Publicado el: Dom, Dic 8th, 2013

Venezolanos de la oposición tendrán que defender cada voto

Capriles llama a los jóvenes venezolanos a defender el voto

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, pidió el sábado a sus seguidores más jóvenes sufragar el domingo en la tarde y esperar los cierres de los centros de votación para hacer “verificación ciudadana”, mientras que a los “adultos mayores” les solicitó salir a votar “desde el inicio del proceso”.

“JÓVENES Mañana VOTAN a partir 2:00 pm (18.30 GMT) ‘Operación Avalancha’ y luego esperan cierres de Centros-verificación ciudadana!”, dijo Capriles en su cuenta de Twitter que ha usado para llamar a la participación en los comicios municipales que se realizarán el domingo.

En otro mensaje escribió: “ADULTOS MAYORES votar desde el inicio del proceso, a partir de las 6 am (10.30 GMT)” y además indicó que es necesario tener votantes en los centros de votación durante las 12 horas que dura el proceso.

“SOLO #1dia para el #8D Por una Venezuela donde podamos trabajar TOD@S UNIDOS por el Progreso #YoSIvotoel8D”, escribió el también gobernador del céntrico estado Miranda, al que pertenecen cuatro de los cinco municipios caraqueños, que en la actualidad están dirigidos por la oposición.

Los venezolanos irán el domingo a las urnas para elegir a sus autoridades municipales, en unos comicios considerados como la primera prueba política para Nicolás Maduro desde que ganó la presidencia en abril por estrecho margen tras la muerte de Hugo Chávez. Las elecciones son también vistas como un reto al liderazgo de Capriles, el ex candidato presidencial y abanderado de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), quien ha promovido la opción electoral como la mejor manera de sacar al “chavismo” del poder en Venezuela.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció en un comunicado que el protocolo para la instalación de las 39,427 mesas electorales, todas ellas automatizadas, dispuestas en 13,651 centros de votación en los 23 estados y el Distrito Capital “se ha cumplido rigurosamente” para que 19.06 millones de electores registrados voten el domingo, desde las 6 am (1030GMT) a las 6 pm (22.30GMT).

Las autoridades militares venezolanas aseguraron que en el país reina un ambiente de calma.

El presidente Maduro advirtió a sus adversarios sobre los riesgos de escenificar protestas violentas si son derrotados. Ambos bandos políticos se comprometieron a observar de cerca la votación. Unos 120,000 militares están a cargo de la seguridad y la logística en el proceso, además de unos 43,000 milicianos que apoyarán las labores de custodia de los centros de votación y patrullaje.

“Quien ganó que salga a celebrar en paz, el que perdió, respeto al que ganó. Si alguien tiene algún tipo de reclamo de cualquier tipo que lo haga, el CNE tiene la capacidad para procesarlo; (pero) quien pretenda vulnerar la paz del país… se verá directamente la cara con la Fiscalía, con el Tribunal Supremo… sea quien sea… tenga el cargo que tenga”, dijo Maduro en la víspera en una alocución.

“Yo haré cumplir la ley y le garantizaré paz a todos los venezolanos”, agregó.

UN SISTEMA ‘PERFECTO’

La presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), Tibisay Lucena, dijo que los comicios municipales son los más complicados desde el punto de vista técnico por la cantidad de cargos a elegir.

“Desde el punto de vista técnico… la elección más complicada es esta, el 8 de diciembre, por la cantidad de cargos a elegir, por el proceso de postulaciones”, dijo Lucena durante una entrevista que ofreció al canal estatal VTV.

Asimismo, comentó que desde el punto de vista político, y como presidenta del CNE, ha vivido “dos momentos extremadamente difíciles” como fueron el referéndum de 2007 y las elecciones presidenciales del 14 de abril pasado porque “no hay peor pesadilla para una autoridad electoral que los resultados estrechos”.

En 2007 el entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez, fallecido en marzo pasado, perdió un referéndum de reforma constitucional que incluía su reelección ilimitada, con un 50.7 por ciento de votos en contra.

El 14 de abril pasado el CNE anunció el triunfo del hoy presidente, Nicolás Maduro, por un estrecho margen de 223,599 votos, con más de 15 millones de sufragios escrutados, resultados que fueron impugnados por la oposición.

Sin embargo, Lucena señaló que “afortunadamente” el sistema electoral de Venezuela es automatizado, lo que da “una gran seguridad”, y resaltó que “funciona perfecto” porque está “blindado”.

LUCHA ENCARNIZADA

Aunque no son elecciones para presidente, en una nación sudamericana amargamente dividida por la política cada elección se convierte en una lucha encarnizada por el poder, particularmente después que Maduro se alzó con el triunfo con 7.5 millones de votos frente al opositor Henrique Capriles con 7.3 millones, una diferencia de 1.49 por ciento. El opositor no reconoce el resultando y alega que el oficialismo se “robó” las elecciones.

La oposición aspira a fortalecerse en las elecciones de alcaldes y eso pasa por retener las 56 alcaldías conquistadas en el 2008, la mayoría de ellas en los estados grandes y en la alcaldía metropolitana de Caracas.

El oficialismo, por su parte, espera mantener su control abrumador de los gobiernos locales y arrebatarle a sus adversarios alcaldías como la de Maracaibo, la segunda ciudad más poblada del país, y ganar espacios en Chacao, Sucre, Baruta y El Hatillo, cuatro de los cinco municipios de la capital venezolana que tienen un alto valor estratégico en la lucha por el poder político en Venezuela.

Maduro, que tiene una Asamblea nacional dominada por sus partidarios y un Tribunal Supremo integrado por magistrados vinculados al oficialismo, no ha desperdiciado ninguna oportunidad para promover a sus candidatos en un intento de marcar su influencia en las alcaldías en esta nación de 28.9 millones de habitantes.

A diferencia de sus pares opositores, los candidatos del partido oficialista han disfrutado de una abundante cobertura de los medios de comunicación estatales y un aumento del gasto del gobierno nacional en obras públicas, que incluyen la pavimentación de carreteras, entrega de viviendas y otros proyectos de obras públicas, que han servido de escenario para promover a los aspirantes a cargos electivos.

Un revés podría forzar a Maduro a lidiar con la hostilidad a nivel local de opositores con renovada influencia nacional, mientras una victoria de sus aliados le ayudaría a sentar las bases para extender su proyecto político socialista.

Maduro, acosado por una inflación acumulada de 54.3 por ciento en los últimos 12 meses y la escasez de decenas de artículos en las últimas semanas, optó por seguir la fórmula de su predecesor que incluye mayores controles sobre la agobiada economía venezolana, sometida desde hace una década a severas restricciones como el control de precios y de divisas.

Los venezolanos elegirán a 335 alcaldes, 2,435 ediles, 69 representantes indígenas municipales, dos alcaldes metropolitanos y 20 concejales a cabildos distritales.

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>