Published On: sáb, Abr 19th, 2014

Venezuela ora en la calle y espera la salida de Maduro

-Venezuela ora en la calle
-Los estudiantes han estado repartiendo volantes en torno a los templos donde exponen las razones de peso por las cuales hay que salir de Nicolás Maduro al mando.
Por: Manuel Corao*
Esta semana que finaliza de simbolismo religioso coincide con la fecha del 19 de abril, la cual se encuentra en los anales de la historia libertadora de Venezuela como el primer grito de independencia de la Corona española en 1810. La Junta Patriótica reunida en Caracas para esa fecha junto a los parroquianos rechaza al gobierno de José Emparan en la Capitanía General de Venezuela. Bajo la premisa, en defensa de los derechos monárquicos de Fernando VII, los independentistas avanzaron hacia el logro político de la autonomía plena mediante formal declaración un año más tarde.
Aun cuando nos encontramos en la temporada de Semana Santa, era de devoción cristiana, no es menos cierto que los factores en conflicto de calle en Venezuela no están solo orando previo los procesos de ayuno, según la tradición. Han tomado un estratégico descanso en la lucha frontal pública para fijar posiciones los estudiantes en torno al diálogo que se lleva adelante con un sector representativo de los partidos políticos en la Mesa de la Unidad Democrática, otrora única representante de la sociedad civil La Coordinadora Democrática.
Han rechazado enérgicamente el encuentro y como principales actores niegan sentarse a conversar con Nicolás Maduro luego de la solicitud formulada por los cancilleres de UNASUR.
    Muy beligerantes se observan los jóvenes en este momento cuando está en la mira el llamado a participar en templos e iglesias del país en las conmemoraciones santas.
Desde el Miércoles Santo con las festividades del Nazareno de San Pablo, pasando por el jueves en la festividad del Vía Crucis y las siete palabras el viernes para finalizar el domingo de resurrección con la quema de Judas, han estado repartiendo volantes en torno a los templos donde exponen las razones de peso por las cuales hay que salir de Nicolás Maduro al mando.
Presentan interesantes análisis de la situación venezolana, así como al igual recuerdan los caídos en manos de los esbirros cubanos, Iraníes, sirios, miembros de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela y agentes de la policía secreta del país, vidas ejecutadas con armas letales.
De igual manera muestran los heridos y torturados durante las protestas pacíficas tornadas violentas por el gobierno al no lograr callarlas. Los detenidos en cárceles venezolanas bajo la acusación de infundados delitos tienen igual atención por parte de las juventudes en las reminiscencias. La vigilia ante la ONU continúa durante estos días como también el poder muestra su más dañado lado al realizar incursiones selectivas entre los tranquilos moradores eventuales.
La jefatura ante el terrible deterioro de su gestión administrativa y la bajísima popularidad reflejada en los estudios de opinión por las empresas en diversos renglones, acude al apéndice de regalías UNASUR. Maduro Moros urge tratar de paliar la crisis de gobernabilidad que le afecta luego que a nivel nacional e internacional su gobierno pierde la condición de régimen democrático por los principales poderes ejecutivos y parlamentos del mundo respetuosos de los derechos humanos.
Luego de la declaración en su contra por mayoría aplastante en el Parlamento Europeo gracias a la labor continental desplegada por el ente colegiado Venezolanos-Europeos, Veneuropa, Maduro está apremiado de tiempo para sobrevivir políticamente ante la arremetida de la sociedad civil liderados por Leopoldo López desde el sitio de reclusión.
Para ello lograr necesita embadurnarse de un ser pluralista para que no lo sigan catalogando como déspota producto de su nefasto proceder. Él requiere solventar sus diferencias internas de su alicaído liderazgo en la Fuerza Armada Nacional, como también conseguir dinero aunque sea a intereses leoninos que le permitan adquirir artefactos antimotines de superior capacidad en fuego que las vendidas por los españoles a Hugo Chávez.
Sin duda el gobierno ha salido muy mal en sus intervenciones aunque abusivamente ocupa los mejores horarios para la jornada y logra ante los venezolanos y el mundo mostrarse en monólogo conocido como un mandatario practicante de la diatriba coloquial como método para gobernarlos a todos. Mucho pueden ufanarse los seguidores de la Mesa de la Unidad Democrática sobre la capacidad para disertar de algunos, como la condición de “buenos gallos” de otros.
No deben engañarse, el incompetente gigantón está ganando la propuesta del diálogo mas no el debate. Sus adversarios se conforman con el frescor del discurso acertado de los oponentes y observan es un logro, más no muestran palmares alguno. Las peroratas son canto ejemplarizante; la verdad está en las veredas, aceras, avenidas, barrios, supermercados y bodegas. Para el pueblo hasta ahora nada hay; lo mucho o poco ha sido para el nombrado ilegítimo primer magistrado por sus detractores. En institucional conversación no está la solución a la crisis de libertad, gobierno y comida; hay que confrontar el sometimiento asesino en el mundo y en la calle también. Cuando el mandador logre sus metas dará al traste con el jaleo para continuar la férrea dictadura que acogota a los venezolanos.
Hartos están de creer en la reconducción y respeto por la Constitución Nacional que pisotea el irresponsable a diario. Basta de falsos profetas. En la quema de Judas, costumbre criolla, los venezolanos saben quiénes representan sus males.
*Periodista venezolano.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>