Publicado el: Mar, Sep 27th, 2016

Venezuela busca frenar resolución de la ONU por situación humanitaria

delcy rodriguez (600 x 400)
El alto Comisionado de los Derechos Humanos el jordano Zeid Raad al Hussein, acusó la semana pasada al Gobierno venezolano de impedirle verificar la situación del país

El Gobierno de Venezuela moviliza a su cuerpo diplomático para evitar que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU apruebe, este miércoles 28, una resolución que un futuro obligaría al país a abrir sus puertas a la supervisión de diversas actividades, lo que dejaría al descubierto graves problemas internos. La información se desprende de documentos oficiales en los que se refleja la preocupación del gobierno de Nicolás Maduro.

En el marco de la 33° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra (Suiza), y del que Venezuela forma parte, un grupo de los 47 países que la integran, trabajan en una resolución que de ser aprobada en votación mañana o el jueves allana el camino para que se establezcan mecanismos de monitoreo en Venezuela de algunos órganos especializados de la ONU o de la Oficina del Alto Comisionado para Derechos Humanos sobre temas como política nacional, alimentación o salud.

Esta situación tiene alarmado al Gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro que a través del Ministerio de Relaciones Exteriores ha ordenado, a sus embajadas en todo el mundo, presionar para que los países donde están acreditados voten en contra de la resolución y frenar así lo que define como una “declaración imperialista”.

“Nuestro país se encuentra bajo grave amenaza de ataque por parte de Estados Unidos, que se ha valido del concurso del indigno Gobierno de Paraguay, para promover una declaración conjunta en contra de Venezuela” que daría paso a la supervisión en un futuro cercano, dice un comunicado de carácter confidencial del Despacho del Viceministro para Europa, dirigido por Samuel Moncada, y que fue enviado a misiones diplomáticas venezolanas.

El Gobierno reconoce que la resolución en el Consejo “podría lograr el apoyo de un número aproximado de 40 países, la mayoría de la Unión Europea”, expone el texto. Sin embargo, muchas naciones europeas trataron que la resolución se sumara en bloque a la declaración conjunta, pero algunos gobiernos se rehusaron, “entre ellos España y Portugal”, agrega la misiva a la que accedió este diario.

Alemania, República Checa y Georgia son algunos de los países europeos que se pronunciaron en contra de Venezuela en este 33° período de sesiones de Consejo, aunque ya en anteriores oportunidades lo hicieron Bélgica, Suiza, Reino Unido y Noruega, dice el fax.

El alto Comisionado de los Derechos Humanos el jordano Zeid Raad al Hussein, acusó la semana pasada al Gobierno venezolano de impedirle verificar la situación del país al negarle el visado de entrada, y denunciaba “sus preocupaciones agudas con respecto a acusaciones de represión… el hambre más extendida y fuerte deterioro de la salud” en Venezuela.

En la carta el Gobierno desestima “la supuesta crisis humanitaria en Venezuela” y llama a activar una “contraofensiva bolivariana” que apunta a que se persuada a los países del Consejo “a que respalden una declaración conjunta en apoyo a Venezuela” que se dará a conocer mañana miércoles y que neutralizaría la propuesta.

El Consejo de Derechos Humanos es un órgano intergubernamental del sistema de Naciones Unidas compuesto por 47 Estados, responsable de la promoción y protección de todos los derechos humanos en el mundo. No obstante, está integrado por países de dudosa reputación en esta materia como Cuba, Irán, Zimbabue, China y Siria.

Detrás de la declaración en apoyo a Venezuela está Cuba, cuya misión ha circulado el texto en nombre de los países del ALBA, con el apoyo de Egipto, para lograr así que no prospere la otra declaración.

Hasta la semana pasada, 22 países se habían sumado a la propuesta de declaración a favor de Caracas, entre ellos China, Rusia, India, Paquistán, Egipto, Ecuador, Palestina, Zimbabue, Belarús, Angola y Nicaragua.

De prosperar la propuesta contra Venezuela se abriría un camino para verificar las denuncias de la oposición sobre la crisis humanitaria que atraviesa el país por la escasez de alimentos, medicina, la muerte de neonatos en los hospitales públicos, además de la persecución política, uno de los aspectos que más inquieta sobre el gobierno de Maduro, y que la ONU critica.

Venezuela presentó la semana pasada su situación ante el Consejo de Derechos Humanos en el que la directora del Despacho de Defensa Pública, así como otros funcionarios, destacó los avances en materia judicial, eludiendo espinosos temas como los arrestos a figuras de la oposición y persecución política que ha sido denunciado en organismos internacionales.

diariolasamericas.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>