Publicado el: Sab, May 21st, 2016

Una tragedia humanitaria

gnb ataca
FERNANDO FACCHIN B.

La alimentación, la salud y la violencia institucional cohesionada con la violencia criminal están siendo utilizadas como arma política para la sumisión y el terror ciudadano, por lo cual tenemos, no una crisis humanitaria, sino una tragedia humanitaria. Lo que estamos viviendo no es una guerra económica, sino una guerra de Estado contra la población, así se encuentran decisiones delictivas por inconstitucionales en clara y determinante violación a la soberanía nacional, como por ejemplo amenazar, impunemente, con la desaparición de la AN.

La institucionalidad ha sido suprimida dando entrada a la Criminalidad Organizada para el terrorismo de estado que se presenta como un flagelo que corrompe los basamentos sociales, políticos y económicos del país; su objetivo es destruir lo poco que queda de país, crear desordenes públicos que permitan la impunidad de los cuerpos armados para ejecutar la represión y el genocidio con la llamada OLP “Operación de Liquidación del Pueblo”.

Ahora bien, un grupo de personas comprometidas con la realidad del país y conscientes de la necesidad de una participación activa de la sociedad civil no militante de partido, tales como las cámaras, gremios, universidades y demás instituciones democráticas, hicieron un llamamiento a la MUD con el fin de lograr la necesaria confluencia social y política para la participación activa en una plataforma unitaria que convoque y motive a la unidad, por cuanto es hora de abandonar el paradigma de competición de candidaturas y apostar por un candidato en emergencia, Venezuela, sin que hasta ahora la MUD haya hecho pronunciamiento alguno con respecto a ese clamor social.

La MUD como plataforma política que es, constituye una herramienta para aglutinar a toda la sociedad con el fin de lograr el objetivo fundamental, salir del depredador y fallido régimen imperante en el país por la vía del referéndum revocatorio.

Esa plataforma tendrá éxito en la medida que exista la voluntad política para el compromiso sociopolítico de participación masiva, para ello debemos trabajar todos juntos, sin discriminación y sin ambición personalista.

La mayoría de los venezolanos estamos de acuerdo en que no debemos tolerar más los abusos del régimen y en que la unidad conformada en el seno de la MUD es la única forma de cambiar el sistema político que nos ahoga; pero, tenemos el tiempo en contra, el margen de maniobra es estrecho y por ello no debemos desviar la atención a cuestiones distintas del revocatorio, debemos asumir la responsabilidad política y social que nos exige el país y no dejar que los enemigos de Venezuela hagan nuestro trabajo en favor de ellos; es hora de confiar en la inteligencia conjunta de los factores sociales y culturales, con distintas ideologías o sin ellas, pero todos con el mismo objetivo de llevar adelante el revocatorio, se requiere que la MUD responda los planteamiento formulados y se acuerde un plan no alineado, con exclusividad, en las organizaciones partidistas. No podemos negar que soplan vientos fuertes y favorables al cambio de régimen, pero: ¿Hacia dónde nos llevan esos vientos? La tragedia humanitaria todos los días avanza. El documento entregado a la MUD se puede leer en el blog “Observatorio Venezolano de las Autonomía”.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>