Publicado el: Sab, Jul 22nd, 2017

Venezuela: Sanciones anunciadas por Trump desencadenarían en un default y crisis en mercado interno de gasolina

Sanciones de EEUU agravarían crisis en el mercado interno de gasolina

La aplicación de sanciones anunciadas por Trump a Venezuela podrían desencadenar en un default y la contracción de las importaciones, y el país caribeño es altamente dependiente de las compras de componentes que hace a EEUU para los derivados.

Las advertencias de las sanciones que EEUU impondría al Gobierno de Venezuela, en caso de que Nicolás Maduro insista en llevar adelante la Asamblea Nacional Constituyente, llegan en un momento en el que la nación sudamericana depende enormemente de su relación comercial con el país del norte.

Y no es precisamente por las importaciones de gasolina que Venezuela ha hecho, sino por las compras a EEUU de los componentes para adecuar el combustible que se consume en el país caribeño.

Por otra parte, y no menos importante, a las ya depauperadas cuentas fiscales de Venezuela se sumaría un déficit de caja de PDVSA, que afectaría las importaciones, que experimentan una fuerte contracción sin esa caída que empeoraría la falta de liquidez.

Henkel García, analista económico y director de la firma Econométrica, no descarta que Venezuela entre en default de concretarse estas medidas.

Aunque es de los que cree que el Gobierno de Trump primero agotará la aplicación de sanciones personales a los funcionarios chavistas, García explica que si Estados Unidos deja de comprarle petróleo a PDVSA, el flujo de caja de la petrolera estatal se afectará de tal manera que obligaría al Gobierno a dejar de cancelar la deuda externa y caería en default.

Un socio importante

Para el segundo semestre del año, PDVSA y la República deben cancelar 3.300 millones de dólares de deuda. De ese monto, el mayor porcentaje corresponde a la petrolera estatal.

Las cuentas del Gobierno están tan comprometidas que ya se han corrido rumores acerca de una posible reestructuración de esa deuda, según estiman algunos analistas.

Sin embargo, aunque se pensaba que Venezuela y PDVSA no podrían hacerle frente a sus compromisos, en abril pagaron 2.900 millones de dólares.

Las amenazas llegan en un momento en que las exportaciones del país caribeño se han estado recuperando y Venezuela ocupa el tercer lugar, por debajo de Arabia Saudita y Canadá, como proveedor de crudo a las refinerías norteamericanas.

Según cifras de USA Trade Census Bureau, difundidas por la Cámara Venezolano Americana de Comercio (VenAmCham), entre enero y marzo de este año las ventas de PDVSA a EEUU ascendieron a 3.400 millones de dólares, un aumento de 88,91% respecto al mismo período de 2016, cuando totalizaron 1.800 millones de dólares.

Venezuela exporta diariamente 764.000 barriles a EEUU, según cifras del brazo estadístico del departamento de Energía (EIA).

“EEUU, junto con la India, son los únicos de los grandes clientes del petróleo venezolano que pagan en efectivo”, señaló Jorge Piñón, de la Universidad de Texas, dijo a la BBC.

“Los 400.000 barriles diarios enviados a China son pagados por préstamos ya recibidos”, agrega.

Componentes para la gasolina

En cuanto al tema de la gasolina en el mercado interno venezolano, fuentes petroleras explicaron que Venezuela es altamente dependiente de las compras de componentes que hace a EEUU.

Es bien conocida la situación de las refinerías venezolanas y de los mejoradores, así como las dificultades para la producción de combustible.

Al cierre de 2016 las importaciones de gasolina y otros productos derivados del petróleo desde Estados Unidos promediaron de 92.000 barriles por día, según la Energy Information Administration (EIA).

Después de México, Venezuela es el segundo mayor cliente mundial de Estados Unidos, en cuanto a compra e importación de gasolinas, reseñó la prensa local.

Venezuela normalmente importa componentes puntuales como oxigenantes para mezclar con derivados terminados.

Fuentes de la industria precisaron que el país importa de EEUU natural gasoil, gasolina virgen y jet full, además de nafta catalítica y Domestic Suite Crude, este último para mezclarlo con el crudo pesado de la faja (por problemas con los mejoradores) y poder colocar en los mercados internacionales.

Explican las fuentes que sin los componentes que llegan de EEUU, Venezuela no podría producir combustible para el mercado interno y que sustituir a Estados Unidos como proveedor de estos componentes tomará tiempo.

De hecho, en el primer trimestre del año las importaciones petroleras venezolanas sumaron 2 millardos de dólares y fueron 65 % de las compras públicas totales, según cifra de la firma privada Ecoanalítica.

Efecto directo sobre la gente

Crónica Uno reseñó que en el primer cuatrimestre de este año, las importaciones totalizaron 3 mil millones de dólares, cifra equivalente a 30% menos que en igual lapso de 2016.

En caso de concretarse las amenazas de Trump habría un contracción mayor en los próximos meses, lo que profundizaría aún más la escasez que afecta a la población.

David Smilde, especialista sobre Venezuela en la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, Louisiana, señaló a la prensa venezolana que “es posible que el gobierno venezolano se vea fortalecido por las sanciones de Estados Unidos. No hay manera de aplicar sanciones económicas en Venezuela ahora sin hacer la situación humanitaria mucho peor. La gente morirá de hambre”.

En este sentido, Henkel García prevé que la situación de escasez empeorará, debido a la previsible caída de las importaciones, afectando a un sector más amplio de la población.

Cifras publicadas por la firma Econométrica en sus redes sociales indican que la escasez de alimentos y bebidas no alcohólicas subió en mayo hasta 72,8%.

Si bien Venezuela puede conseguir nuevos clientes para sus exportaciones, eso toma tiempo, lo que afectará las cuentas del país en el corto y mediano plazo.

Fuente: Diario Las Américas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>