté nombrada guerra económica. Ya el daño está hecho. Las excusas sobran. Usted tiene que actuar con decisión. Tiene que escucharse a sí mismo, y tiene que deslastrarse de tanto funcionario corrupto e ineficiente que ha mantenido a su lado. Tiene que actuar, presidente, antes que vayan por su cabeza. Usted sabe lo que tiene que hacer, mejor que cualquier escribidor de pacotilla, como yo. Pero, por favor, haga algo antes de que sea tarde. Llegó la hora de la acción. Basta de excusas. Basta de guerra económica. Basta de tanto lloriqueo. Nade, nade, nade aunque tenga la corriente en contra, pero es allí como se prueban los verdaderos líderes. Por cierto, las tres R tienen que aplicársela a los líderes del PSUV… algo malo hay allí… Muchos camaleones fungen de líderes. ¡Ojo!… “Camarón que se duerme se lo lleva la corriente”, reza el viejo dicho.

Articulo leido aproximadamente 3491 veces

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>